Qué visitar en Sevilla: 10 lugares imprescindibles

‘Quien no ha visto Sevilla, no ha visto maravilla’. Cuánta razón tiene este dicho popular... Sevilla tiene ese color especial que te cautiva a través de su cultura, gastronomía, arquitectura y el sinfín de cosas que puedes hacer. Su catedral gótica, así como los edificios y monumentos históricos que se yerguen en el casco antiguo, son un claro ejemplo de una puesta en escena maravillosa que no te dejará indiferente.

A continuación, te enumeramos los 10 imprescindibles que no puedes obviar en tu viaje a la cuna del flamenco.

1-Catedral de Sevilla y la Giralda

La Catedral de Sevilla es uno de los monumentos históricos más importantes de la ciudad. Su construcción empezó en el siglo XII como una mezquita, y de la misma época es la Giralda, el campanario que en su origen era el alminar de la mezquita.

No fue hasta el siglo XIII cuando Fernando III, tras la conquista de Sevilla, transformó la mezquita en la Catedral de Santa María. Desde esta fecha, y muy progresivamente, fue sufriendo modificaciones hasta convertirse en una de las catedrales góticas más bonitas del mundo.

El estilo de la catedral mezcla el arte árabe con el mudéjar, el gótico, el renacimiento y el barroco. No te pierdas su impresionante fachada, imponentes pórticos y su sobrecogedor interior.

¿Sabías qué?

En la Capilla Real se encuentran las sepulturas del Rey San Fernando, Alfonso X el Sabio, Pedro el Cruel o Cristóbal Colón, cuyos restos mortales fueron confirmados el 2006.

La Giralda, por otro lado, cuenta con muchos recuerdos de su período musulmán, como el Patio de los Naranjos. Aunque fue convertida en el campanario de la catedral, puede observarse su estructura de minarete. A lo largo de los años, no obstante, se le añadieron dos niveles más para alcanzar sus 92 metros de altura.

Te recomendamos que subas a ella para disfrutar de una de las mejores vistas a la ciudad. Deberás hacerlo desde el interior de la Catedral. El precio es de 9 € y gratis para menores de 15 años. Pero si lo que quieres es ir con un guía, ahorrarte las colas y dejarlo todo organizado de antemano, echa un vistazo a este tour.

La Catedral y la Giralda - Sevilla

2- Alcázar de Sevilla

El Real Alcázar de Sevilla es uno de esos lugares que tienes que ver en tu visita a Sevilla por su enorme importancia histórica y su complejidad y belleza arquitectónica. Se trata de un conjunto de palacios árabes con mezclas de diferentes historias culturales, esto significa que es uno de los mejores escenarios para entender la historia de Sevilla desde la primera construcción en la zona, que fue un asentamiento romano.

A partir del 720 se convirtió en la residencia de los gobernantes árabes, hasta que tras la reconquista se convirtió en la residencia real. Pasea por sus interiores con calma, aprecia la sutil belleza de sus patios, sus dependencias, y maravíllate con la suntuosidad y simetría del arte mudéjar.

Te recomendamos que compres las entradas de antemano para evitar las colas que se forman en la entrada, lo mejor es que, aparte de tener acceso exprés, irás acompañado de un guía que te explicará lo más importante.

¿Sabías qué?

Si eres un fanático de Juego de Tronos, es probable que reconozcas este escenario en una de las escenas más controvertidas: cuando Ellaria Arena y las Serpientes de Arena protagonizan un golpe de estado en Dorne. Mí-ti-co.

Alcázar de Sevilla

3- Torre del Oro

Los edificios más bonitos de Sevilla te transportan a una de sus épocas más esplendorosas: la almohade. La Torre del Oro no es tan alta como la Giralda, pero su ubicación, para muchos, es más bonita, puesto que se encuentra a orillas del río Guadalquivir.

Los árabes construyeron la Torre del Oro en el 1220 para defender la ciudad y el Alcázar frente a cualquier invasión pirata. Posteriormente se utilizó como capilla y prisión, y en la actualidad alberga el Museo Naval de Sevilla.

¿Sabías qué?

Su nombre no se debe a que, tal y como cuentan algunas leyendas, se utilizó como almacén de oro y plata proveniente de América. Se le llamó Torre del Oro ya desde la época almohade por el brillo del mortero de cal y paja y su reflejo en el río. Otra teoría afirma que antiguamente estaba revestida de unos azulejos que le daban esa impresión.

Torre del Oro - Sevilla

4- Plaza de España

Si nos preguntan por una de nuestras plazas favoritas, sin duda la Plaza de España de Sevilla estaría en la lista.

Fue construida por el arquitecto Aníbal González para la Exposición Iberoamericana entre 1914 y 1929 al estilo mudéjar, decorada con ladrillo a vista y mármoles, lo cual le da un toque renacentista muy interesante. Cuando vayas, obsérvala con atención y fíjate en su edificio semicircular de estilo regionalista, que en la actualidad pertenece al gobierno militar.

Por otro lado, la plaza está orientada al río mostrando el camino hacia América. Esto se interpreta como un guiño del abrazo de España a las antiguas colonias. Sus cuatro puentes simbolizan las cuatro coronas de España (León, Castilla, Aragón y Navarra).

Consejo

Paséate por los 48 bancos que rodean la plaza y que hacen referencia a las capitales de provincias españolas. Sus cerámicas ilustran un mapa, un hecho histórico y sus escudos. Si vienes de otra parte de España, busca tu provincia y fotografíate en el banco. Es muy típico hacerlo, pero vaya, también nos encantan las cosas típicas. 

La plaza España de Sevilla está ubicado dentro del Parque de María Luisa, donde, además, podrás ver la Glorieta de Gustavo Adolfo Bécquer, uno de los lugares más románticos y sugerentes de este parque declarado Bien de Interés Cultural. 

Plaza España - Sevilla

5- Archivo de las Indias

Durante el reinado de Carlos III se construyó el Archivo de Indias con el objetivo de centralizar toda la documentación de las diferentes colonias españolas, que conserva en sus más de 9 km de estanterías.

Todos estos documentos nos hablan del descubrimiento de América y la colonización y los hay que son auténticas piezas de gran valor histórico, como algunos textos de Cristóbal Colón, Fernando de Magallanes, Vasco Núñez de Balboa, Francisco Pizarro o Hernán Cortés.

El Archivo de las Indias fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987 y se puede visitar de forma gratuita. ¡No te lo pierdas!

Archivo de Indias - Sevilla

6- Barrio de Santa Cruz

El Barrio de Santa Cruz de Sevilla es una maravilla. Y punto. Esta consecución de laberintos de callejuelas por el antiguo barrio judío, que contrasta con sus casas señoriales y sus típicos patios y plazas, como la de Santa Cruz, donde se encuentran los restos del famoso pintor Bartolomé Esteban Murillo. Todo, aquí, es un escenario de descubrimientos y detalles.

Dentro del barrio podrás realizar una ruta junto a la antigua muralla desde los intramuros, esto te llevará a conocer algunas de las callejuelas más especiales. Por la judería y el emblemático Callejón del Agua, te empaparás de la esencia de este barrio, cuyo recorrido culmina en los Jardines de Murillo.

Si paseas lo suficiente, probablemente llegues a la Plaza de Doña Elvira, la que para muchos es la plaza más bonita de la ciudad.

¿Sabías qué?

Según dice la tradición, la Plaza de Doña Elvira fue el antiguo corral de comedias de Doña Elvira, en el que tuvo su sede la casa del comendador de Calatrava Don Gonzalo de Ulloa, padre de Doña Inés. José Zorrilla, haciéndose eco de la leyenda, dio vida a la obra de Don Juan Tenorio. Podrás encontrar este dato en una placa de cerámica de la plazuela.

Barrio Santa Cruz - Sevilla

7- Setas de la Encarnación

¿Buscas un lugar peculiar en Sevilla? Entonces tienes que ir a ver el Metropol Parasol, conocido como las setas se Sevilla. Es una enorme estructura diseña por el arquitecto alemán Jürgen Mayer como una propuesta de restauración a la plaza de la Encarnación. Las obras se iniciaron en 2005 y se acabaron en 2011, por lo que se trata de un monumento relativamente reciente.

Te recomendamos que vayas y te dejes llevar por el ambiente animado del lugar, ¡pasea también alrededor de la estructura para encontrar los mejores ángulos y perspectivas! La ondulación de la copa de las setas es muy particular y rompe mucho con la estética clásica de la ciudad.

Bajo las setas se encuentra un mercado de comerciantes locales y el museo Antiquarium, donde podrás ver un yacimiento arqueológico de época romana (la entrada cuesta 2 €).

¿Sabías qué?

Puedes subir al mirador del edificio. Tiene una altura de 26 metros, más que suficientes para obtener una buena panorámica de Sevilla. El precio es de 3 €, por lo que merece la pena

Setas de Sevilla

8- Barrio de Triana

Cruzando el Guadalquivir por el puente de Triana (o Puente de Isabel II) se llega a uno de los barrios más particulares e interesantes de Sevilla: Triana. Esta área ha sido la cuna de grandes artistas y movimientos que definen la esencia de Sevilla y Andalucía, como por ejemplo el flamenco.

Triana ha visto crecer a artistas como Antonio Canales, María Jiménez, Isabel Pantoja o Manuela Carrasco. Cuando cruces el puente, llegarás a la Plaza del Altozano, un lugar que enmarca las vistas a la Torre del Oro y a la Giralda, y a su vez, el punto de partida a para callejear por este barrio tan repleto de identidad lo mires por donde lo mires.

En tu visita no puede faltar un largo paseo por la Calle Betis, que va paralela al río y desde donde podrás ver la ciudad de Sevilla en panorámica, además de un ambiente increíble que, a través de sus negocios locales, define parte de la personalidad del barrio.

Barrio de Triana - Sevilla

9- Alameda de Hércules

Si buscas un lugar algo distinto del carácter sevillano pero que a su vez sea sugerente y alternativo, tienes que ir a la Alameda de Hércules, un paseo importante del casco antiguo y, a su vez, el jardín más antiguo de toda Europa.

Se encuentra en el extremo norte de la muralla y destaca por estar rodeada de álamos y tener dos columnas romanas con la imagen de Hércules, quien, según la mitología, fue el fundador de Sevilla.

Pero más allá de esto, es una de las zonas más animadas de la ciudad con muchos bares y terrazas encantadoras. Siéntate en una de ellas y déjate llevar por el ambiente que reina en el lugar.

¿Sabías qué?

Cerca de la Alameda podrás encontrar la casa en la que nació Gustavo Adolfo Bécquer, el famoso poeta español del Romanticismo. Se encuentra en la calle del Conde Barajas, 28. Te recomendamos que te pases por su fachada.

La Alameda de Hércules - Sevilla

10- Iglesia Divino Salvador

Hay una iglesia en Sevilla, más allá de la Catedral, que destaca por la hermosura de su estilo y arquitectura: la Iglesia Divino Salvador.

Se trata de un edificio de estilo barroco, considerado como la segunda iglesia de la ciudad, y es la más grande de la ciudad tras la catedral. Este edificio fue construido a partir del año 1674 en un momento en el cual la parroquia original estaba en malas condiciones.

Se encuentra en la plaza del Salvador y en su patio central se pueden apreciar resquicios de época romana y visigoda. Lo cierto es que el edificio fue levantado sobre los restos de la Mezquita Mayor de la Sevilla musulmana en el siglo IX, tras la reconquista. Aun así, no empezó a ser utilizada como parroquia hasta el 1340.

Te recomendamos que te pases por su fachada y admires la belleza de este edificio que constituye un ejemplo del esplendor del barroco.

Interior de la Iglesia el Savlador - Sevilla

Plus: Flamenco en Sevilla

El flamenco es uno de los rasgos más característicos de la cultura de Sevilla, tanto, que popularmente bailar sevillanas es bailar flamenco, pese a que este género abarque muchos estilos de épocas y lugares distintos. Este arte late en el día a día de la ciudad, haciéndose evidente en escenarios y tablaos donde artistas, bailaores y cantaores muestran su manera de interpretarlo y entenderlo.

Aunque no seas un maestro o un entendido del flamenco, te recomendamos que vayas a algún tablao para disfrutarlo en directo, así lo vivirás de una forma intensa y sincera, sentirás la energía de la música, el baile y el ritmo tan marcado de este arte que pone los pelos de punta a todos sus espectadores.

Los tablaos flamencos son los locales donde se hacen los espectáculos de flamenco. En Sevilla podrás encontrar muchos de ellos, como por ejemplo el Tablao Los Gallos, (Plaza Santa Cruz 11), uno de los más antiguos, puesto que funciona desde 1966, y que ha ido envejeciendo sin perder la fuerza de antaño. Un espectáculo con bebida tiene un precio de 35 €, una cantidad muy aceptable teniendo en cuenta el espectáculo que verás. Podrás escoger entre el pase de las 20:30 o las 22:30 h.

Por Triana hay otro que merece mucho la pena: CasaLa Teatro (Mercado de Triana puestos 11-12, plaza del Altozano s/n), una propuesta escénica encantadora que ofrece un espectáculo íntimo para tan solo 28 personas.

Por último, en el Palacio Andaluz (calle María Auxiliadora 18A), encontrarás otro lugar mítico para saborear el embrujo de diferentes géneros del flamenco, como los tarantos, las soleás o las bulerías. Hay dos pases diarios a las 19:00 y a las 21:30 h que duran una hora y media. El precio de la entrada más sencilla es de 39 €.

Flamenco en Sevilla