Battistero di San Giovanni

El Battistero di San Giovanni, o Baptisterio de San Juan, ubicado en la Piazza San Giovanni, frente al Duomo, es uno de los edificios más antiguos de Florencia. Se trata de un edificio de planta octogonal, construido entre los siglos XI y XIII sobre las ruinas de un edificio paleocristiano de entre los siglos IV y V, a su vez levantado sobre un antiguo templo romano dedicado a Marte.

Baptisterio de Florencia en la Plaza de San Giovanni

El interior del Battisterio

La estructura interna que sostiene la cúpula, extremadamente compleja, puso en duda durante mucho tiempo la fecha exacta de su construcción. Muchos florentinos del Medioevo, como Dante, creían que el edifico pertenecía al período romano, en parte por su revestimiento en mármoles verdes y blancos de Prato (provenientes, verdaderamente, de antiguas ruinas de esa época).

Su interior aparece actualmente despojado, ya que todos los elementos decorativos fueron trasladados al Museo dell'Opera del Duomo. Se pueden admirar, aún, los frescos de las paredes y la cúpula, estos últimos representando las jerarquías angélicas, los pisos de mármol que representan los signos del zodíaco, la fuente bautismal, y la piedra en la que meditaba Dante.

Las Puertas del Battistero di San Giovanni

El detalle ornamental más impresionante son las tres puertas de bronce, que se orientan hacia tres puntos cardinales.

La más antigua es la “Puerta Sur”, realizada por Andrea Pisano entre 1330 y 1336. Son 28 paneles en relieve que representan la vida de San Juan Bautista, a quien está dedicado el Baptisterio.

Puerta Sur del Battisterio de San Giovanni de Florencia

Entre 1402 y 1424 Ghiberti realizó la “Puerta Norte”, siguiendo los lineamientos de la puerta de Pisano. También tiene 28 paneles, en los que se ven escenas del Nuevo Testamento y los Evangelistas, y en ella colaboraron Paolo Uccello y Donatello.

La “Puerta Este” es la famosísima “Puerta del Paraíso” (tal como la bautizara Miguel Ángel), de Ghiberti, que representa, en 10 paneles, escenas del Antiguo Testamento, y fue realizada a lo largo de más de 25 años, entre 1424 y 1452.

El mosaico del Battisterio de San Giovanni 

Una de las características más icónicas del Battisterio es el increíble mosaico bizantino que se encuentra en su cúpula, donde predominan los colores dorados que nos recuerdan a la Basílica de San Marcos de Venecia. Se realizaron entre los siglos XIII y XIV junto al suelo, el ábside y la cúpula octogonal. Son obra de Coppo di Marcovaldo y Cimbaue y es probablemente el atractivo mayor del lugar. 

Mosaicos del interior del Battisterio de San Giovani

El mosaico se ubica sobre el altar y se explica en tres secciones distintas: 

  • Por un lado tenemos el Jucio Final, que se representa con un gigante y majestuoso Cristo y los ángeles por los lados. 
     
  • Los castigos de los condenados, que están al lado izquierdo de Cristo. Los malvados aparecen quemándose en la hogueta, aplastados por piedras, rodeados de serpientes que les muerden y devorados por bestias. 
     
  • Las recomendensas de los que se han salvado y que aparecen dejando sus tumbas, y se ubican al lado izquierda de Cristo. 
battistero di san giovanni

Horario: 

Todos los días de 11:15 a 18:30 h; domingos y primer sábado de cada mes de 8:30 a 13:30 h. Entrada por la Puerta Norte.

Precio: 

Entrada general de 15€ para visitar la Cúpula del Duomo, el Campanile de Giotto, el Baptisterio de San Giovanni  y la Cripta de Santa Reparata. Las taquillas están en la Catedral y el Campanile.

El precio de la entrada solo al Battisterio es de 4 €. 

Dirección: 

Piazza del Duomo.

Cómo llegar: 

Autobuses: 6, 11, 14, 23, C1, C2.

Tranvía: T1, parada Alamanni.

Tren: parada Santa Maria Novella y luego a pie.