Parque Kungsträdgården

En el corazón de la ciudad, muy cerca de la Ópera de Estocolmo y el Palacio Real, se encuentra este espectacular parque con flores, fuentes, árboles y varias cafeterías. Su nombre significa “El jardín del rey”, y los locales lo conocen comúnmente como Kungsan.

Antiguo jardín

Kungsträdgården es uno de los parques públicos más antiguos de la ciudad. Entre 1643 y 1825 en el lugar se levantaba el magnífico palacio Makalös, que tenía un precioso jardín francés. Después de que las llamas lo redujeron a cenizas, el espacio sirvió al ejército para entrenamiento y finalmente pasó a manos de la ciudad en 1875. El gobierno decidió entonces convertirlo en un espacio público

Cerezos en flor

En primavera el parque se viste de rosa con el florecimiento de sus dos grandes hileras de cerezos. Entre mayo y abril el paseo por sus caminos es un verdadero festín para los sentidos, con setos de flores a nivel del suelo, el tapizado rosado de los cerezos sobre las cabezas y su fabuloso aroma flotando en el aire. El paseo perfecto incluye una parada en alguna de sus bellas cafeterías a cielo abierto.

Pista de patinaje sobre hielo

En invierno Kungsan es menos colorido pero no menos encantador. Tiene una pista de hielo bellamente iluminada que los locales suelen frecuentar con sus propios patines para pasar horas de diversión. En las cercanías también rentan el equipamiento así que ser viajero no es motivo para perderte la fiesta. Antes de irte deléitate con un vaso de glogg (un vino caliente especiado) y unas galletas de jengibre.

Dirección: 

Jussi Björlings allé 5, 103 91.

Cómo llegar: 

Autobús: 69.