Siena

Siena, a sólo 72 kilómetros de Florencia, es una hermosa ciudad de la Toscana declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, por la cantidad de edificios medievales que aún se conservan.

    Breve historia de Siena

    Como tantas otras ciudades, Siena tiene un origen mítico: se dice que fue fundada por Senio y Ascanio, hijos de Remo, uno de los fundadores de Roma. Lo cierto es que en el año 30 DC ya existía un asentamiento romano llamado Siena en el sitio donde se alza actualmente esta ciudad, aunque es posible que su origen sea etrusco, de alrededor del 900 AC.

    Pero, a diferencia de otras ciudades italianas, su crecimiento no se produjo en la época romana, porque estaba lejos de las principales calzadas que conectaban las ciudades del Imperio y no se vio beneficiada por el intercambio comercial.

    A partir del siglo IV, en que las carreteras romanas fueron trazadas nuevamente a raíz de la invasión de los lombardos, y pasaron por Siena, la ciudad se transformo en centro comercial.

    En el Medioevo, entre los años 1100 y 1300, la ciudad tuvo un importante crecimiento, y muchos de los monumentos y edificios que hoy vemos son de esa época. La recientemente creada República de Siena (1125) se convirtió en rival de Florencia, en lo político y lo cultural. Pero la peste y los conflictos políticos internos acabaron con el esplendor. La República desapareció en 1555, anexándose la ciudad a Florencia.

    Qué ver en Siena

    Plaza del Campo

    Es el corazón de Siena, en cuyo centro se encuentra la Fuente Gaia, del siglo XIV, que en el siglo XV fue revestida con paneles esculpidos en mármol, obra de Jacopo della Quercia. Pero lo que, sin duda, ha hecho que esta plaza adquiera fama internacional, es la celebración del Palio de Siena. Se trata de una carrera de caballos que se celebra en dos jornadas, en julio y agosto, precedida por el Desfile Histórico, en la que cada caballo representa a uno de los barrios de Siena. El primer Palio con el formato actual se celebró en 1656, aunque esta fiesta comenzó a realizarse en el siglo XIV.

    Palacio Público

    Se encuentra frente a la Plaza del Campo. Fue construido entre 1297 y 1342, en estilo gótico-toscano. Dentro del Palacio podemos visitar la Capilla, con frescos de Taddeo della Quercia, y la Sala de los Mapamundi o Sala del Consejo.

    Torre del Mangia

    Se yergue junto al Palacio y es el edificio más alto de Siena, con más de 88 metros de altura. El ascenso a la Torre, por una escalera de 400 escalones, nos permitirá tener una hermosa vista de la ciudad. El diseño de la Torre fue encargado a Arnolfo di Cambio pero, al morir éste, el proyecto fue realizado por sus discípulos Muccio y Francesco di Rinaldo. El bello remate en mármol blanco fue obra de Agostino di Giovanni. La torre aloja una campana, conocida con el nombre de Sunto.

    Cappella della Piazza

    Se encuentra junto a la Torre. La Capilla de la Plaza, de finales del siglo XIV, fue construida entre 1352 y 1376, después de la peste que asoló la ciudad. Los pilares y ornamentos se agregaron entre 1378 y 1382.

    El Duomo di Siena, la Catedral de Santa María de la Asunción, constituye un conjunto monumental, junto con el Campanario y el Baptisterio. Construida entre 1215 y 1263 en estilo gótico es, actualmente, una de las iglesias más importantes de Italia. El diseño original perteneció a Nicola Pisano, y la parte inferior de la fachada fue realizada por su hijo Giovanni Pisano, quien falleció antes de finalizarla por completo. Padre e hijo realizaron, también, el bello púlpito de esta catedral. En el Museo dell' Opera del Duomo se encuentra la famosa Maestá, de Duccio.

    Podemos visitar también la casa natal de Santa Catalina de Siena, y la iglesia San Domenico, con sus frescos que representan escenas de la vida de la santa.

    Visita Siena desde Florencia 

    Puedes realizar un tour de un día y conocer las ciudades medievales Siena, Chianti y San Gimignano, explorar sus castillos y torres y disfrutar del encanto de las callejuelas de algunas de las ciudades más encantadoras de toda Italia. Esta excursión, además, incluye un almuerzo típico en un restaurante local y de primera categoría, una desgustación de vinos en una bodega, las visitas a los edificios históricos principales sin colas, y el traslado en un autobús climatizado con guías hispanohablantes. ¿Qué más se puede pedir? 
     

    Si quieres ampliar todavía más tu experiencia por la Toscana, te proponemos un día completo visitando Siena, San Gimignano y Pisa con su famosa torre inclinada. Con esta opción también podrás disfrutar de un exquisito almuerzo típico toscano y una degustación de vino local.
     

    siena ciudad

    Cómo llegar: 

    Si quieres visitar Siena a tu aire y no quieres contratar un tour, puedes llegar desde Florencia en tren o autobús.

    Tren: tren Firenze-Siena desde Santa Maria Novella hasta la estación de tren de Siena. Luego autobús local para llegar al centro histórico (a 2 kilómetros). El billete de tren cuesta 8,70 € - 9,68 usd.
    Autobús: línea SITA desde la parada en Via Santa Caterina da Siena 17, Florencia. Sale varias veces por día entre las 6:45 y las 20:15. El horario depende del día. El billete cuesta 7,80 € - 8,68 usd.