Milán con niños

Milán es célebre por su patrimonio histórico y cultural. Sus imprescindibles comprenden una larga lista de monumentos y edificios de exquisita arquitectura. ¿Es posible entusiasmar a los niños con el paseo? ¡Por supuesto! Solo debes condimentar el itinerario clásico con algunas visitas a museos interactivos, espacios verdes y, por supuesto, heladerías.

Los niños lo pasarán la mar de bien. Planea tu viaje siguiendo nuestros consejos y échales un vistazo a nuestras visitas guiadas. Seguramente encontrarás alguna que venga como anillo al dedo para toda la familia.

Museo de Historia Natural

Siempre que visitemos con niños una ciudad donde haya esqueletos de dinosaurios gigantes, hay que ir a verlos. Eso es una lección que hemos aprendido los padres de niños pequeños. En el caso de Milán, la cita es en el Museo de Historia Natural. Además de los esqueletos originales y las reconstrucciones de estos gigantescos vertebrados podréis ver una de las mejores colecciones del mundo de rocas y minerales.

Los niños alucinarán con las formas y colores. Podréis descubrir en total 23 salas con millones de piezas. Para dedicarle media jornada con tranquilidad.

Precio

Adultos: 5 €
Menores de 18 años: gratis

Planetario

El Planetario Cívico Ulrico Hoepli es el planetario más importante de Italia. Tienen actividades especiales para niños, como una charla llamada “Crucero espacial”, en la que los pequeños podrán aprender a orientarse con las estrellas. Está planetario está ubicado en los jardines de Porta Venezia, en los que podréis pasar también un agradable rato al aire libre.

Los jardines, a su vez, se encuentran a un tiro de piedra del Museo de Historia Natural, otro imperdible con niños. Como ves, te será muy fácil incorporar la visita a tu itinerario.

Precio

Entrada general: 5 €
Niños: 3 €

Parque Sempione

El Parque Sempione es uno de los pulmones verdes de la ciudad. Se encuentra junto al Castillo Sforzesco, así que será el lugar perfecto para relajarse después de la visita. Si vais preparados de antemano, podréis disfrutar de un picnic al aire libre. En el lugar también encontrarás zonas arboladas y ajardinadas, estanques con patos y tortugas y una fabulosa zona de juegos infantiles.

Hay también un sector con atracciones mecánicas que incluye un divertido mini tren con tickets de acceso muy baratos (desde 0,50 €).

Lago di Como

Los lagos del norte de Italia son un lugar fabuloso para conocer con niños. Estando en Milán te recomendamos particularmente hacer una escapada al Lago di Como para tomar un crucero por sus aguas. Los paseos en barco siempre son apreciados por los pequeños viajeros, y el encantador paisaje natural de lugar aportará un plus que sabréis disfrutar.

En los alrededores del lago podrán visitar muchas encantadoras villas que parecen salidas de un cuento. Pídeles que inventen historias relacionadas con los edificios palaciegos para entretenerse mientras pasean.

Museo Nacional de la Ciencia y la Tecnología Leonardo da Vinci

El museo más entretenido de Milán para niños. Tiene muchas salas con exhibiciones interactivas e interesantes, como la de astronomía, que incluye trajes espaciales auténticos y un trozo de piedra lunar. La sección más popular es la dedicada a Leonardo da Vinci. Allí podrás encontrar modelos de sus inventos, descubrir para qué fueron pensados e interactuar con ellos.

Necesitarás horas para descubrir los secretos de todas las salas. Si quieres dedicárselas, con tu entrada podrás salir para ir a comer y regresar más tarde. Muy práctico, ya que en el lugar no hay restaurante.

Precio

Entrada general: 12 €
Niños y adultos hasta 25 años: 7,50 €
Menores de 3 años: gratis

Museo dei Bambini (MUBA)

El Muba es un museo al estilo “Prohibido no tocar” en el que los niños pueden divertirse con exhibiciones y talleres itinerantes. La propuesta es totalmente interactiva e invita a los pequeños a participar en cada actividad con todo el cuerpo. Como las muestras y talleres son temporales, deberéis averiguar qué podéis hacer en el museo en el momento de la visita, pero seguramente os encontraréis con una propuesta súper entretenida.

Reserva cualquier cosa que quieras hacer en línea porque las plazas son limitadas. Los talleres abiertos al público son, en general, a partir de las 17:00 y suelen durar cerca de una hora. Chequea los horarios antes de ir para evitar frustraciones. El museo tiene un bonito restaurante

Precio

Entrada general: 8 €
Niños: 6 €

Leolandia

Leolandia es un parque de atracciones ideado para los niños. Tiene seis áreas temáticas y más de 40 divertidas atracciones. Además, ofrece espectáculos infantiles y un área de comidas con menús saludables. Una de las actividades que más aprecian los pequeños es fotografiarse con sus personajes favoritos de dibujos animados, como Peppa Pig.

En el parque encontrarás todo lo que necesitas para pasar un día de diversión con comodidad: hay cochecitos disponibles, área de guardería con cambiadores de pañal, calentadores de biberones y microondas para calentar comida.

Precio

Más de 1,20 m de altura: desde 20,50 €
De 0,90 a 1,20 m de altura: desde 18,50 €
Menos de 0,90 m de altura: gratis

Estadio de San Siro

El Estadio de San Siro es uno de los más importantes del mundo. En él se han jugado importantes partidos durante los mundiales de 1934 y 1990. Juegan allí de locales tanto el A.C. Milán como el F.C. Internazionale. Para los pequeños fanáticos del fútbol la visita a San Siro es imprescindible. Tendréis la oportunidad de caminar por las gradas y ver el campo de juego desde las alturas.

Pero lo que más os apasionará será atravesar el túnel hacia el campo. ¡Allí os sentiréis verdaderos jugadores de fútbol! Si estás pensando visitar San Siro en familia te recomendamos especialmente este tour que incluye también una visita a la Casa Milán, actual sede del club AC Milán.

Moverse en Milán con niños

En Milán puedes usar el transporte público con un abono o pagando cada vez que uses el servicio. La tarjeta semanal urbana es muy conveniente para los viajeros, ya que te da viajes ilimitados dentro de la ciudad durante una semana por 11,30 €. Los niños hasta 10 años viajan gratis acompañados de un adulto. Milán tiene también un autobús turístico que te resultará cómodo para visitar las principales atracciones sin tener que estar lidiando con los niños cuando no quieran caminar.

Para ir al alojamiento al momento de la llegada a la ciudad, de la manera más cómoda y directa, la mejor opción es un servicio de traslado. Un asistente esperará por vosotros apenas lleguéis y no tendréis que preocuparos por nada.

Puedes reservar el transfer ahora para dejar tu llegada a Milán resuelta de antemano.