30 cosas que ver y hacer en Milán

Italia es un crisol de ciudades magníficas como Venecia, Roma o Florencia. Muchos piensan que Milán es una ciudad que no tiene tanto que ofrecer como sus vecinas, pero una sola visita a la ciudad de la moda alcanza para convencerse de lo contrario. Milán es en realidad una ciudad maravillosa llena de lugares imprescindibles y un sinfín de cosas que ver y hacer que te permitirán configurar un itinerario de viaje a tu gusto. ¡Te lo demostramos en esta lista!

1. Visita el Duomo de Milán. Este listado no puede empezar por otro lugar que no sea una de las catedrales más bonitas del mundo. El Duomo de Milán es uno de esos edificios que dejan con la boca abierta a los viajeros. Sube a su tejado y disfruta de las magníficas vistas.

Vistas desde el Duomo de Milán

2. No te pierdas tampoco la Plaza del Duomo. En ella reina un ambiente muy animado y desde aquí obtienes las mejores vistas a la Catedral. Siéntate en un banco, tómate un helado artesanal y disfruta de la fachada de mármol blanco del Duomo.

3. Ve a la Plaza Mercanti, una de las más bonitas de la ciudad con una historia muy particular. Visítala y maravíllate con vistas a los palacios que la rodean.

4. ¿Tienes algo de hambre? Puedes hacer una parada técnica y recargar energía comiendo un panzerotto en Luini. Los panzerotto son una especie de empanadilla rellena de varios ingredientes y que se cocinan o fritos o al horno. El original lleva tomate y mozzarella. Son una verdadera delicia. 

5. Si eres un apasionado del arte, ve a ver la Última Cena de Leonardo da Vinci. Para entender bien el significado de la obra, te recomendamos que visites la Iglesia de Santa María delle Grazie (iglesia en la que se ubica), con un guía a través de alguno de nuestros tours especializados.

6. Visita la increíble biblioteca de libros del Palacio dell’Ambrosiana. En ella se encuentra el famoso Código Atlántico de Leonardo da Vinci, donde se explican sus más ingeniosos inventos.

7. Tampoco te pierdas el Castillo Sforzesco, ubicado cerca del Parque Sempione, ambos constituyen un auténtico reducto de paz para desconectar de la ciudad y su ajetreo diario. 

Castillo Sforzesco - Milán

8. Tómate un café en el famoso Café Biffi de 1867, que se encuentra en la Galleria Vittorio Emanuele II. Si quieres pedir un auténtico café italiano, opta por el ristretto.

9. Visita el Quadrilatero d’Oro y disfruta de la moda de Milán. Ponte las gafas de sol y déjate seducir por lujosas tiendas con firmas de moda nacionales e internacionales. Lo más probable es que encuentres aquello que andabas buscando en esta zona de compras de Milán.

10. Sigue las pistas de Leonardo da Vinci visitando sus obras más interesantes mediante un tour especializado. Verás La Última Cena y el Código Atlántico, que se encuentra en la Biblioteca Ambrosiana. Un guía te lo explicará todo para que no pierdas detalle de este manuscrito donde se explican teorías e inventos fascinantes.

11. Pasea por el Barrio de Brea y maravíllate con sus tiendas, sus restaurantes y bares tradicionales. Allí se respira un ambiente muy bohemio y cosmopolita.

12. No dudes en darte una vuelta por las Galerías Vittorio Emanuele II. En ellas se encuentran algunas de las tiendas más lujosas de Milán, como Gucci o Louis Vuitton.

13. Ve a dar un paseo por el parque Sempione y déjate embelesar por el verde intenso que reina. Haz deporte, lee un buen libro, escapa del caos de la ciudad y disfruta de las vistas al Castillo Sforzesco.

Parque Sempione - Milán

14. Vive la moda en Milán y descubre las más de 180 tiendas del outlet Serravalle Designer mientras te tomas un helado. Tenemos el tour perfecto para acompañarte, que incluye el transporte y tarjetas de descuento. O puedes decantarte por el FoxTown Outlet, que también acoge un sinfín de marcas internacionales y grandes descuentos. Echa un vistazo a ambos y escoje el que más se adapte a ti. 

15. Si te apasiona el fútbol no puedes perderte una visita al Estadio Giuseppe Meazza, conocido como San Siro, el escenario de los legendarios y contrincantes Milán e Inter.

16. Realiza una visita guiada al teatro la Scala de Milán. Se trata de uno de los teatros líricos más antiguos y famosos del mundo, por cuyo escenario han pasado obras de Verdi o Toscanini. Su interior es fastuoso y la definición perfecta del buen gusto y la elegancia.

17. Ve a la Gelateria Giova de Milán (Corso Indipendenza, 20) y disfruta de los mejores helados artesanales de todo Milán.

18. Disfruta de una auténtica cena italiana en un buen restaurante mientras te deleitas con un espectáculo de cabaret en vivo. El restaurante Maison Milano es una maravilla y disfrutarás todos y cada uno de los platos de su menú. Consigue el mejor precio reservando tu mesa de antemano.

19. No te pierdas ninguno de los imprescindibles de Milán y contrata un tour guiado. Con los tour tendrás las entradas reservadas de antemano y te ahorrarás las colas para visitar lugares como el Teatro alla Scala, La Última Cena o el Duomo.

20. Visita el Barrio Navigli, que destaca por sus dos grandes canales: el Naviglio Pavese y el Naviglio Grande. Estos canales presentaron muchos problemas para navegar hasta que el genio de Leonardo da Vinci los mejoró. Reserva un tour por los canales y déjate seducir por un entorno irrepetible.

Barrio de Navigli - Milán

21. Ve a pasear entre tumbas por el Cementerio Monumental de Milán. Es un auténtico museo al aire libre donde encuentras un gran número de tumbas de un nivel artístico sublime, esculturas y preciosas edificaciones.

22. Teletranspórtate a China yendo al barrio chino. Si eres un amante de la gastronomía oriental, no te pierdas este lugar. Merece la pena visitarlo en año nuevo, cuando se llena de farolillos, dragones y desfiles con música de fondo.

23. Sube al tranvía y conoce la ciudad sentado. Es bastante típico comprar el ticket del tranvía amarillo por 1,50 € y subir y bajar del tranvía tantas veces quieras. El billete diario tiene un precio de 4,50 €.

24. Prueba los mejores platos tradicionales de Milán. Algunos de ellos son, por ejemplo, el risotto alla milanese, la polenta con merluzo o el ossobucco con risotto. Tampoco te puedes perder el panettone de Milán.

25. Aunque no tengas que subirte a un tren, ve a la Estación de Milano Centrale para maravillarte con la arquitectura art decó y art nouveau. Tampoco te pierdas sus llamativos techos abovedados y sus enormes cúpulas de acero y cristal. 

Cosas que ver y hacer en los alrededores de Milán

26. Visita los Alpes Suizos en el tren Bernina Express. Si lo que buscas es adentrarte en el corazón de la aventura y contemplar la belleza de los Alpes, sube a este tren panorámico desde Milán contratando un tour que te lo pondrá todo muy fácil para que visites lo más imprescindible, como St. Moritz o el viaducto circular de Brusio.

Bernina Exprés desde Milán

27. Guárdate un día para conocer el Lago de Como, Bellagio y Varenna con crucero. El viaje incluye traslados en autocar, guías hispanohablantes, tours a pie y una hora de crucero por el Lago de Como en un barco privado. Quedarás prendado por las altas montañas que enmarcan esta escena, con sus villas señoriales y aldeas de ensueño.

28. Conoce Cinque Terre. Pocos lugares en Italia hay con tanta personalidad como esta zona de La Spezia, que son 5 pueblecitos maravillosos erguidos sobre acantilados en la costa del Mar de Liguria. Una auténtica maravilla.

29. Viaja a Verona y descubre el encanto del Lago de Garda. Otra de las mejores excursiones que puedes hacer es esta: visitar la ciudad de Verona, donde podrás seguir los pasos de la tragedia de Shakespeare de Romeo y Julieta, y maravillarte con el Lago de Garda en un viaje en barco.

Verona desde Milán

30. Pero si lo que quieres es ir al Lago de Garda y además subir al funicular de Brunate, opta por este otro tour guiado que incluye el traslado en autocar desde Milán, los billetes del funicular a Brunate y un crucero de una hora por el Lago de Como. Desde arriba, obtienes las mejores vistas panorámicas al lago.