Qué comer y dónde

La oferta gastronómica en Milán es más que amplia. Y no podía ser de otro modo, con la cantidad de comidas típicas que hay en Italia en general, y en cada región en particular.

Para que no te pierdas los mejores platos típicos de Milán, te contamos qué comer y los mejores lugares para hacerlo.

Platos típicos y dónde comerlos

La comida típica de Milán se basa principalmente en verduras y carnes, dos ingredientes que se combinan en infinidad de platos. También se caracteriza por el uso de mantequilla en lugar de aceite en los sofritos, lo que da a las preparaciones un sabor diferente. Una forma tradicional de preparar ciertas comidas en Milán es el rebozado con huevo, pan y queso rallado, conocido como "a la milanesa".

No incluimos en esta lista las pastas, ya que podrás comerlas en cualquier restaurante, siempre bien hechas y con muchísimas variantes.

Risotto alla milanese

Es el plato más típico de Milán, también llamado "risotto allo zafferano", porque lleva azafrán. Se cocina el arroz con cebolla y un medio graso: mantequilla, aceite o panceta. En algunos lugares lo sirven acompañado con osobucco o cotoletta (preparaciones de carne).

  • Ristorante Papa Francesco, Via Marino 7 (Piazza della Scala). El risotto alla milanese cuesta 16€. Abierto mediodía y noche.
  • Osteria dell'Acquabella, Via San Rocco 11 (Porta Romana). Lunes de 19:30 a 00:30, sábados de 19:30 a 01:00, martes a viernes de 12:00 a 15:00 y de 19:30 a 00:30.

Cotoletta alla milanese o escalopa alla milanese

La cotoletta es la chuleta de ternera (con hueso), mientras que la escalopa es el filete finito sin hueso. En ambos casos va rebozada en huevo, ajo, perejil y pan rallado, y frita.

  • Al Garghet, Via Selvanesco 36. El detalle es el menú escrito a mano, como se había antiguamente. La cotoletta cuesta 26€. Martes a domingo de 19:30 a 22:30, domingo de 12:00 a 14:00.
  • Osteria La Vecchia Lira, Largo la Foppa 5 (Milano Centrale). Abre de lunes a viernes y domingo de 12:30 a 14:30 y de 19:30 a 24:00. Sábados sólo cena.

Ossobucco alla milanese

Ossobucco significa, literalmente, "hueso hueco". Es un corte conocido en todo el mundo, que en Milán se come preparado en estofado y, muchas veces, acompañado con risotto o polenta.

  • Il Solferino, Via Castelfidarfo 2 (Brera). Es un restaurante muy tradicional de Milán donde el ossobucco con risotto es un clásico. Todos los días de 12:00 a 14:00 y de 18:00 a 23:30.
  • Il Cestino, Via Madoninna 27. Sirven el ossobuco en dos versiones, con polenta o risotto. Martes a domingo de 19:00 a 00:30.

Minestrone alla milanesa

El minestrone es una sopa típica de Lombardía preparada con verduras picadas, generalmente zanahoria, tomate, apio, cebolla, judías verdes. Hay quienes le agregan un poco de pasta o arroz.

La sopa es tan tradicional en Milán, particularmente en invierno, que existen las llamadas "zupperie", lugares donde se sirven toda clase de sopas.

  • Tagliabrodo, Via Andrea Solari 30 (Navigli). Su especialidad es el minestrone "Autunno in Brodo", preparado con no menos de 10 verduras de estación.  Todos los días de 12:30 a 14:30 y de 20:00 a 22:30. El minestrone cuesta 10€.
  • La Tavernetta da Elio, Via Fatebenefratelli 30. Preparan el "minestrone di farro", un plato típicamente campesino que incluye un cereal llamado farro, una especie de trigo integral, muy típico de Lombardía. Lunes a viernes de 19:30 a 22:30, lunes a sábados de 12:00 a 15:00.

Panettone

Es el dulce más típico de Milán y se come habitualmente para Navidad. Suele llevar frutas secas o trocitos de chocolate. Hay lugares donde lo conseguirás en cualquier época del año.

  • Pasticceria Giovanni Cova & C., Via Cusani 10 (Brera). Posiblemente el mejor panettone clásico de Milán, preparado con masa madre y levado durante 72 horas, con relleno de fruta seca. En esta pastelería, una de las más antiguas de Milán, encontrarás toda clase de dulces y chocolates típicos. Lunes a viernes de 7:00 a 21:00, sábado y domingo de 8:00 a 21:00.
  • Pasticceria G. Cova & C., Viale Monza 91. En esta sucursal podrás tomar excelente café o desayuno, acompañados por los dulces más deliciosos. Según The Breakfast Review, sirven uno de los mejores cappuccinos de Milán.
  • Pavé, Via Felice Casati 27 (Stazione Centrale). Es el lugar ideal para tomar un café o desayunar y probar deliciosos dulces milaneses. Además fabrican pastas en forma artesanal. Martes a viernes de 08:00 a 20:00, sábado y domingo de 8:30 a 19:00.