Luxor

La moderna Luxor se levanta donde alguna vez se situara la antigua Tebas, ciudad que rindió culto al dios Amón como ninguna otra. Algunos de los monumentos más impactantes del mundo antiguo se erigen en Luxor. Sus templos de elegantes columnas y altos obeliscos guardan en sus interiores bellísimas imágenes que retratan las costumbres y cultura de una de las civilizaciones más grandes de la historia.

Luxor es, junto con Asuán, una de las más bellas ciudades que pueden visitarse en un crucero por el Nilo. En una visita a la ciudad, no puedes perderte los siguientes sitios:

Templo de Luxor

El templo de Luxor fue construido durante los reinados de Amenhotep III y Ramsés II, entre 1500 y 1200 a. C. y remodelado por algunos monarcas posteriores, como Tutankamón. Está dedicado al dios Amón y sorprende con sus fabulosas columnas, su gran obelisco y las estatuas de Ramsés II. El templo de Luxor se encontraba conectado con el de Karnak a través de una gran avenida de tres kilómetros de largo flanqueada de esfinges.

Templo de Karnak

Karnak fue durante siglos el centro religioso más importante de Egipto. Su templo principal estaba dedicado a Amón-Ra, el dios del sol. Fue Intef II, rey de la dinastía XI, quien comenzó hace más de cuatro mil años las obras del magnífico templo. Durante los siglos siguientes, los faraones continuaron ampliando y remodelando el santuario, en el que se han identificado más de 200 estructuras. De todas las maravillas que guarda el conjunto destacan:

  • La avenida Dromos, rodeada de esfinges con cabezas de carnero.

  • La sala Hipóstila, donde se observan 132 columnas con capiteles en forma de papiros.

  • El escarabajo dedicado a Amenhotep III.

  • El Lago Sagrado.

Templo de Hatsepsut

El templo de Hatsepsut, ubicado en el complejo de Deir el Bahari, cerca del Valle de los Reyes, es uno de los más impresionantes e icónicos monumentos de Egipto. Fue construido en honor a Amon-Ra, el dios del sol y en sus paredes se narra la historia de una de las pocas reinas faraón de Egipto. Para acceder al templo, engarzado de manera extraordinaria en la montaña, hay que utilizar un camino trazado por 12 esfinges y continuar a través de una rampa para llegar a una amplia terraza. Al final de este espacio se encuentran las impresionantes estatuas dela reina.

Los colosos de Memnón

Ubicados en la orilla este de Luxor, se ubican en la explanada de lo que supo ser el templo de Amenhotep III. Las dos esculturas gigantes, de 20 metros de alto, fueron talladas en una única pieza de cuarcita roja. Antiguamente guardaban la entrada al templo, del que ya no quedan casi rastros.

Valle de los Reyes

En la orilla oeste del Nilo yace una espectacular necrópolis con 63 tumbas reales que guardan los restos de la mayoría de los faraones del Imperio Nuevo. Los sepulcros llaman la atención por la magnificencia de sus pinturas y grabados, que conservan una increíble vivacidad. Entre las tumbas se encuentra la de Tutankamón.

Valle de las Reinas

Contiene principalmente las tumbas de las reinas y los príncipes de las dinastías egipcias XIX y XX. Se sitúa cerca del Valle de los Reyes. Su tumba más famosa es la de Nefertari, esposa de Ramsés II. La belleza de los dibujos y el perfecto estado de conservación de los colores y trazos causan una profunda impresión en todos los visitantes.

Viaja a Luxor en avión doméstico desde el Cairo

Te proponemos que contrates un tour privado previamente para que vayas con todo hecho. Disfrutarás de un día completo yendo en un vuelo doméstico con traslados desde el hotel hasta el aeropuerto. Un guía hispanohablante te llevará por los principales templos en un vehículo privado para que conozcas, entre otros lugares, el Templo de Karnak y el Valle de los Reyes y el Templo funerario de Hatshepsut

Templo Hatshepsut Luxor

Cómo llegar: 

Egyptair tiene varios vuelos diarios. El viaje tiene una duración de una hora aproximadamente. Si quieres visitar los principales monumentos de la ciudad en la compañía de un guía experto partiendo desde El Cairo échale un vistazo a esta excursión en avión a Luxor.