25 cosas que ver y hacer en la Riviera Maya

¿Estás buscando una fuente de inspiración para echarle más combustible a tus fantasías de vacaciones caribeñas? Muy bien, aquí venimos en tu ayuda con estas 25 cosas para ver y hacer en la Riviera Maya.

En esta lista encontrarás algunos de los mejores consejos y datos para sacarle el máximo provecho a tu viaje y hacer realidad todas tus expectativas de descanso, naturaleza y diversión.

Y por si todavía no estás totalmente familiarizado con el destino, aquí te dejamos también el Top 10 de imprescindibles, donde te hacemos el resumen perfecto de lo que no te puedes perder si quieres poder decir que has vivido la Riviera Maya.

1. Descubrir una de las ciudades más importantes de la cultura maya en Chichén Itzá. Es uno de esos lugares que vale la pena descubrir junto a un guía experto para aprovecharlos al máximo. Así te enteras de curiosísimos detalles sobre la cultura y la historia de los mayas. Consejo: ve temprano porque el calor y la gente aprietan cada vez más a medida que transcurren las horas.

Chichén Itzá - Riviera Maya

2. Nadar en un cenote. Esto es algo que no puedes dejar de hacer, porque no tendrás la oportunidad en muchos otros lugares del mundo. Dos de los más lindos están en la zona de Tulum: son el Cenote Dos Ojos y el Gran Cenote.

3. Practicar snorkel en la Isla Mujeres. Para sentir que has viajado a otro mundo, uno que te hará cambiar para siempre lo que entiendes por “colorido”. Cuando te canses de nadar con peces de todas las formas y asolearte en el paraíso, date una vuelta por el centro de la isla para conocer sus boutiques de lujo.

4. Descubrir el secreto de Río Secreto. Bueno, te lo adelantamos: en una red de cavernas milenarias se esconden miles de estalactitas y estalagmitas que forman un paisaje de otro mundo. Imposible no sentirse conmovido por la misteriosa belleza de algunos rincones de nuestro planeta. Ve con la cámara en la mano.

5. Observar las ruinas de Tulum mientras te das un baño en las aguas cristalinas de su playa. Eso: al visitar la zona arqueológica de Tulum, no dejes de hacerte una escapada a la playa que está junto a ella. Pocas veces se presenta la oportunidad de conocer un lugar de semejante importancia histórica y darte el chapuzón de tu vida, todo en un solo paseo.

Tulum - Riviera Maya

6. Probar deliciosos tacos mexicanos en El Fogón, en Playa del Carmen. Tienen una gran variedad y los precios son súper razonables. En Av. Constituyentes, esquina con 30 Avenida Nte.

7. Subir a la pirámide más alta de la Riviera Maya. Está en las ruinas de Cobá, una zona arqueológica mágica rodeada de árboles centenarios que puedes recorrer a pie o en bicicleta. Apuntándote a esta excursión, puedes visitar también el maravilloso cenote Choo-Há en el mismo día.

8. Ver (y no tocar) las tortugas marinas de Akumal. En este santuario de tortugas es muy común verlas nadando a pocos metros de la playa. Es un espectáculo increíble, pero recuerda ser respetuoso con ellas y no acercarte demasiado.

9. Visitar Cancún. Estando tan cerca de una de las estrellas más grandes del Caribe, no puedes dejar de conocerla. Ve a Playa Delfines, uno de los lugares más bonitos de Cancún. De paso puedes tomarte una foto en el cartel con las letras gigantes de la ciudad.

10. Disfrutar de ríos subterráneos, puentes colgantes, toboganes de agua y un sinfín de otras actividades al aire libre en Xel-Há, un parque acuático único en el mundo. Con tu entrada, puedes comer y beber sin límites durante todo el día. ¿Qué más se puede pedir?

11. Nadar en una piscina de agua dulce dentro del mar. ¿Dónde? En Caleta Tankah, un lugar donde las aguas de una red subterránea de ríos desembocan en el mar.

Caleta Tankah - Riviera Maya

12. Alquilar un coche de golf para conocer la paradisíaca isla de Holbox. Lejos de ser una excentricidad, es algo de lo más común en Holbox, ya que en la pequeña isla no circulan coches. Es muy práctico para llegar hasta lugares como Punta Mosquitos o Punta Cocos, en los dos extremos de la isla.

13. Contar los Siete Colores de la laguna de Bacalar. Para eso no bastará con pasear por su orilla, sino que tendrás que aventurarte dentro del agua. Apúntate a un tour en barco o alquila un kayak para recorrer la laguna a tu ritmo.

14. Acampar en Sian Ka’an. Hay muchos lugares del Parque Natural donde está permitido. Acostarte a dormir bajo un manto de estrellas en un sitio de tan increíble belleza natural es una experiencia incomparable.

15. Dar la vuelta a la isla de Cozumel en bicicleta. Puedes hacerlo en dos horas, y encontrarás paisajes alucinantes de playas vírgenes y casitas en medio del verde de la selva. En algún momento, haz a un lado la bici y sumérgete en alguna playa para hacer snorkel en sus arrecifes de coral.

16. Combinar cultura y diversión el parque Xcaret. Puedes visitar zonas arqueológicas, conocer danzas mayas ancestrales o nadar en pozas naturales, todo en el mismo lugar. No por nada Xcaret está considerado uno de los mejores ecoparques del mundo. ¡No te quedes sin tu entrada!

17. Lanzarte en una tirolina sobre los árboles en Aktun Chen. Es un ecoparque en el que también puedes nadar en un cenote y recorrer caminos en la selva para avistar flora y fauna autóctonas.

18. Vivir la noche caribeña en Playa del Carmen. Si quieres apostar a lo seguro, ve a Coco Bongo, un clásico con varios locales en todo el Caribe. Otro lugar muy concurrido, donde puedes bailar música latina hasta el amanecer, es La Vaquita.

Playa del Carmen - Riviera Maya

19. Comprar chocolate artesanal para llevarte casa. Prueba en Ah Cacao, donde hay chocolate con chiles, con vainilla… ¡e incluso algunos a base de leches vegetales! Tienes varias tiendas a lo largo de la Riviera.

20. Beber una típica bebida mexicana. Puedes optar por los clásicos tequila o mezcal, o variar un poco y animarte al saká, preparado a base de maíz, o al balché, una especie de hidromiel que se hace con las raíces y la corteza del árbol.

21. Conocer la arquitectura colonial del "pueblo mágico" de Valladolid. No te pierdas la plaza princpal y sus alrededores, con el mercado, la iglesia y otros edificios de interés. Te sorprenderá descubrir que muchos (¡pero muchos!) edificios en Valladolid son de color amarillo.

22. Descubrir una gema escondida: la laguna de Kaan Luum. Tiene en su centro nada menos que... ¡un cenote! No se puede ingresar a él, pero sí puedes maravillarte con el cambio de color en el agua.

23. Visitar la hermosa capilla de Nuestra Señora del Carmen. Es uno de los íconos arquitectónicos de la ciudad. El fondo del altar es de vidrio, con lo que puedes apreciar el turquesa del mar desde dentro de la capilla.

24. Vivir la naturaleza virgen en Playa del Secreto. Está a solo media hora de viaje de Playa del Carmen, y parece que fuera un pedazo de cielo sobre la tierra.

Costa caribeña de Quintana Roo

25. Practicar kitesurf. Hay escuelas en varios puntos de la Riviera, como Kitemex en Playa del Carmen o Caribbean Kitesurf en Tulum.