Arashiyama

Arashiyama es un encantador lugar al oeste de Kioto. Es reconocido por su precioso bosque de bambú, pero tiene también muchos otros atractivos. Aquí te presentamos algunos de ellos.

Bosque de bambú

El bosque de bambú es uno de los lugares más visitados de Arashiyama. Es un lugar de acceso gratuito con caminos rodeados de altas cañas de bambú. Lo más recomendable para disfrutar la paz y tranquilidad del lugar es llegar bien temprano por la mañana, antes de que lleguen las grandes oleadas de visitantes. En la entrada al parque encontrarás lugares donde tomar algo. Pasando el bosque llegas a una zona donde puedes visitar distintos templos. Entre ellos destaca el Tenryū-ji, cuyos jardines se confunden con el bosque.

Templo Tenryū-ji

El templo Tenryū-ji es el templo principal de la escuela Rinzai y el más importante de la zona. Lo más bello del lugar son los jardines, repletos de arces y cerezos. Su enorme estanque refleja la silueta de los árboles y las grandes rocas que lo circundan creando un maravilloso efecto. Las colinas de Arashiyama son el telón de fondo perfecto que completa el magnífico escenario.

Santuario Nonomiya

El santuario Nonomiya es el lugar donde las sacerdotisas y princesas imperiales solteras pasaban un tiempo para purificarse antes de ingresar al Gran Santuario Ise. El santuario no destaca por tener un impresionante edificio, sino por la abundancia de encantadores detalles, como pequeños toriis y figuras de divinidades. El jardín impacta con su acolchonado tapizado de verde musgo y los pequeños puentes que cruzan sobre ríos de grava.

Bosque bambú - Arashiyama