Szentendre

Szentendre es una bella y pequeña ciudad a orillas del Danubio, y a sólo 10 kilómetros de Budapest. Es un excelente paseo para hacer en un día, no sólo por la distancia, sino por el fácil acceso.

Alrededor del 1400, y después de la ocupación turca, esta ciudad fue, originalmente, una colonia serbia, aunque ya casi no quedan descendientes de estas familias, y las costumbres tampoco se conservan.

Lo más llamativo de Szentendre son sus múltiples iglesias, de todos los cultos, la profusión de museos (hay 16) y las fachadas y techos de las casas pintados de colores.

Qué hacer en Szentendre

Como es una ciudad que invita a pasear por sus calles, te aconsejamos que aproveches el tiempo para caminar por la Plaza Mayor, donde se alza una cruz barroca de 1763, colocada allí por 3 comerciantes serbios, al finalizar la peste; subir pos las escaleras que llevan a la Colina de la Iglesia, para ver el templo del siglo XIII, o visitar, a sólo 3 kilómetros, las 46 hectáreas de museo al aire libre de los pueblos húngaros, que recrea las casas e iglesias tradicionales de los pueblos del lugar.

Si te queda tiempo, visita algunos de los museos más interesantes, como el de la familia Ferenczy o el de la ceramista y escultora Margit Kovács, que alberga casi todas sus obras, donadas por ella misma.

Existen tours por el Valle del Danubio que cruzan la frontera hasta Eslovaquia y hacen un recorrido por Szentendre. Pueden ser una bonita experiencia para conocer la ciudad.

szentendre pueblo

Cómo llegar: 

Tren de cercanías (HEV) desde Batthyány tér (40 minutos de viaje).
Autobús 34 desde el puente Arpad. Hydrofoil desde Vigadó tér ó Batthyány tér.
En coche o bicicleta (hay bicisenda) por la autovía 11.