Qué visitar en Budapest: 10 lugares imprescindibles

¿Ya tienes decidido que visitarás Budapest pero aún no sabes cuáles son sus imprescindibles? ¿O todavía no tienes muy claro si el destino realmente vale la pena y estás buscando un último empujón? En cualquiera de los dos casos, esta guía de los 10 imprescindibles de Budapest te será de gran ayuda. En ella te contamos cuáles son las visitas que no puedes perderte en esta encantadora ciudad a las orillas del Danubio.

Para que te vayas haciendo una idea, Budapest reúne algunas de las postales nocturnas más bonitas de Europa, el balneario más grande y una historia tan compleja como apasionante. También tiene una de las óperas más importantes del mundo y una calle comercial con el mejor ambiente. Prepara tus sentidos para dejarte sorprender por una de las joyas de Europa. Puedes consultar también nuestra lista de 35 cosas para ver y hacer en Budapest. Y ahora sí, ¡empecemos!

1. Parlamento de Budapest

Es el edificio emblema de la ciudad y, para muchos, uno de los más bellos que existen. Realmente no te puedes perder la visita al interior: la escalera principal, la Antigua Cámara Alta, la Sala de la Cúpula… Todo en él resulta sorprendente. Los detalles decorativos de mármol y oro son realmente asombrosos. Las entradas se agotan con facilidad, así que compra las tuyas con anticipación o reserva un tour con guía en español para asegurarte el ingreso.

Además de conocer el interior, no te pierdas las mejores panorámicas del Parlamento. El edificio tiene una ubicación muy simbólica, justo frente al Castillo de Buda, símbolo de la monarquía. Y una de las vistas más impactantes del Parlamento se tiene, justamente, desde la orilla de Buda. La imagen del Parlamento desde el Bastión de los Pescadores será uno de los recuerdos más bonitos de tu viaje a Budapest.

Parlamento de Budapest

2. Castillo de Buda

El Castillo de Buda es uno de los primeros lugares que deberías visitar durante tu visita a Budapest. No solo quedarás encantado con su arquitectura (y las vistas de la ciudad), sino que también te atrapará su historia. El edificio original nació en el siglo XIII, pero fue transformándose a lo largo del tiempo. Brilló con un lujo refinado durante el reinado de los Habsburgo, fue prácticamente destruido durante la Segunda Guerra Mundial y renació en un despojado estilo neoclásico bajo el gobierno comunista.

El castillo está ubicado en la Colina de Buda, donde también se encuentran la Iglesia de Matías y el Bastión de los Pescadores. ¿Quieres un excelente plan para tu primera noche en Budapest? Usa el funicular para llegar al castillo al atardecer y luego dirígete al Bastión de los Pescadores para tener las mejores vistas del anochecer en la ciudad.

Y si quieres conocer más sobre la fascinante historia del castillo, es una buena idea reservar un tour con un guía especializado.

Castillo de Buda - Budapest

3. Balnearios

Tal vez sabes que Budapest se ha ganado el apodo de “La Ciudad de los Balnearios”. Lo que quizás no sepas es cuánto se lo merece. Pues bien, la capital de Hungría tiene 118 manantiales y el balneario más grande de Europa: Széchenyi. Verás que, con este panorama, ir un balneario durante tu visita a Budapest es casi una obligación.

Széchenyi tiene 15 piscinas cubiertas y 3 al aire libre, con temperaturas que van de los 18 a los 40 °C. Pero no solo las piscinas son alucinantes, sino que el edificio del balneario es verdaderamente increíble. Si tienes que elegir un balneario, no podemos recomendarte otro. (Puedes comprar tus entradas en línea, incluso sin colas, para ahorrar tiempo, pues suele llenarse, sobre todo los fines de semana).

Consejo

Visítalo después de terminar tu día de paseo por la ciudad. Está abierto hasta las 22:00 h, así que podrás relajarte por completo después de un día intenso de caminata.

Balnearios de Budapest

4. Puente de las Cadenas

El Puente de las Cadenas es otra de las postales imprescindibles de Budapest. Se trata del puente más antiguo que une los distritos de Buda y Pest, que hasta el siglo XIX solo se unían en barca en verano, y a pie sobre el hieloeninvierno. Sin embargo, el puente actual es una reconstrucción idéntica del que destruyeron los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.

El puente está decorado con leones de piedra que, según cuenta la leyenda, cobrarán vida para defender a Hungría si alguna vez se encuentra en peligro.

¿Cuál es la mejor panorámica del puente? Es difícil decidirse. Desde la Colina de Buda se obtienen excelentes vistas, pero la imagen nocturna del Puente de las Cadenas desde la orilla de Pest con el Castillo de Buda al fondo, también es imperdible. Te recomendamos eches un vistazo a todas hasta que encuentres tufavorita.

Puente de las Cadenas - Budapest

5. Bastión de los Pescadores

Cualquier viajero que haya estado en Budapest te dirá que las mejores vistas de la ciudad se obtienen desde el Bastión de los Pescadores. Pero, ¿qué es exactamente este lugar? Es una terraza situada junto a la iglesia de Matías (otro imprescindible de la ciudad), llena de escaleras, pasadizos y recovecos en los que perderse. Durante la Edad Media, en este sector de las murallas que defendían la ciudad se instalaban los pescadores, de ahí su nombre.

El Bastión de los Pescadores es un encantador rincón de Budapest que disfrutarás tanto por sus vistas como por su arquitectura. Podrás llegar fácilmente hasta él siguiendo los carteles que dicen “Halászbástya”, que es como se llama en húngaro. Puedes optar por subir en funicular desde Clark Ádám ter o hacerlo a pie. La caminata es totalmente viable y te dará bonitas vistas de Pest. También puedes descubrirlo junto a un guía experto en este tour por Budapest.

Bastión de Pescadores - Budapest

6. Iglesia de Matías

Oficialmente llamada Iglesia de Nuestra Señora, la iglesia de Matías es la iglesia católica más importante de la ciudad. En ella fueron coronados varios reyes húngaros y se celebraron bodas reales. Entre ellas, la del mítico rey húngaro Matías y Beatriz de Aragón.

Pero además de su importancia histórica, la iglesia te enamorará con su arquitectura ecléctica. Lo primero que llama la atención es su techo de tejas de colores dispuestas en zigzag. ¡Realmente fascinante! Por dentro, la explosión de color continúa en los frescos y vitrales.

Dato para los amantes de la música: los viernes a partir de las 20:00 h, durante los meses de julio y agosto, hay conciertos de órgano o música clásica en la iglesia. Son perfectos para disfrutar de la increíble acústica del lugar. En Navidad y Semana Santa también se organizan eventos especiales.

Iglesia de Matías - Budapest

7. Ópera de Budapest

Y hablando de maravillas de la acústica, en Budapest se encuentra una de las grandes gemas de la ópera mundial: el Teatro de la Ópera de Budapest. Es un edificio renacentista que destaca en la avenida Andrassy con su bonita fachada. En ella podrás ver las estatuas de los dos compositores húngaros más importantes de la historia: Franz Liszt y Ferenc Erkel.

De acuerdo a la época del año en visites Budapest, tendrás dos opciones para conocer el interior del edificio. En verano, la única posibilidad es hacer una visita guiada, ya que no hay actuaciones. Durante el resto del año tienes también la opción de conseguir entradas para la ópera, el ballet o conciertos. No son caras: desde 3 € (de pie).

En cuanto al exterior, al igual que con muchos otros monumentos de la ciudad, uno de los mejores momentos para disfrutarlo es de noche, cuando se pone en marcha su magnífica iluminación. Puedes verlo junto a otros imprescindibles con este paseo nocturno por Budapest.

Ópera de Budapest

8. Basílica de San Esteban

La basílica de San Esteban es uno de esos edificios que bate todo tipo de récords. Es el templo más grande de Hungría: puede albergar nada menos que a 8.500 personas. Con 96 metros de altura, es también uno de los edificios más altos de la ciudad. Por último, en su campanario reposa la campana más pesada del país, que pesa 9 toneladas.

¿Qué hacer en este imponente lugar? En primer lugar, subir a la torre para disfrutar de las vistas a 360 grados (no deberás hacer un gran sacrificio para lograrlo: ¡se puede llegar en ascensor!). En segundo lugar, admirar las numerosas obras de arte de su interior. Y, por último, disfrutar de los alrededores. La calle que lleva desde la iglesia hasta el Danubio está llena de tiendas y restaurantes, así que podrás pasar un rato agradable callejeando después de la visita.

Basílica de San Esteban - Budapest

9. Váci Utca y Andrássy

Váci Utca es la calle más importante de Budapest. Es peatonal y está repleta de negocios, bares y restaurantes, muchos de los cuales funcionan en tradicionales mansiones del siglo XIX. Tiene un ambiente fabuloso y será un lugar al que querrás volver una y otra vez mientras estés en la ciudad.

Hay dos visitas imprescindibles para hacer en ella: la plaza Vörösmarty ter y el Mercado Central. En uno de los extremos de la plaza se encuentra la pastelería Gerbaud, fundada en 1854. No puedes irte de Budapest sin haber probado uno de sus pasteles. Si puedes sentarte un rato y acompañarlo con un café en su salón tradicional, mucho mejor.

Andrássy, por su parte, es una emblemática avenida que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Muchos de los edificios, teatros y museos más importantes de la ciudad se encuentran en ella, incluidos la Ópera y el Palacio Drechsler (no te pierdas su espectacular fachada neorrenacentista).

Váci Utca - Budapest

10. Crucero por el Danubio

El Danubio es parte de la esencia de Budapest. Y desde el río podrás descubrir los edificios y monumentos clásicos de la ciudad desde otra perspectiva. Por eso, está clarísimo que un crucero por el Danubio es uno de los paseos imprescindibles de Budapest. Ahora bien, la tarea será descubrir cuál es la perfecta para ti, ya que hay muchísimas opciones.

Tienes cruceros durante el día en los que podrás ver el Parlamento o el Puente de las Cadenas desde un  ángulo exclusivo y probar deliciosos platos de comida húngara. Cruceros con cena, en los que podrás disfrutar de las espléndidas luces de la ciudad y disfrutar de música en vivo. O también cruceros con visita a la isla Margarita, en los que verás los parques y jardines de esta bonita isla, perfecta para el relax.

Crucero por el Danubio