Palacio de Carlos V

El Palacio de Carlos V se ubica junto a la mezquita aljama, y podría considerarse la cumbre del discurso arquitectónico imperial de la Alhambra. Se trata de una construcción renacentista que en la actualidad es sede del Museo de Bellas Artes de Granada y del Museo de la Alhambra.

Breve historia

Entre 1527 y 1537 Carlos I mandó a construir este palacio porque los Palacios Nazaríes y la Alcazaba no resultaban de su agrado, y porque en ellos no cabía la corte. Las razones eran simples: hacía falta un palacio más moderno y grande, y la Alhambra era un escenario ideal para poder disfrutar de maravillas del entorno. Pedro Machuca fue el encargado de este ambicioso proyecto arquitectónico, pero murió en 1550, de ahí que fuese sustituido por su hijo Luis. Las obras sufrieron un parón tras su fallecimiento, pero se reanudaron por orden de Felipe II en 1572.

Realmente, no fue hasta 1935 cuando se terminó, una fecha muy reciente si tenemos en cuenta cuándo se empezaron las obras. No obstante, todavía se conservan las portadas de la época de Carlos I, que son algunos de sus principales atractivos de este edificio histórico.

Portadas del Palacio de Carlos V de la Alhambra

  • Portada occidental: construida entre 1551 y 1563, y tiene una gran simbología: escenas de guerra, victorias aladas, el triunfo de la Paz, representada por mujeres sentadas sobre armas. Hay dos columnas de Hércules rematadas por el mundo con una corona imperial.

  • Portada meridional: se finalizó en 1554, y su iconología representa las victorias de Carlos V, en este caso, la victoria marítima de la batalla de Túnez.

Aunque también hay una pequeña portada en el norte, solo la occidental y la meridional se labraron con elocuencia y simbología, integrando estilos renacentistas y árabes, para dar lugar a una auténtica obra de arte de la arquitectura.

El patio circular

Del Palacio de Carlos V destaca también su patio circular en el centro, quizás la obra más representativa del renacimiento español. Está dividido en dos pisos, el inferior lo presiden columnas dóricas y el superior columnas jónicas, mucho más ligeras. Este tipo de construcción, muestra un elevado conocimiento de la arquitectura imperial romana.

Museo de la Alhambra

El Museo de la Alhambra se ubica en el Palacio de Carlos V y está dedicado al arte hispano-musulmán y nazarí. Se trata de una importante colección de objetos de uso cotidiano y decorativos, que fueron utilizados por las cortes musulmanas: perfumeros, ánforas, esculturas.

El museo fue creado en 1870, a partir de la recuperación de objetos en las excavaciones realizadas en la Alhambra. También se recobraron objetos y obras nazaríes que habían sido almacenados y/o usados después de la reconquista por los Reyes Católicos.

Entre las colecciones más destacadas se encuentran la de cerámica doméstica, objetos de mármol como columnas y paneles tallados, piezas decorativas, ornamentales y arquitectónicas en yeso y madera, candiles, vajilla, marfiles tallados, objetos de bronce, etc.

Museo de Bellas Artes

Fue inaugurado en 1839 y funcionaba en el ex convento dominico de Santa Cruz la Real. Después de sucesivos traslados, fue ubicado en el Palacio de Carlos V a partir de 1941, aunque el edificio aún no había sido terminado, debiendo ser nuevamente trasladado a otra ubicación. Finalmente, el 6 de octubre de 1958, fue inaugurado oficialmente en la sede que ocupa actualmente.

Sus obras proceden principalmente de monasterios y conventos como la Cartuja, San Francisco, la Merced, y otros. Por eso la mayoría son de carácter religioso. Las obras abarcan de los siglos XVI al XX y muchas nuevas adquisiciones son de obras de pintores granadinos contemporáneos.

Palacio de Carlos V

Horario: 

De lunes a viernes de 9:00 a 18:00 h en invierno, y hasta las 20:00 h en verano.

Precio: 

Gratuito, tanto el acceso al palacio como a los museos.

Cómo llegar: 

Autobús: línea C3.