Museo Arqueológico Nacional

El Museo Arqueológico Nacional de Florencia, uno de los más antiguos de Italia, fue inaugurado en 1870 por el rey Vittorio Emanuele en el Monasterio dei Foligno, en Via Faenza. En ese momento, la colección estaba formada por obras provenientes del Museo Etrusco, que anteriormente formaba parte de la Galleria degli Uffizi (obras griegas y de la colección de los Medici y los Lorena).

En el mismo lugar estaba, desde 1855, el Museo Egipcio, formado con obras conseguidas en excavaciones financiadas por el Gran Duque Leopoldo II y el rey Carlos X de Francia.

En 1880 el lugar elegido ya no era adecuado para la cantidad de obras que formaban la colección permanente y el Museo fue trasladado al Palazzo della Crocetta, de 1619, que había sido residencia de la hermana de Cosme II, muy cerca de la Galleria dell'Accademia y el Museo San Marcos.

Colecciones del Museo Arqueológico

En 1883 se añadieron las obras que habían pertenecido al Museo Egipcio, y fue re-inaugurado, con la presencia del rey Umberto di Savoia.

En 1884 el nuevo director, Luigi Adriano Milani, reordenó las colecciones, separando las obras y objetos provenientes de colecciones privadas de aquellos encontrados en excavaciones, constituyendo, de este modo, el primer núcleo del futuro Museo Topográfico, sección que fue inaugurada en 1897.

También comenzó el traslado al museo (aunque no pudo finalizar con este proyecto) de todas las esculturas antiguas que se encontraban en palacios y jardines florentinos. Pero sí llegaron, provenientes de la Galleria degli Uffizi, algunas esculturas en bronce de las colecciones de los Medici.

Actualmente, debido a la falta de espacio y a que el Museo Topográfico fue destruido casi por completo por la inundación de 1966, sólo están en exposición las colecciones más antiguas, que dieron origen al Museo. Algunas de estas colecciones son de arte etrusco y corresponden a las más importantes del mundo entero. 

Sala Idolino y la Quimera de Arezzo

En una sala del Museo llamada Idolino de Pesaro se encuentra la estatua homónima: un ejemplar de la época romana, basado en un original griego, que constituye una de las obras más famosas del museo. Se encuentra en la denominada Galería de los Bronces, junto a otras obras importantes como la estatua de Minerva. La estatua de 146 centímetros respresenta a un joven corpulento posando con curva casi praxiteliana. 

¿Sabías qué?

Destaca también, en cuanto a las colecciones etruscas, la Quimera de Arezzo, que fue descubierta en 1533 y en la mitología griega, este monstruo similar a un león pero con cola de serpiente devastó Lycia, su lugar naral, hasta que murió asesinada por Belerofonte. Es una de las obras más paradigmáticas del arte etrusco. 

Quimera en el Museo Arqueológico de Florencia

Horario: 

Martes a viernes de 8:30 a 19:00 h; sábado y domingo de 8:30 a 14:00 h.

Precio: 

General: 4 €

Dirección: 

Via della Colonna, 38 (ingreso por Piazza Santissima Annunziata, 9b)

Cómo llegar: 

Autobuses: líneas 6, 14, 19, 23, 31.