Junibacken

En el museo Junibacken cobran vida los personajes de una de las narradoras infantiles más exitosas de todos los tiempos: Astrid Lindgren. Todo allí está preparado para que los más pequeños pasen un día inolvidable, pero los adultos también disfrutarán de ese momento de relax y diversión. Junto con Aquaria y Skansen es una de las actividades para hacer con niños más recomendables de Estocolmo.

Pueblo de juguete

Una de las áreas del museo tiene varias casitas hechas a la medida de los niños y repletas de pasadizos, toboganes, escaleras y objetos con los que ellos pueden interactuar y entretenerse. Es un espacio agradable y bien logrado donde los niños se lo pasan fenomenal.

Tren miniatura

La atracción principal del museo es su tren miniatura, que hace un recorrido por los escenarios de los principales cuentos de la autora. Durante todo el recorrido una voz en off acompaña cada espacio con una narración que invita a los oyentes a sentirse parte de la magia. El audio ofrece varias opciones de idioma distintas, entre las que se encuentra el español.

Casa de Pipi Calzaslargas

El tren termina su recorrido justo frente a una réplica de la casa de Pippi Calzaslargas, el personaje más reconocido de Lindgren. Es posible subirse a la cama, jugar con su caballo Pequeño Tío, visitar su cocina y jugar a la rayuela.

El museo tiene una completa tienda de recuerdos y un buen restaurante, tan colorido como el resto de sus atracciones. En el exterior hay otra zona de juegos para los niños.

Horario: 

De martes a domingo de 10:00h a 17:00h.

Precio: 

Niños menores de 2 años: gratis.

Niños entre 2 y 15 años: 149 SEK.

Mayores de 15 años: 179 SEK.

Dirección: 

Galärvarvsvägen 8, 115 21 Stockholm.

Teléfono: +46 8 587 230 00