Punta Beté

Ubicada a 8 kilómetros de Playa del Carmen, Punta Beté es una característica playa del Caribe, de arenas blancas que contrastan con el mar turquesa y un ambiente mágico flotando en el aire.

Naturaleza pura

La particularidad de Punta Beté es que sus atractivos naturales son todo lo que encontrarás en la playa: el cálido mar, la arena suave y un cielo azul que se extiende hasta donde la vista alcanza. En Beté no hay grandes aglomeraciones de bañistas, ni docenas de operadores turísticos ofreciendo sus servicios, ni tan siquiera muchos puestos de comida o grandes y lujosos clubes de playa. Punta Beté es un lugar tranquilo que permite disfrutar de la naturaleza de la Riviera maya sin mayores distracciones.

Oasis de calma

El destino es una perla oculta a pocos minutos de la agitada Playa del Carmen. Ofrece sorprendentes playas de aguas tranquilas y preciosos bungalows, un pequeño restaurante con buenos platos de pescado y un bello resort. Las comodidades mínimas necesarias para pasar un agradable día de playa en paz y sin bullicio. Punta Beté destaca por su ritmo apacible y su belleza natural.

En Punta Beté es posible acampar y, además de su hermoso paisaje, la playa tiene también un pequeño emplazamiento arqueológico. En las aguas, a pocos metros de la costa, hay un arrecife, por lo que el lugar es ideal para hacer snorkel.

Tip: Si no tienes equipo de snorkel propio, no te preocupes, podrás alquilarlo en el restaurante de la playa.

Cómo llegar: 

Desde Playa del Carmen tomar van en la calle 2 entre 15 y 20 o sobre carretera 307 con dirección a Cancún.