Consejos para tu visita a Budapest

Planifica el viaje

  • En el Centro Histórico de Budapest encontrarás alojamiento para todos los presupuestos, aunque en los anillos verdes que rodean la ciudad encontrarás mejores precios. Reserva con antelación y podrás ahorrar dinero con buenas ofertas.
     
  • Si estas poco tiempo en Budapest, aprovecha las excursiones de medio día o un día para conocer las principales atracciones céntricas y los lugares cercanos como la ciudad de Esztergom o el Palacio de Sissi en Gödöllő.

 

Atracciones turísticas

  • El primer día de tu estancia en Budapest puedes combinar un recorrido en autobús turístico y crucero para conocer los sitios emblemáticos de la ciudad en pocas horas y disfrutar a la vez, de una de las actividades imperdibles en Budapest, el paseo en barco por el Danubio.
     
  • Para estancias de varios días, te resultará muy conveniente conseguir la Budapest Card. Tendrás viajes ilimitados en la red de transporte público de Budapest, entrada gratis en los principales museos y baños termales e importantes descuentos en otras atracciones, restaurantes, tiendas y espectáculos.
     
  • La mayoría de los museos cierra los lunes. Tenlo en cuenta al organizar tus visitas.
     
  • Contratando excursiones con guía especializado en tu idioma no sólo evitarás las colas para comprar billetes y entrar, sino que aprovecharás más cada visita.

 

Sobre el terreno

  • Evita los restaurantes en la calle Vaci y a orillas del Danubio. La vista puede ser muy bonita pero son demasiado caros. Lo mismo vale para la visita al Castillo: es mejor comer antes o después de la visita y no en los restaurantes de la zona.
     
  • Asegúrate de hacer por lo menos un viaje en la Línea 1 de Metro. El de Budapest es el segundo metro más antiguo del mundo, después del de Londres, y el más antiguo en Europa continental.
     
  • En distintos puntos de la ciudad hay puestos de BuBi Bike, donde se alquilan bicis.
     
  • Cuando visites el Balneario Szechenyi en el Parque de la Ciudad, aprovecha para conocer el castillo de Vajdahunya, una copia de un castillo de Transilvania, y la estatua de Anónimo, un cronista de alrededor del 1200 cuyo nombre se ha perdido en el tiempo, autor de la Gesta Hungarorum. Dice la leyenda que tocar la pluma que el cronista sostiene en la mano derecha trae suerte.
     
  • En todos los balnearios hay días exclusivos para hombres, otros para mujeres y días compartidos. Comprueba los horarios antes de tu visita. También ten en cuenta que si bien durante el día se alquilan toallas y hasta secadores de pelo, en muchos este servicio se suspende para los baños nocturnos.
     
  • Aunque no te interese visitar museos, dedica un par de horas al Museo de Artes Aplicadas. Vale la pena la visita no sólo por las exhibiciones sino por el edificio en sí, un hermoso ejemplo de arquitectura Art Nouveau.
     
  • En Pest, sobre la ribera del Danubio, encontrarás uno de los más estremecedores homenajes a las víctimas del Holocausto. Se trata de un monumento compuesto por 60 pares de zapatos de hierro, distribuidos a lo largo del malecón, en recuerdo de las personas fusiladas a orillas del río.
     
  • Un lugar poco frecuentado por turistas es la Plaza Vigado, a orillas del Danubio (Tram líneas 2 y 2F, parada Jászai Mari tér). Allí se alzan varias estatuas muy originales, como la Princesita (también llamada el Duende), la chica con el perro, otra de un chico con un perro, el Niño echando agua (escultura central de la fuente de la plaza).
     
  • Para comer helados verdaderamente originales, visita Gelarto Rosa, a pocos metros de la Basílica de San Esteban. Los sabores se distribuyen en forma de pétalos de flores. 

La Budapest Card es una tarjeta turística que da acceso gratuito, o con importantes descuentos , en más de 100 sitios y servicios, como museos , restaurantes , baños termales y transportes públicos de Budapest. La...

Leer más