Venecia con niños

¿Una ciudad donde todo es en barco, desde la policía hasta la recogida de basura? ¡Eso sí que es algo que suele entusiasmar a los pequeños viajeros! El encanto principal de Venecia, esto es, sus múltiples canales, es algo apreciado por niños y adultos.

Sin embargo, no hay muchas atracciones especialmente ideadas para los peques, así que tendrás que usar la imaginación para planear un recorrido que mantenga encendida la llama de la emoción durante todo el viaje. ¡Toma nota de estos consejos! También puedes echarle un vistazo a nuestras visitas guiadas por Venecia: seguramente alguna os vendrá de maravillas para toda la familia.

Plaza de San Marcos

La Plaza de San Marcos es uno de los imprescindibles de la visita a Venecia, y puede disfrutarse perfectamente en familia. Además del café de rigor en la plaza, si vas con niños también os dedicaréis a ver las palomas. Lo que más suelen disfrutar los pequeños en esta plaza, es darles de comer a las aves y correrlas para que levanten vuelo. Si vas en carnaval, se maravillarán por la cantidad de trajes de época de lo más suntuosos y extravagantes que hay en la plaza.

Palacio Ducal

Los pequeños aventureros querrán saber cómo eran las prisiones, descubrir el camino que hacían los prisioneros desde el tribunal a la celda y conocer la Armería para ver las armas y armaduras expuestas. Tú podrás disfrutar de la excelente arquitectura y la historia del Palacio.

Será una visita agradable para toda la familia. Un consejo: asegúrate de conseguir entradas sin colas, porque al ser el monumento más visitado de Venecia las colas pueden durar hasta dos horas.

Puedes echarle un vistazo a esta visita guiada que, además de las entradas sin fila para el Palacio Ducal, incluye entrada gratuita para visitar una fábrica de cristal de Murano en las inmediaciones de la Plaza San Marco. Lo mejor: los menores de 5 años no pagan.

Cristal de Murano

A los niños les brillarán los ojos cuando vean las infinitas piezas de colores que adornan las tiendas donde venden cristal de Murano. Pero lo que será verdaderamente inolvidable es conocer una fábrica por dentro y ver cómo los expertos soplan el cristal para convertirlo en esas piezas.

Si la visita a las fábricas es interesante para los adultos, se convierte en obligada cuando el paseo es con niños. Te recomendamos especialmente esta excursión a Murano, Burano y Torcello, donde podrán conocer también las pintorescas casitas de colores de esta última isla.

Museo de Ciencias Naturales

El Museo de Ciencias Naturales de Venecia es pequeño, pero está muy bien montado. Encontraréis los obligados esqueletos de dinosaurios pero también interesantes colecciones de botánica, zoología, minerales y rocas. Especial para un día de lluvia o mucho calor, que os invite a buscar reparo. El museo tiene una zona para bebés donde podréis relejaros todos.

Precio

Entrada general: 8 €
Niños de 5 a 14 años: 5,5 €
Menores de 5 años: gratis

Navegar por los canales

Moverte por agua en Venecia es obligado, y cuando estás con niños el simple traslado se convierte en un paseo más. Además de las clásicas góndolas, están los vaporetti (autobuses acuáticos) y los taxis acuáticos. Todas las opciones tendrán su encanto particular para los pequeños viajeros.

Puedes reservar ahora mismo un paseo en góndola de 30 minutos por los canales de Venecia para disfrutar con tus peques cuando lleguen. Los menores de 2 años no pagan si no ocupan asiento.

Taller de máscaras

Cerca de la estación de San Stae del vaporetto encontraréis Peterpan Masks, un pequeño y encantador taller familiar de máscaras venecianas. Podréis hacer un taller y fabricar vuestras propias máscaras. Los niños lo pasarán bomba entre todos los objetos de color y dejando volar su imaginación para crear la máscara de sus sueños. Será además un bonito recuerdo para llevar a casa.

Precio

35 € por máscara aproximadamente.

Museo histórico naval

Como ya lo imaginas, en el museo encontraréis toda clase de objetos relacionados con la navegación y la historia marítima de Venecia. Podréis ver desde antiguos instrumentos de navegación hasta embarcaciones a escala, pasando por indumentaria naval y góndolas reales.

Lo que más les gustará a los pequeños son los grandes barcos que encontrarán en la Navy, a la vuelta de la esquina, con la misma entrada. Lo mejor es que no se encuentra dentro del circuito turístico clásico, por lo que no hay grandes aglomeraciones.

Precio

Entrada general: 10 €
Niños de 6 a 14 años: 7,50 €
Menores de 6 años: gratis

Playa

El Lido de Venecia será el lugar favorito de los niños en verano. Puedes llegar hasta allí tomando el vaporetto línea 1 desde la Plaza San Marcos o las paradas del Gran Canal. En 30 minutos estarás en la isla, y a solo 500 metros de la parada del barco se encuentra la playa.

Las aguas son tranquilas y los niños podrán jugar libremente mientras tú te distiendes en una tumbona. Podrás elegir entre las playas públicas o las que tienen cabañas con todos los servicios y pasar un día entero de paz y tranquilidad junto al mar.

Moverse en Venecia con niños

En Venecia podrás moverte a pie la mayor parte del tiempo, usando los puentes para atravesar los canales. Lo mejor es usar un portabebé u optar por un carrito liviano. Cuando sea necesario, podrás usar los vaporetti, los autobuses acuáticos de Venecia. Hay varias líneas que recorren los canales en todas direcciones. Los niños de 5 a 12 años pagan la mitad y los menores de 5 viajan gratis.