Palacio Imperial de Kioto

Ubicado a solo diez minutos a pie del castillo de Nijo, el Palacio Imperial de Kioto fue la residencia oficial de la familia imperial desde 1331 hasta 1868.

¿Qué verás en el recorrido por el Palacio Imperial?

La entrada a los edificios no está permitida, por lo que solo podrás observar desde el exterior los maravillosos pabellones y los jardines. Aunque no se pueden entrar en las estancias, parte de los interiores se ven desde afuera, con lo que se pueden apreciar algunos detalles decorativos.

Tanto los edificios como los jardines se encuentran en perfecto estado de conservación y limpieza. Todo el paseo es una delicia para los sentidos y en el ambiente se respira un aire de calma y serenidad muy agradable. Es una visita sumamente recomendable para poder admirar la esencia del espíritu nipón en cuanto al cuidado y el respeto por las tradiciones.

El paseo es tranquilo y el lugar muy amigable con los viajeros: hay un centro de descanso para los visitantes, WiFi gratuito y dispensadores de bebidas.

¿Cómo visitar el Palacio Imperial?

Hasta hace un tiempo era necesario hacer una reserva con anticipación para ingresar al Palacio, sin embargo, ahora es posible realizar la visita presentándose a sus puertas directamente. Hay visitas guiadas a las 09:30 y a las 13:00. Las indicaciones son solo en japonés, pero puedes usar el folleto (en español) que te entregan en la entrada o descargar una app (con audioguía disponible en inglés y otros idiomas).

Fuera de ese horario es posible recorrer el recinto siguiendo una ruta circular definida.

Jardines Palacio Imperial

Horario: 

Septiembre y marzo: de 09:00 a 16:30 (última entrada a las 15:50).

Octubre a febrero: de 09:00 a 16:00 (última entrada a las 15:20).

Abril a agosto: de 09:00 a 17:00 (última entrada a las 16:20).

Precio: 

Gratis

Dirección: 

3 Kyōtogyoen, Kamigyō-ku, Kyōto-shi

Cómo llegar: 

Autobús: 10, 93, 202, 204.
Metro: estación Imadegawa de la línea Krasuma.