Productos artesanos tradicionales

Los artesanos marroquíes tienen la particularidad de adaptarse a las tendencias, modas y corrientes artísticos internacionales. Es por ello que la actividad artesanal de Marruecos no ha llegado a la era de la industrialización.

Tapices

El tapiz realza todos los interiores. La lana, escogida por las mujeres, se lava con tierra argilosa, se hierve y se aclara. Una vez peinada y blanqueada se peina en mechas. Finalmente se teje con la ayuda de un bolillo. La preparación de un tapiz es larga y requiere mucha mano de obra, sobretodo femenina.

Babuchas

Con el paso de los años, se ha convertido en uno de los emblemas del vestuario y de la artesanía marroquí. Este producto ha sabido evolucionar mezclándose con la moda y las tendencias occidentales, aunque en su origen existían sólo dos tipos de babuchas: la ziwani, caracterizada por su color amarillo, y la babucha de cuero natural. Las dos con la punta redondeada. Las babuchas están compuestas por un empeine de cuero de cabra y de una plantilla sin tacón de cuero de buey y están totalmente cosidas a mano.

Telas

Dando un paseo por la medina de Marrakech uno se da cuenta que Marruecos es un país lleno de colores y de tejidos. Los tejedores estaban organizados en tres grupos: los derraza preparaban djellabas de lana y de algodón, los derraza del haouz preparaban la ropa de fiesta, principalmente de seda, y los btatnia preparaban mantas de lana.

Cerámica

Ya sea en Fès, Safi, Salé o en Marrakech, la diversidad y la delicadeza de la cerámica nos deleitará con su encanto. Los motivos geométricos, que recuerdan al arte islámico, se mezclan con los motivos florales.

Cuero

El cuero marroquí es reconocido en Europa desde la Edad Media. Se obtiene esencialmente de la cabra, la vaca, el cordero y el camello y se trata y tiñe. La calidad del tratamiento lo dejará inodoro. A continuación pasa por las manos de varios artesanos: cortador, costurero y bordadoras.

Forja

Aparece en Marruecos en el siglo XII y se convierte en una especialidad a partir del siglo XIV. Para la confección de una pieza, son necesarias varias etapas. El artesano parte de una lámina de metal que trabajará con el martillo. A continuación realizará el dibujo en la pieza, luego la grabará y finalmente le aplicará la pátina.

Madera

La madera trabajada es una de los orgullos del artesanado marroquí. Los puristas utilizan el cedro perfumado. Antes de proceder al trabajo en sí del material, el ebanista fabrica patrones de cartón. Una vez han sido delineados sobre la madera, se puede marcar, esculpir y finalmente barnizar.

babucha artesania