Templo de Kom Ombo

En la ciudad de Kom Ombo, a cuarenta kilómetros al norte de Asuán y 165 al sur de Luxor, se encuentra un maravilloso templo construido durante el reinado de Ptolomeo VI, en el siglo II a. C. Junto al templo se ubica un nilómetro, herramienta usada para medir el nivel del río y estudiar sus crecidas.

Construcción especial

El templo llama la atención por una particularidad: es doble. La construcción tiene un eje principal a partir del cual se espeja de forma perfecta hacia el norte y hacia el sur. La mitad sur del templo está dedicada a Sobek, dios de la fertilidad y creador del mundo, representado con cabeza de cocodrilo. La parte norte, mientras tanto, se dedica a Haroeris, una forma de Horus.

Bajorrelieves

Uno de los detalles decorativos más bonitos e interesantes del templo es la colección de instrumentos quirúrgicos de la cara interna del muro posterior. Los dibujos echan luz acerca de las técnicas utilizadas por los médicos egipcios hace miles de años. Allí pueden verse, entre otros, jeringas, tijeras e instrumental utilizado en los partos.

Momias de cocodrilos

Otra de las peculiaridades del asentamiento es que guarda un llamativo Museo del Cocodrilo. Su colección está compuesta de momias de cocodrilo halladas en la zona y que se encuentran en muy buen estado de conservación. Además, brinda información acerca de la importancia de este animal en la cultura egipcia y su simbología. No te lo pierdas.

Acerca de la visita

El mejor momento para visitar Kom Ombo es al atardecer, para poder disfrutar también la preciosa iluminación nocturna del templo.

Templo Kom Ombo

Cómo llegar: 

La mejor manera para llegar desde El Cairo es tomando un avión hasta Luxor o Asuán. Desde cualquiera de estas dos ciudades podrás llegar en tren, autobús público, taxi o incluso embarcación hasta el templo.