Itinerario y rutas de 2 días por Milán

Milán es una ciudad que puedes visitar fácilmente en dos días. Aún así, existen actividades y lugares cerca que merece la pena conocer si te encuentras más tiempo en Milán. Te proponemos posibles itinerarios para visitar la ciudad. Quizás te ayudará consultar nuestro mapa y los barrios para alojarte.

Día 1 de ruta por Milán

Nuestro primer día en Milán comenzará en la Plaza del Duomo, corazón del centro histórico de la ciudad. Allí visitaremos la Catedral gótica del siglo XIV, una de las más grandes del mundo. Además de admirar la belleza de su arquitectura, podremos disfrutar de las obras de arte que alberga en el interior. En el lado opuesto de la Piazza del Duomo está la estatua ecuestre de Vittorio Emanuele II.

 Al sur de la plaza se alza el Palacio Real, un imponente edificio neoclásico donde podremos visitar algunas salas restauradas a su estado original.

Frente al Monumento de Vittorio Emanuelle se ubica la Piazza dei Mercanti, rodeada de importantes edificios históricos.

A pocas manzanas de esta antiquísima plaza encontraremos la Pinacoteca Ambrosiana, uno de los museos más antiguos de Italia. Está ubicada en la Biblioteca Ambrosiana, espacio histórico y cultural donde podremos ver algunos de los manuscritos de Leonardo da Vinci.

Haremos una pausa para almorzar en alguno de los restaurantes de la zona. Alrededor de la Plaza Duomo hay numerosos locales de comidas, y si bien muchos de ellos son caros, se pueden encontrar algunos económicos y con buen servicio.

Después de almorzar tomaremos el metro línea 1 en la estación Duomo hasta Cairoli Castello, para visitar uno de los imperdibles de Milán, el Castillo Sforzesco. Como es imposible recorrer todos sus museos en una sola visita, te recomendamos no perderte la Pietá Rondanini, de Miguel Ángel, y elegir algún museo de tu interés entre todos los que allí funcionan.

Regresaremos a la Piazza del Duomo para conocer la Galería Vittorio Emanuele. Además de su interés arquitectónico, es el lugar ideal para realizar compras y visitar tiendas, algunas de ellas de lujo.

Frente a la Galería veremos el  Teatro de la Scala, uno de los teatros líricos más prestigiosos el mundo.

Para cenar podemos visitar algunos de los locales de la zona. En muchos bares de Milán se sirve, entre las 18:00 y las 21:00, el típico "aperitivo" italiano: por el precio de una bebida podrás, además, disfrutar de una comida. Algunos de los locales céntricos que ofrecen esta opción son Radetzky Café (Corso Garibaldi 105) y Caffe Verdi (Via Giuseppe Verdi 6, frente a la Scala).

Día 2 de ruta por Milán

El segundo día de ruta por Milán comenzará en el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología, donde hay una interesante exposición de objetos diseñados por Leonardo Da Vinci.

Luego caminaremos unos metros hacia el norte para llegar a la iglesia Santa María delle Grazie, declarada Patrimonio de la Humanidad y de visita obligada por albergar el famoso fresco de Leonardo da Vinci  "La Última Cena".

Muy cerca de allí está el Parque Sempione. Además de recorrer sus jardines y monumentos podremos almorzar en el Bar Bianco, un bar histórico con una hermosa terraza e inmejorable vista.

Para después de almorzar tenemos varias opciones: visitar el Acquario Civico y la Triennale, que funcionan dentro del parque, o conocer el museo más importante de la ciudad, la Pinacoteca di Brera, que alberga obras de pintura antigua y moderna de Italia y está a pocos metros del parque.

Para los amantes del fútbol  la opción es llegar hasta el Estadio Giuseppe Meazza, sede de los clubes AC Milán e Inter, donde podremos conocer el campo, las tribunas, los vestuarios, el museo y la tienda. Hay que hacer una combinación de transportes para llegar desde el Parco Sempione.

Por la noche podemos conocer  la zona de Navigli, al sur de la ciudad. Es un barrio muy animado y con una amplia oferta gastronómica. Además de bares y restaurantes encontrarás varias "paninotecas", lugares donde sirven deliciosos paninis y cerveza bien helada.

¿Tienes más días?

Puedes visitar el  Cementerio Monumental y la Basílica de San Ambrosio. O conocer lugares cercanos imperdibles, como Cinque Terre, el Lago Como, el Lago MaggioreGénova.