Eger

La histórica ciudad de Eger se encuentra a 142 km de Budapest. Además de su pasado histórico, Eger es famosa por sus vinos y viñedos.

Durante la Edad Media se construyeron en Eger fortalezas, murallas y castillos, por la importancia estratégica que tenía esta ciudad. De hecho, en 1552, durante la invasión turca, el capitán István Dobó fue capaz de defender la ciudad del asedio de 100.000 soldados turcos, con la ayuda de sólo 2.000 soldados húngaros y sus mujeres. Pero en 1596 los turcos lograron, finalmente, apoderarse del castillo.

Qué visitar en Eger

Las ruinas del castillo construido por István Dobó en 1549 todavía se pueden ver y visitar. Se conservan el minarete turco de 40 metros de altura, del siglo XVII, y los baños, aunque todo el resto del palacio fue destruido por el emperador Leopoldo I de Habsburgo, en el siglo XVIII, para aplastar la resistencia de Eger, que apoyaba la independencia de Hungría.

En el castillo funcionan varias exposiciones, como la Dobó István Vármúzeum, sobre la historia del castillo, Kazamaták (visita a las bodegas subterráneas); Panoptikum (museo de cera) y otras más.

Además del castillo, en el casco antiguo de Eger podemos ver la Plaza Dobó, sobre la cual se alzan una iglesia minorita barroca y el Museo Paloc; la red de bodegas bajo la ciudad (Város a város alatt); el Colegio Eszterházy, y los baños turcos y baños termales.

eger budapest

Cómo llegar: 

Tren desde Keleti tér (alrededor de 2 horas de viaje).
En coche por la carretera M3 (al este) hasta Kerecsend, luego la ruta 25 (al norte), hasta Eger.