Ponte Vecchio

El Ponte Vecchio es el puente más antiguo de Florencia (son seis en total). Si te alojas en el centro histórico, seguramente cruzarás este puente para llegar al Jardín Boboli.

El puente original era de la época romana, probablemente del siglo I AC, y estaba construido en piedra y madera, en el mismo lugar donde se levanta el actual. Hasta el 1218 era el único puente que cruzaba el río Arno.

Fue destruido por una inundación en 1117 y reconstruido en 1170, en piedra, con 5 arcadas.

También este puente fue destruido por una inundación, en 1333. El puente volvió a levantarse y se terminó de construir en 1345, con un diseño muy innovador para la época que, se cree, perteneció a Taddeo Gaddi. El diseño era de tres arcadas, sobre las cuales se levantaban dos pórticos y dos hileras de tiendas.

Corredor Vasariano

En 1565 el arquitecto Giorgio Vasari construyó sobre las tiendas, a pedido de Cosme I, un corredor (hoy conocido como Corredor Vasariano o Corredor de Vasari) de casi un kilómetro de largo, que comunicaba el Palazzo Vecchio con el Palazzo Pitti, residencia de los Medici.

La fisonomía actual se debe a una modificación del 1600, en la que se agregaron más tiendas a las existentes. Originalmente, las tiendas eran ocupadas por pescadores, carniceros y curtidores, pero en 1593 Fernando I ordenó que sólo hubiera allí orfebres, plateros y joyeros porque, según se dice, no soportaba el olor que ascendía, desde las tiendas, al Corredor Vasariano.

El Ponte Vecchio es el único puente de Florencia que no fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial.

Los candados del Ponte Vecchio

Dice una leyenda que la pareja que ata un candado a alguna parte de la estructura del Ponte Vecchio y tira la llave al Arno tendrá garantizado el amor eterno.

Tan romántica leyenda llevó a que, durante años, muchas parejas quisieran inmortalizar su amor de este modo. Quien haya visitado Florencia hace un tiempo habrá disfrutado de este curioso espectáculo. Lamentablemente, tanto amor fue demasiado para el Ponte Vecchio, cuya estructura comenzó a dañarse por el peso. La mayoría de los candados debieron ser retirados y, actualmente, esta práctica está prohibida.

Pero lo que sigue intacto es la atmósfera de este puente, uno de los más famosos del mundo. Crúzalo sin prisa y sabrás que la magia existe. También puedes pasar por debajo de él haciendo un paseo en barco por el Arno, y obtener preciosas vistas de los detalles de su construcción.

ponte vecchio

Dirección: 

Sobre el Arno, de la Via Santa Maria a la Via dei Guicciardini.

Cómo llegar: 

Autobuses C3, D.