Qué comer en Bruselas

En Bruselas no sólo hay muchos sitios para conocer, sino también delicias para comer y disfrutar. Hay muchos platos típicos que, seguramente, querrás probar en tu viaje a Bruselas. Te contaremos cuáles son los mejores lugares para degustarlos.

Sin duda, las especialidades de la región son el chocolate y los mejillones.

Entre las bebidas, la cerveza es la reina y las hay de todo tipo, para todos los gustos. No dejes Bruselas sin probar sus especialidades. Si quieres llevar algunas a casa, en las chocolaterías y tiendas gourmet encontrarás estos productos típicos.

Chocolate belga

Las mejores chocolaterías de Bruselas tienen una tradición de más de 100 años, y aún fabrican sus productos de forma artesanal.

Para conocer cómo se hace este riquísimo chocolate, aprender algunas técnicas de fabricación, y probar originales especialidades, puedes optar por un tour del chocolate por la ciudad, que incluye las mejores chocolaterías. Wittamer, Pierre Marcolini y Neuhaus, entre otras,  están ubicadas en la elegante Place Sablon.

El praliné es una verdadera especialidad de las chocolaterías de Bruselas. No dejes de probarlo (y comprar para llevar a casa) cuando hagas la visita a los talleres de chocolate. 

Cerveza 

Otra tradición belga, de cientos de años, es la cerveza. Comenzó a fabricarse en monasterios cistercienses, y aún hoy hay 6 cervezas que llevan la etiqueta "Auténtico producto trapense", ya que los monjes continúan con su fabricación. Además, muchas cervezas de origen belga figuran entre las mejores del mundo, y con razón.

Una de las cervezas belgas más famosas es la Stella Artois, que se exporta a todo el mundo. Entre las trapenses, no dejes de probar la Chimay, que tiene muchas variedades, y la Orval, con un sabor único. Si buscas algo diferente, la Kriek Lindemans, de espuma rosa y sabor a cereza, es toda una experiencia. Lo mismo que la Kwak, que se debe servir en un vaso con forma de probeta.

Encontrarás cervezas diferentes según las regiones, y hasta bares que fabrican artesanalmente su propia marca. Podrás disfrutar cervezas ligeras o fuertes, de malta, lúpulo o trigo, frutadas  o especiadas… Para todos los gustos, ocasiones y épocas del año.

Si de cerveza se trata, la visita imprescindible es al Delirium Café,  el bar más famoso de Bélgica, por su lista de 2.400 cervezas diferentes. En Impasse de la Fidelité 4A, frente a Jeanneke Pis.

También tendrás la oportunidad de degustarlas haciendo una excursión de cata de cervezas por Bruselas, para probar todas las variedades y marcas que quieras.

Mejillones y recorrido "gourmet" 

Y como no sólo de chocolate y cerveza vive el hombre (ni la mujer), te recomendamos hacer un recorrido gastronómico por Bruselas, para conocer las especialidades belgas, como los mejillones, uno de los ingredientes típicos de la cocina belga, que se usan en muchos platos.

La ración normal en un restaurante va de los 500 gramos al kilo de mejillones por plato. La cazuela es una de las comidas más populares, y se sirve en una cazuela negra con asas. Otras platos tradicionales son: mejillones con patatas fritas; a la diabla, con salsa bien picante; al curry rojo o de Jaipur; a la Normande, con sidra; o el plato que combina dos delicias belgas en uno: mejillones a la marinera con cerveza belga.

Los mejores restaurantes tradicionales de Bruselas Si buscas una zona donde encontrar lo más típico y lo más moderno de Bruselas, debes ir a los alrededores de la Plaza Sainte Catherine , en el barrio conocido como Dansaert...

Leer más