35 cosas que ver y hacer en Budapest

Para conocer una ciudad a fondo tienes que vivir algunas de sus experiencias más típicas y originales. Aquí te revelamos las 35 cosas que debes ver y hacer en Budapest para entender su verdadera personalidad. Encontrarás consejos para aprovechar los 10 imprescindibles al máximo y recomendaciones para descubrir sus secretos mejor guardados.. ¡Toma nota y prepárate para sumergirte en la perla del Danubio!

1. Conocer el Parlamento de Budapest por dentro. No alcanza con solo disfrutar su magnífico exterior, también tienes que descubrir el increíble interior decorado con detalles de mármol y oro. Además, podrás ver las joyas de la coronación de Hungría. Si no quieres perderte ningún detalle, haz la visita junto a un guía especializado.

Parlamento de Budapest

2. Descubrir los edificios neorrenacentistas de la avenida Andrássy. Comienza en la plaza Erzsébet tér y llega hasta la plaza Oktogon. En el medio podrás ver el edificio de la Ópera y el palacio Drechsler entre otros de fascinante arquitectura. Si la caminata de un kilómetro y medio se te hace larga, siéntate Művész Kávéház, frente a la Ópera, un tradicional café inaugurado en 1898.

3. Perderte en el laberinto del Castillo de Buda. Es un sistema de cuevas, sótanos y hasta manantiales formados de manera natural. Si vas después de las 18:00 h puedes recorrer el tramo abierto al público con una lámpara de aceite en la mano. ¡Solo para valientes!

4. Subir al Bastión de los Pescadores para hacer la mejor fotografía panorámica de la ciudad. Hazlo de día y de noche, no te arrepentirás. Si quieres recorrerlo junto a otros imprescindibles en compañía de un guía, este tour es una buena opción.

5. Ver la ciudad desde el agua. El imprescindible crucero por el Danubio no puede faltar en tu itinerario. Es una de las mejores excursiones para hacer en Budapest y viene en todas las versiones que te imagines: de día, de noche, con música, con parada en la isla Margarita… escoge el plan perfecto para ti, ¡pero no te lo pierdas!

6. Probar el mejor langosh de la ciudad en Retró Lángos. El langosh es plato típico muy sencillo, elaborado a base de harina y levadura. Puede comerse solo o con algún ingrediente por encima, como queso, crema y cebolla. En Retró Lángos, en la estación de metro Arany Janos,  preparan una deliciosa versión para llevar y a un excelente precio.

Langosh

7. Relajarte en uno de sus balnearios de aguas termales. Si te apasiona el agua, puedes dedicarle todo el día. Si con la visita de rigor es suficiente, en Széchenyi puedes hacerla incluso de noche, porque cierran a las 22:00 h. Nada mejor que terminar un día de paseo en un relajante baño termal.

8. Ver un espectáculo en la Ópera de Budapest. Y si lo visitas durante el invierno, cuando no hay función, reserva una visita guiada. No puedes perderte sus interiores por nada del mundo.

9. Acercarse a la plaza Vörosmarty. Es el corazón de la ciudad. Siempre está repleta de gente y suele ser sede de eventos y festivales. En Navidad alberga un precioso mercadillo.

10. Probar un plato con paprika. Es el condimento por excelencia de la cocina húngara. Descubre su sabor dulce y picante al mismo tiempo.

11. Cruzar el Puente de las Cadenas de día y fotografiarlo con el Castillo de Buda encendido a sus espaldas de noche.

Puente de las cadenas - Budapest

12. Conocer el folklore húngaro. Una cena con espectáculo es la opción perfecta para conocer las tradiciones musicales de Hungría y los bailes zíngaros. No te lo pierdas, ¡es una experiencia de lo más emocionante!

13. Encontrar el alojamiento ideal. Si quieres estar cerca de todo y no te importa gastar un poco más, el mejor lugar es en Pest, en el centro peatonal. Si buscas algo low cost, lo encontrarás fuera del distrito I de Buda o el V de Pest.

14. Visitar la iglesia de Matías. Para conocer su arquitectura y, si es posible, disfrutar un concierto de música clásica. Gracias a su increíble acústica la experiencia te pone los pelos de punta.

15. Tener las mejores vistas de la ciudad desde la torre de la Basílica de San Esteban, uno de los edificios más altos de la ciudad. (Puedes subir en ascensor, relájate).

16. Pasear por Váci Utca y disfrutar su ambiente. Tiendas de recuerdos, ropa, restaurantes, hoteles… ¡todo se encuentra en Váci Utca! Puedes caminarla de punta a punta,  en los dos extremos encontrarás cosas interesantes para ver y hacer: la plaza Vörösmarty ter y el Mercado Central.

Váci Utca - Budapest

17. Tomar una cerveza en los ruin bars, los bares con más ambientes de Budapest. Que su nombre no te engañe: no tienen nada de ruinoso. Son bares que se instalaron en edificios abandonados y los transformaron por completo. En el barrio judío se concentran varios de los mejores. Nuestro favorito es Kőleves Kert, que tiene un bonito patio con plantas y ofrece platos orgánicos.

18. Probar las delicias de la pastelería Gerbaud. Cuando veas la fachada, quedarás impresionado. Al entrar, el asombro será aún mayor. Y cuando pruebes sus delicias, te sentirás en el paraíso. Los precios son un tanto elevados, pero vale la pena darse un gusto de estos en la vida. Si eres amante de la historia, querrás pedir una porción de la Dobos Torta, la favorita de Sissi Emperatriz.

19. Descubrir los imprescindibles de la ciudad de la manera más cómoda. El autobús turístico de la ciudad es un gran aliado para llegar a los principales puntos de interés de Budapest de manera cómoda. Si reservas los billetes aquí, incluyen también un paseo en barco por el Danubio.

20. Conocer el barrio judío y la sinagoga de Budapest, la más grande de Europa y la segunda más grande del mundo. Para profundizar en la historia de los judíos en Budapest y conocer más sobre su cultura, es muy recomendable hacer una visita guiada junto a un guía experto.

21. Entrar en la Galería Nacional Húngara y/o en el Museo de Historia de Budapest. Ambos están dentro del Castillo de Buda y son sumamente recomendables. Escoge tu visita de acuerdo a tus gustos y tiempo disponible en el itinerario. En el Museo de Historia lo más recomendable es el subsuelo, donde podrás ver pasillos y salas reconstruidos después de la Segunda Guerra Mundial.

22. Comprar pasteles en Ruszwurm, que los elabora desde 1827 y es la pastelería más antigua de Budapest. Por su ubicación es el lugar perfecto para combinar con la visita al laberinto del Castillo de Buda.

23. Conocer el Mercado Central. Sí, está lleno de turistas, pero aun así no puedes perdértelo. El ambiente, la arquitectura, los productos… ¡todo, todo enamora! En el primer nivel hallarás textiles y bordados húngaros que son un verdadero sueño.

Mercado Central de Budapest

24. Visitar el palacio de Sissi en Gödöllő. Para conocer más acerca de la vida de este personaje emblemático de la realeza y conocer más sobre la historia de la dinastía Grassalkovich. Si quieres enterarte de cada detalle, puedes hacer una visita guiada.

25. Relajarte en la isla Margarita, llena de parques y atracciones de ocio. Dos clásicos de la isla son la Fuente de la Música y la Torre de Agua. Pero tampoco te pierdas el estanque de peces del jardín japonés.

26. Callejear por la ciudad de noche. Para ver el Castillo de Buda, el Puente de las Cadenas, la Ópera, la Plaza Erzsébet… ¡y la lista sigue! La primera vez que des una vuelta por las calles de Budapest después del atardecer comprenderás por qué se ha ganado el mote de “la París del Este”.  También puedes hacer un tour nocturno para conocer los mejores monumentos y los lugares de moda de la noche de Budapest.

27. Tomar palinka, el brandy de frutas de los magiares. Es el licor tradicional de Hungría y lo encontrarás en cualquier tienda de souvenirs o a pie de calle. ¡Ten en cuenta que tiene una graduación alcohólica de entre 40 y 60 grados!

28. Enamorarte del paisaje del lago Balaton. El mayor lago de agua dulce de Europa Central se encuentra a poco más de una hora de viaje desde Budapest. Si te gustan los paisajes naturales, no dejes de verlo. Es un espectáculo imponente.

29. Visitar el Parque de la Ciudad, uno de los más grandes de Budapest y el favorito de los locales. Allí puedes ver el castillo de Vajdahunyad.

30. Descubrir la belleza de los alrededores de Budapest con una escapada a Esztergom Visegrád o Szentendre, ¡o con esta excursión a las tres juntas! Quedarás prendado de la bellísima catedral de Esztergom, la residencia real de Visegrád y el ambiente bohemio de Szentendre.

Szentendre - Budapest

31. Visitar Terror Haza, el Museo del Terror. Para conocer un poco más sobre la historia del comunismo y el nazismo en la ciudad y sus víctimas.

32. Conocer el bunker de la Segunda Guerra Mundial. En la Ciudadela de Budapest, el punto más alto de la ciudad.

33. Conocer las llanuras de Puszta. Si te apasiona la tradición local, no te pierdas la escapada al corazón de la Gran Llanura Húngara. Podrás adentrarte en la cultura, la historia y la tradición del interior de Hungría. Una buena opción es contratar tour con almuerzo tradicional y traslados incluidos.

34. Echar un vistazo a lo que queda del comunismo en el Memento Park. Allí están las estatuas comunistas que sobrevivieron hasta nuestros días. No son muchas: la mayoría de ellas fueron destruidas cuando cayó el régimen.

35. Rastrear los sensacionales edificios Art Nouveau. El Instituto Geológico, el Hotel Gresham e incluso el famoso balneario Gellert son algunos de ellos. ¡Búscalos y disfrútalos!