Iglesia Rupestre

En la ladera sur del Monte Gellert, junto al Balneario Gellert y frente al Mercado Central (al otro lado del Danubio), se encuentra la Iglesia Rupestre. Lo que la hace tan especial es que está dentro de una cueva excavada en la roca.

Historia de la iglesia

La idea de construir esta iglesia nació en 1924. Un grupo de peregrinos húngaros visitó la Gruta de Lourdes, en Francia, y a su regresó decidió crear algo parecido en Budapest.

Para ello aprovecharon una caverna natural en la ladera del Monte Gellert, que comenzaron a ampliar en 1926 según un proyecto del arquitecto Kálmán Lux. La iglesia fue terminada en 1931 y administrada por los monjes paulinos hasta que José II expulsó a la orden de Hungría. Un grupo de monjes retornó al país en 1934, se estableció en un convento cercano y celebraba misas en esta iglesia. Fue cerrada en 1951 y así permaneció hasta 1989.

Se dice que en esta cueva vivió durante un tiempo San Iván, en el siglo IX. Por eso una de las secciones de la iglesia fue llamada Gruta de San Iván. La otra se llama Gruta de Lourdes.

Interior de la iglesia

Inmersos en la especial atmósfera de la iglesia veremos una réplica de la Virgen Negra de Czestochowa (Cracovia), un busto de San Iván y un fresco realizado por San Kolbe, un monje que murió en Auschwitz.

En la entrada de la iglesia hay una estatua de piedra de San Esteban, primer rey de Hungría, creada en el 2001.

Iglesia Rupestre de Budapest

Horario: 

Todos los días de 9:00 a 20:00

Precio: 

Gratis

Dirección: 

Monte Gellert

Cómo llegar: 

Tram líneas 18, 19, 41, 47 y 49, parada Szent Gellért tér.
Autobús líneas 7, 86, 173 y 233E, parada Szent Gellért tér