Barrios de Venecia

Venecia está dividida administrativamente en 6 barrios ó sestiere: San Marcos, Castello, Canareggio, Santa Croce, San Polo y Dorsoduro. Estos se ubican a lo largo del Gran Canal, 3 de cada lado, y comunican entre ellos a través de los 3 puentes que mencionamos: Accademia, Scalzi y Rialto

A pesar de que, en principio, Venecia pueda parecer una ciudad complicada de recorrer, es muy fácil conocer toda la ciudad simplemente caminando. Los múltiples puentes unen todas las islas entre sí, y no hay lugar al que no se pueda llegar a pie o, a lo sumo, en vaporetto o góndola.

Canareggio

Canareggio está dotado de un gran encanto. Este barrio de Venecia toma su nombre del Canale di Cannareggio (Canal Regio), la única entrada a Venecia antes de la aparición del ferrocarril. Canareggio es uno de los barrios de Venecia más poblados pero menos concurrido por los turistas, y el segundo más grande de la ciudad. En este barrio de calles estrechas encontraremos muchos tranquilos bares y tiendas de artesanos. Qué visitar en Canareggio: la iglesia de la Madonna dell´Orto, el Ghetto, el barrio judío más antiguo del mundo, y el Ca´d´Oro (palacio y museo).

San Marcos

San Marcos es el barrio más antiguo de Venecia, turístico por excelencia y, por ese motivo, uno de los más caros. La Basílica y el palacio Ducal fueron los primeros edificios construidos en la ciudad. La Piazza San Marco es la única plaza de la ciudad. El resto de los espacio públicos abiertos, con otra estructura, son los denominados “campos”. En esta plaza se llevan a cabo todas las festividades importantes de Venecia. Las calles comerciales más importantes están en este sestiere, como la calle Merceria, y también las galerías que comercializan cristal de Murano

Castello

Castello es el sestiere más poblado de Venecia. Su nombre se debe a que allí se levantaba una fortaleza en el siglo VIII. En el barrio de Castello podemos visitar las iglesias de la Pietá, San Giorgio dei Greci y San Zacaria, y el famoso Arsenale, el astillero donde se construyó la flota veneciana que dominó el Mediterráneo. En este barrio de Venecia se encuentra uno de los puentes más conocidos, el Puente Della Paglia.

Santa Croce

El barrio de Venecia Santa Croce está dividido en dos grandes áreas: la parte oriental, que todavía conserva muchos edificios medievales que podemos visitar (como el Fondaco dei Turchi, la Iglesia de San Giacomo dell'Orio, la iglesia de San Nicolo de Tolentino, el Ca’ Corner), y la parte occidental, donde se encuentra Piazzale Roma, la terminal de autobuses de Venecia, única zona de la ciudad por la que pueden circular coches.

San Polo

Igual que Santa Croce, San Polo se ubica en la zona conocida como Luprio, una de las más antiguas de la ciudad, junto con San Marco. San Polo es el barrio más pequeño de Venecia y en él se encuentra el Puente de Rialto. Aquí comenzó la actividad comercial de Venecia, con mercados, tiendas y bancos. Las principales atracciones del barrio son el Campo San Polo, las iglesias San Giacomo di Rialto, Santa María Gloriosa de San Rocco y la Iglesia dei Frari; la casa del escritor Goldoni y la Scuola Grande de San Rocco. También encontramos en este barrio de Venecia interesantes mercados y galerías de arte para visitar.

Dorsoduro

Dorsoduro, el nombre de este barrio, que significa "espalda dura", se debe a la dureza del subsuelo de esa zona en particular. El corazón de este barrio de Venecia es el Campo de Santa Margherita, que alberga durante la mañana un importante mercado de pescados y frutas, y a partir de la caída del sol ofrece la más animada vida nocturna. En este barrio podemos visitar los museos Peggy Guggenheim y la Galería de la Accademia, la Iglesia de la Salute, los palacios Ca´Rezzonico, Ca’ Foscari, Ariani, Zenobio y Dario, la Dogana di Mare (edificio de Aduanas del s. XV), las iglesias Santa María del Carmelo, San Trovaso, San Pantalon y San Nicolò de San Sebastiano.

Barrio San Marcos de Venecia