Puente de los Suspiros

Se trata de uno de los puentes más famosos de Venecia y una de las visitas imprescindibles de la ciudad. Ubicado a pocos metros de la Plaza San Marcos, cruza el Rio Di Palazzo, uniendo al Palacio Ducal con la antigua prisión de la Inquisición.

Historia del puente

El Puente de los Suspiros fue construido en 1602 por Antonio Contino, con el fin de unir el Palacio de Justicia con las Prisiones Nuevas, que se encontraban separados por un canal.

El nombre de “Puente de los Suspiros” fue ideado por Lord Byron, quien imaginó que los presos suspiraban al pasar por el puente, ya que era la última vez que verían la luz del sol en mucho tiempo.

Fue realizado con piedra caliza, en forma de arco, como la mayoría de los puentes de la ciudad.

Si nos acercamos a la fachada del Palacio Ducal que da a la laguna, tendremos una magnifica vista del puente.

También podremos cruzarlo si visitamos el Palacio Ducal e iniciamos el itinerario que hacían los prisioneros y que nos dará una idea del sentimiento de desconsuelo y fatalidad que debían arrastrar mientras eran conducidos a sus calabozos para cumplir sus penas.

    puente suspiros

    Dirección: 

    Plaza San Marcos

    Cómo llegar: 

    Vaporetto líneas 1, 2 y 51