Itinerario y ruta de 3 días por Sevilla

Si planeas organizar el viaje a Sevilla a tu manera te sugerimos este itinerario para que visites los lugares más importantes de la ciudad. También puedes consultar nuestro mapa y los mejores barrios para alojarte.

Si eres de los que no se quiere perder ni un detalle y aprovechar al máximo, existen visitas guiadas que te ayudarán a ahorrar tiempo y dinero durante tu estancia en Sevilla.

 

Día 1 de Ruta por Sevilla

Al visualizar la preciosa Giralda, el viajero sabe que allí comienza su recorrido. A los pies de la torre se encuentra el acceso a la Catedral de Sevilla, emplazada en sus dos hectáreas. Allí, se puede observar la Capilla Real, que data de 1951, y la cúpula de Hernán Cortés II donde reposa la Virgen de los Reyes, la actual patrona de Sevilla.

En la Catedral, también descansan los restos de Cristóbal Colón en un sepulcro diseñado por Arturo Mélida en 1891. Son numerosos los lienzos que alberga el edificio y que pueden observarse en la visita, de artistas españoles y extranjeros.

También es recomendable detenerse en la Sacristía de los Cálices, dónde se guardan reliquias cristianas de importante valor de culto. Sin duda, esta visita despierta en los cristianos una sentimiento de profunda devoción, y en los no cristianos una amplia satisfacción de la curiosidad histórica y artística. Luego de cruzar el Patio de los Naranjos, se alcanza una puerta que conduce a la Giralda, la antigua torre de la mezquita sobre la cual fue construida la Catedral.

El Alminar almohade data de 1184 y su base está armada con piedras de antiguos edificios romanos. El campanario ofrece una de las vistas más magníficas de la ciudad.

Desde allí, hay apenas unas diez manzanas hasta los jardines del Real Alcázar, un refugio de paz y naturaleza donde se puede admirar ampliamente el estilo y la prolijidad del paisaje diseñado.

El Real Alcázar es el palacio más antiguo del mundo que sigue siendo utilizado como residencia real; la Puerta del León, llamada así por el león de cerámica que se encuentra sobre el paso, señala el ingreso. Al atravesar los diferentes patios de estilo mudéjar se observan jardines, fuentes, cúpulas y esculturas que, a medida que han sido instaladas allí, fueron enriqueciendo el aspecto y el valor histórico y cultural del edificio.

El Archivo de Indias, la siguiente parada en el recorrido, es el centro de documentación más importante del período de la colonización, allí se conservan documentos relevantes relacionados con la conquista de América. Está construido sobre lo que fue una antigua casa de mercaderes.

Esta ruta finaliza tomando un descanso en la Plaza de San Francisco, que en otro tiempo, era parte del antiguo Convento de San Francisco. Es un bello parque donde se puede observar el monumento ecuestre dedicado al conquistador de la ciudad, Fernando III. Para terminar el día se recomienda disfrutar de un buen tapeo sevillano con una cerveza bien fría al aire libre.

 

Día 2 de ruta por Sevilla

En la Plaza de América se pueden visitar tres edificios realizados especialmente para la Exposición Iberoamericana de 1929 por Anibal Gonzalez: El Pabellón Real, sede de servicios municipales; el Pabellón de Bellas Artes, donde se encuentra ubicado el Museo Arqueológico, y el Pabellón Mudéjar, donde actualmente funciona el Museo de Artes y Costumbres Populares. Luego de visitar estos edificios, se recomienda tomar un almuerzo en las cercanías del parque.

La Plaza de España constituye un homenaje a las provincias del país y cuenta con un gran estanque y dos torres de ladrillo decoradas con cerámicos. Siguiendo el camino, se llega al Parque María Luisa, donado por la infanta María Luisa Fernanda de Orleáns.

Este recorrido termina en la antigua Fábrica de Tabacos, donde en plena revolución industrial las mujeres trabajaban para producir cigarreras. Actualmente, el edificio funciona como sede de la Universidad Hispalense y están retratadas en lienzos de Gonzalo Bilbao en los muros del lugar. Por la noche, se recomienda una visita a La Carbonería, el tradicional bar flamenco ubicado en la calle Levíes, 18. Al ritmo de la música flamenca, se puede disfrutar de un excelente tapeo tradicional.

 

Día 3 de ruta por Sevilla

Visitando Sevilla, una bella ciudad portuaria, es imposible dejar de lado la historia naviera. Por ello, es necesario visitar la Torre del Oro, que antiguamente se encontraba revestida de azulejos que al atardecer se veían dorados, donde funciona el museo naval. Sus piezas, únicas en su género en Sevilla - maquetas, cartas de navegación, brújulas y documentación antigua- relatan con detalle la historia de la navegación sevillana.

Luego de esta visita, se puede recorrer el pintoresco barrio de Triana, emblema de la cultura flamenca. Al adentrarse a través de las callecitas y callejones la identidad del barrio parece transformar la visita a cada paso con la presencia de su gente, su vida cotidiana, las academias de baile, los talleres de alfarería y los monumentos históricos – como los monumento a Juan Belmonte, a Rodrigo de Triana y al Flamenco-. Llegar a Triana es sorprenderse de las historias y leyendas que lo pueblan, la mayoría de ellas vinculadas al período de la Inquisición. El paseo puede incluir el Puente de Triana, la Capillita del Carmen, la Plaza del Altozano, la Capilla de la Estrella, y la Parroquia de San Jacinto.

Luego del paseo se puede destinar la tarde a pasar por la pintoresca zona comercial de Triana. Allí, se pueden encontrar valiosos objetos de cerámica y barro, por las calles Callao, Antillano o Alfarería, para llevar de recuerdos de la zona, a excelentes precios.

Esperamos que esta ruta por Sevilla ayude a descubrir una de las ciudades con más encanto de España.