Museo de Historia Natural de Viena

El Museo de Historia Natural de Viena se aloja en un edificio gemelo del Museo de Historia del Arte, ambos construidos durante el reinado del Emperador Francisco I.

La enorme colección de este museo, más de 20 millones de objetos, tuvo su origen en la colección personal del emperador, comprada a un investigador florentino, que estaba formada por 30.000 fósiles, piedras preciosas y minerales.

Francisco I, quien también fundó el Jardín Botánico y el zoológico de Schönbrun, continuó ampliando esta colección a lo largo de su reinado, financiando expediciones a lugares tan remotos como las Antillas o Venezuela.

Si tienes tiempo después de ver todos los sitios imperdibles de Viena, te recomendamos una visita a este Museo.

Colecciones del Museo

Las colecciones abarcan desde minerales a un planetario digital y un dinosaurio animado, pasando por fósiles raros y extremadamente antiguos, meteoritos, corales y moluscos, y una impresionante exhibición antropológica que recorre la evolución del ser humano desde sus comienzos.

Entre los objetos más preciados están la "Venus de Willendorf", de 29.500 años de antigüedad, encontrada en Austria en 1908, y la vaca marina de Steller, un mamífero sirénido que se extinguió alrededor de  1854 y habitaba en los alrededores de la Isla de Bering (península de Kamchatka).

La colección de meteoritos, con más de 1.100 rocas, es la más antigua y extensa del mundo. Algunos de ellos son particularmente grandes, como la piedra Knyahinaya, de unos 300 kilos de peso. También se pueden ver piedras lunares y de Marte. 

Museo de Historia Natural de Viena

Horario: 

Jueves a lunes de 9:00 a 18:30 
Miércoles de 9:00 a 19:00.

Precio: 

10€

Dirección: 

Burgring 7. Entrada por Maria-Theresien-Platz.

Cómo llegar: 

Metro línea U2, parada Museumquartier; línea U3 parada Volkstheater.
Tram líneas 1, 2 y D, parada Burgring.
Autobús líneas 2A y 57A, parada Burgring.