Barrio de Triana

El barrio de Triana se ubica en la margen este del río Guadalquivir y, separado del resto de Sevilla por la dársena del río, se encuentra unido a la ciudad por el puente de Triana.

Plaza de Altozano

El puente de Triana conduce directamente a la plaza de Altozano, lugar histórico de encuentro de los viajeros que venían desde distintos puntos hacia Sevilla y debían atravesar el antiguo puente de barcas para llegar hasta ella. La plaza alberga el famosísimo mercado de Triana, el lugar donde realizan sus compras diariamente los locales. Allí es posible encontrar frutas y verduras frescas, pescados, carne y quesos, pero también flores, cerveza artesanal, cerámica y otro tipo de mercaderías.

Restos de la Inquisición

Saliendo del mercado de Triana se encuentra el Castillo de San Jorge, un sitio histórico fundamental del barrio, construido sobre una antigua fortificación visigoda. Por haber funcionado como centro de la Inquisición durante años, el castillo es en la actualidad un centro de interpretación acerca de esta oscura institución católica.

Junto al Castillo de San Jorge se encuentra el callejón de la Inquisición, un pasaje de apenas 35 metros de largo que conecta la calle Castilla con el paseo Nuestra Señora de la O. Por él eran conducidos los presos bien hacia la cárcel para ser juzgados o bien hacia la hoguera. Durante muchos años fueron los únicos restos conocidos de San Jorge, hasta que se descubrieran de manera accidental en 1992 los muros del castillo.

Calle Betis

Sin duda una de las calles emblemáticas de la ciudad, Betis conecta el puente de Triana con el de San Telmo. Son tan características las fachadas de colores que se ubican a un lado de esta calle, frente a la vera del Guadalquivir, como los veladores y mesitas que pueblan la calle durante las noches y le dan a la zona un animado carácter. Pero la calle Betis también tiene otro atractivo, y es la formidable vista panorámica que ofrece de la ciudad de Sevilla al otro lado del canal, con la Giralda, la Torre del Oro o el teatro de la Maestranza.

Pura cultura

El barrio de Triana es un punto clave para la cultura sevillana y española: conserva una larga tradición de alfareros, artistas plásticos, cantaores y bailaores de flamenco. Los talleres alfareros se encuentran en las inmediaciones de la Plaza del Altozano, principalmente sobre la calle Alfarería. En el Paso de la O, que se ubica en la antigua zona de embarcaderos y se extiende por la ribera, exponen sus obras los artistas plásticos durante los fines de semana. Por último, los bares del barrio sirven de tablao para los muchos artistas flamencos de la zona.

Cómo llegar: 

Desde Sevilla, a través del puente de Triana
Autobús: 40, 41, C5