Abu Simbel

Abu Simbel es uno de los emplazamientos arqueológicos más visitados y fascinantes de Egipto. Se ubica a unos 231 kilómetros al sur de Asuán y a 500 kilómetros de Luxor, y guarda dos exquisitos templos: el de Ramsés II y el de su primera esposa, Nefertari.

Reubicación

Los templos tuvieron que ser relocalizados en 1968 para evitar que quedaran bajo el agua después de la construcción de la presa de Asuán. En la reconstrucción trabajó un equipo de arqueólogos e ingenieros que contaron con el apoyo de la Unesco. Los trabajos fueron hechos con sumo cuidado y el resultado es formidable.

Maravilla arquitectónica

Los templos fueron originalmente esculpidos en la roca. El templo principal, dedicado a Amón, Ra y Ptah, presenta cuatro colosales estatuas de Ramsés II a sus puertas, también esculpidas en piedra. Cada una mide cerca de 20 metros de altura. En el interior destacan las 8 grandes columnas que también representan a Ramsés, esta vez en su forma vinculada a Osiris, el dios del inframundo.

El templo cuenta con varias cámaras laterales y tiene incontables bajorrelieves de inigualable belleza que cuentan la historia de varias guerras egipcias.

Templo de Nefertari

El templo de Nefertari, por su parte, está dedicado a Hathor, diosa del amor y la belleza. Su fachada se encuentra decorada por cuatro estatuas de Ramsés II y dos de Nefertari, de cerca de 10 metros de alto. En la sala hipóstila destacan seis columnas centrales con capiteles decorados con la cabeza de Hathor. El templo de Nefertari es más pequeño que el de Ramsés pero posee una decoración más elaborada.

La visita

La visita al templo suele hacerse desde Asuán, que se ubica a tres horas y media de viaje por carretera aproximadamente. Las excursiones parten de la ciudad a la madrugada, cerca de las 03:00 para poder llegar al asentamiento con el amanecer, ya que las temperaturas durante el día son muy elevadas. Los magníficos templos sin duda justifican el esfuerzo.

Abu Simbel

Cómo llegar: 

Desde El Cairo parten vuelos diarios a Abu Simbel de EgyptAir. El viaje dura poco más de tres horas.