Luxemburgo

El Gran Ducado de Luxemburgo se encuentra a unos 200 kilómetros al sureste de Bruselas. Este pequeño estado sin salida al mar está rodeado por Bélgica, Francia y Alemenia.

Aunque su origen es remoto, se considera que Luxemburgo nació como estado independiente en el siglo X.  Fue convertido en ducado en el siglo XV por los emperadores germánicos. Fue parte del Ducado de Borgoña y de los Países Bajos hasta que en 1867 fue declarado estado neutral por el Tratado de Londres.

En Luxemburgo hay tres lenguas oficiales: el francés, el alemán y el luxemburgués (germano-occidental).

El centro histórico de Luxemburgo fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, especialmente por los fuertes y murallas que aún se conservan.  Tiene una peculiar orografía en desniveles que divide a la ciudad en dos: Ciudad Alta y Ciudad Baja, comunicadas por escaleras y ascensores.

Conocer Luxemburgo con un guía

  • Tour de un día a Luxemburgo: recorre la campiña belga hasta llegar a Luxemburgo, para conocer los dos aspectos de esta ciudad: la maravillosa arquitectura medieval y renacentista  y los modernos edificios de instituciones de la Unión Europea, acompañado por un guía en español que te contará la historia de cada lugar.  

Qué ver en Luxemburgo

Palacio Gran Ducal

Fue sede del Ayuntamiento, luego sede de la Prefectura, desde 1817  residencia oficial del gobernador y a partir de 1890 residencia oficial del Gran Duque de Luxemburgo, usado para ceremonias oficiales.

Catedral Santa María de Luxemburgo

Es la principal iglesia del país y única catedral. Su construcción comenzó en 1613. Aunque es de estilo gótico, tiene muchos elementos renacentistas. Presta atención a los elementos decorativos en alabastro, los vitrales y las decoraciones de las columnas.

Bock

Es un promontorio al norte del centro histórico donde el Conde Sigfried construyó su castillo en el 963. Con el correr del tiempo se añadieron murallas que hicieron a la ciudad virtualmente inexpugnable. Las "Casamatas del Bock" son los restos del antiguo castillo y los 17 kilómetros de pasajes y galerías subterráneas que sobrevivieron, incluso, a la vasta demolición encarada en 1867 y que llevó 16 años.

Petrusse

Las Casamatas de Petrusse son un conjunto de túneles del siglo XVII, construidos por los españoles con fines defensivos.

Fuerte Thüngen

Al sur de la ciudad se encuentra este fuerte construido en 1732 como parte de las fortificaciones y murallas defensivas de la ciudad.  Sólo se podía acceder al fuerte por un túnel subterráneo de 169 metros de largo. Parte del fuerte fue demolido y sólo sobreviven las tres torres llamadas "Tres bellotas". Actualmente es sede del Mudam, Museo de Arte Moderno de Luxemburgo, y del Museo de la Fortaleza.

La Corniche

Es un paseo en la Ciudad Alta que va desde Plateau du Saint Spirit hasta el Bock. Se le conoce como "el balcón más bello de Europa" por las mansiones que hay en su recorrido y las vistas del valle del Alzette.

    Para visitar Luxemburgo

    Si no quieres contratar una excursión para conocer Luxemburgo y prefieres hacerlo a tu aire, puedes llegar desde Bruselas en tren directo o con conexión en Lieja. 

    Tren Intercity/Eurocity: sale varias veces al día desde Bruxelles Central hacia la Estación Central de Luxemburgo. El viaje directo dura 3 horas 15 minutos. El billete cuesta 59,80€ en 1ª clase y 39€ en 2ª clase (64,11 usd / 41,80 usd).

    También hay trenes con conexión en Liege Guillemins. El viaje dura 3 horas 40 minutos y el billete cuesta 89,20€ en 1ª clase y 58,60€ en 2ª clase (95,63 usd / 68,82 usd). 

    luxemburg ciudad