Castillo de Buda

El Castillo de Buda encabeza los 10 imprescindibles de Budapest. Fue construido en el siglo XIII, por orden del rey Béla IV, después de la invasión de los mongoles. La fortaleza y las murallas que también se erigieron tenían como objetivo defender la ciudadela de posibles nuevos ataques.

La fortaleza original, de estilo gótico, se terminó de construir en 1424, bajo el Emperador Segismundo. Fue Matías Corvino el que transformó este castillo en un palacio renacentista, e hizo modificaciones y ampliaciones. Luego estuvo bajo dominio turco por unos 150 años.

Cuando los turcos abandonaron Hungría, el palacio estaba casi en ruinas. Quedó abandonado, ya que los Habsburgo construyeron en las inmediaciones un palacio más pequeño, entre 1714 y 1723. Fue bajo el reinado de María Teresa, en 1749, que el palacio se amplió a 203 salas.

En el siglo XIX, fue nuevamente remodelado por el arquitecto húngaro Miklós Ybl.

Durante el bombardeo de Budapest, en la Segunda Guerra Mundial, el palacio sufrió grandes daños. En 1950 fue completamente restaurado.

Actualmente, en el Castillo de Buda funcionan la Galería Nacional de Hungría, el Museo de Historia de Budapest, y la Biblioteca Nacional Széchenyi.

Laberinto de Buda

El Laberinto de Buda es una red de cuevas y túneles naturales, que se han formado, a lo largo de siglos, debido a la erosión de las vertientes naturales de aguas termales de Budapest. La red tiene 4 kilómetros de largo, pero sólo 1050 mts están disponibles para ser visitados. En las cuevas hay diferentes exposiciones, se realizan eventos y visitas guiadas, y hasta hay un café.

Durante la Edad Media, las cavernas naturales fueron ampliadas con pasajes y túneles hechos por el hombre. La población del castillo se había expandido, después de la invasión mongol, y las cavernas y pozos existentes proveían de agua y protección a la recién construida fortaleza del rey Béla IV.

Probablemente (y según cuentan diversas leyendas) estos túneles sirvieron para realizar operaciones militares secretas y como ruta de escape en caso de peligro. Se dice que algunos de los túneles llegan, incluso, a ciudades cercanas. Durante la Segunda Guerra Mundial, sirvieron de refugio a los pobladores de Budapest.

En el Laberinto Prehistórico, una de las salas que se puede visitar, hay pinturas rupestres similares a las de Lascaux y Altamira. El Laberinto Histórico alberga figuras simbólicas y escenas de la historia de Hungría y del mundo. En las bóvedas Arpadian se describe la conversión de Hungría al cristianismo. En la Sala de las Rocas, reciben al visitante fuentes de las que emana vino, que simboliza la fuerza de las tribus magiares que vencieron a los otomanos.

En la caverna “Eje del Mundo” se encuentra el punto de orientación que ubica a los visitantes en el espacio y el tiempo, para que puedan hacer su recorrido en forma personal, sin necesidad de guía. También hay paseos nocturnos.

Distrito del Castillo

La visita al Distrito del Castillo es un paseo ideal para realizar a pie, en el que podremos ver más de un sitio interesante de Budapest (de todos modos, la circulación de coches no está permitida). También puedes acceder a la colina del Castillo a través de un funicular.

En la colina del Castillo está emplazado el Castillo de Buda, también llamado Palacio Real, ya que fue residencia, durante un tiempo, de los reyes magiares.

En el mismo lugar podremos visitar la Iglesia de San Matías y el Bastión de los Pescadores. También veremos los restos de una Casa de Oración judía, del siglo XIV, la Torre de María Magdalena (lo único que quedó en pie de una iglesia del siglo XIII), los museos de Historia Musical, el de Historia Militar y el Museo del Teléfono.

Recomendaciones para tu visita

  • ¡No olvides tu cámara de fotos! Desde aquí puedes obtener fantásticas vistas del Puente de las Cadenas y del Parlamento de Budapest.
  • Aprovecha tu visita al castillo para recorrer la colina de Buda hasta la zona del Bastión de los Pescadores y disfrutar allí del anochecer en la ciudad.

Visita el Castillo de Buda

La mejor forma de descubrir a fondo las maravillas del Castillo de Buda es haciendo la visita en compañía de un guía experto. Él será capaz de revelarte los grandes sucesos y las pequeñas curiosidades que se entretejen en la historia del castillo.

Nuestro paseo incluye también un recorrido por la Iglesia de Matías, el Bastión de los Pescadores y la tradicional pastelería preferida de Sissi Emperatriz.

castillo buda

Horario: 

Galleria Nacional de Hungría (martes a domingo de 10:00 a 18:00)
Museo de Historia de Budapest (martes a domingo de 10:00 a 18:00)
Biblioteca Nacional Széchenyi (Para las visitas guiadas a la Biblioteca y sus tesoros se debe reservar previamente por teléfono. No se puede ingresar libremente sin estar asociado).

Horario del Laberinto de Buda: todos los días, de 9:30 a 19:30, y de 20:30 a 8:00.

Precio: 

Galleria Nacional de Hungría HUF 1000 (3,50€) (HUF 1600 / 5,60€ adicionales como derecho para sacar fotos, ó HUF 2100 para video)
Museo de Historia de Budapest HUF 1300 (4,50€)
Biblioteca Nacional Széchenyi gratuita

Laberinto de Buda: HUF 2000 (7,00€)

Dirección: 

Colina del Castillo

Cómo llegar: 

Autobuses línea 16, 5 y 78, luego funicular desde Clark Ádám, o funicular desde Dózsa György.