Barrio de Santa Cruz

Ubicado en el casco antiguo de Sevilla, el barrio es sede de grandes monumentos históricos de importancia nacional e internacional, como el Archivo de Indias y el Alcázar. En la Edad Media albergaba, junto con el barrio de San Bartolomé, una importante judería.

La magia de Santa Cruz

El barrio de Santa Cruz está repleto de sitios de interés histórico y cultural. Sus mismas calles y plazas son pintorescos sitios de gran belleza que sorprenden a los viajeros con su aire tradicional y su abolengo.

La Calle Mateos Gago, que funciona como la principal puerta de entrada al barrio, es una emblemática arteria que nace en la Giralda y ofrece las mejores vistas de la famosa torre. En ella se ubica la Iglesia de Santa Cruz, edificada sobre una de las antiguas sinagogas de la judería.

Otro de los sitios célebres del barrio es la Calle Agua, o callejón del Agua, un camino de 140 metros que bordea la muralla de la ciudad en el tramo donde corrían los tubos de agua que alimentaban los jardines de los Alcázares.

Increíbles jardines

Saliendo por la Calle Agua se llega a la zona de los exuberantes jardines de Murillo, que rodean la muralla del Alcázar. Desde ellos se accede al también ajardinado paseo de Catalina de Ribera, un área con más de 18 mil metros cuadrados repletos de jacarandás, palmeras datileras, adelfas y jazmines, entre otras muchas especies vegetales. Ambos jardines fueron declarados Bien de Interés Cultural y Patrimonio Histórico de España.

Calles del Barrio de Santa Cruz