Museo de Bellas Artes

El Museo de Bellas Artes de Sevilla fue concebido como un Museo de Pinturas en 1835, y se gestó con las obras procedentes de la desamortización de monasterios y conventos durante el gobierno de Mendizábal.

En la actualidad es, junto con el Prado, una de las pinacotecas más importantes de España.

Antiguo convento

El museo funciona en el antiguo edificio del Convento de la Merced Calzada, ubicado en la plaza del Museo de Sevilla, donde también se emplaza la estatua de bronce del pintor sevillano Bartolomé Esteban Murillo, ampliamente representado en la colección del museo.

El edificio ha sufrido grandes modificaciones a lo largo del tiempo; la última de ellas entre 1987 y 1993, para adaptar la construcción a las necesidades edilicias de un museo moderno.

De arte religioso a arte sevillano

Al haberse formado a partir de las obras pertenecientes a monasterios y conventos, la colección original del museo era principalmente de arte religioso del periodo barroco sevillano.

Sin embargo, a comienzos del siglo XX el museo comenzó a recibir importantes donaciones particulares que ampliaron y diversificaron sus fondos de manera significativa. En esa época se recibieron pinturas y esculturas de diversas temáticas, así como también cerámicas antiguas, tejidos, tapices e incluso armas.

En la actualidad es el lugar ideal para conocer la evolución del arte español, en especial el sevillano, con obras de Zurbarán, Juan de Roelas, Zuloaga, Goya, entre muchos otros pintores.

    Horario: 

    De martes a sábado: de 09:00 a 20:00.
    Domingos, festivos y lunes víspera de festivo: de 09:00 a 15:00.
    Lunes (no festivos) cerrado.

    Precio: 

    General: 1,5€
    Gratis para ciudadanos de la Unión Europea.

    Dirección: 

    Pl. del Museo, 9, 41001.
    Teléfono: +34 955 54 29 31

    Cómo llegar: 

    Autobuses: C3, C4, C5, 6, 43, CC, 13, 14, B2 y B5.