Lieja

La ciudad de Lieja está a 97 kilómetros al sudeste de Bruselas, cerca de la frontera con Alemania y Luxemburgo.

Se la conoce como "la ciudad ardiente" debido al título de una novela de caballería de 1904, donde se narra la destrucción sufrida por la ciudad en 1468, durante el ataque de las tropas de Carlos el Temerario.

Durante la Edad Media, y hasta el siglo XVII aproximadamente, Lieja fue un importante centro cultural y religioso. Aunque formaba parte del Sacro Imperio, mantuvo su independencia y un sistema político único en el que los 32 gremios participaban del gobierno municipal.

En el siglo XIX era una ciudad industrial y uno de los centros europeos de producción de acero. Después de la Segunda Guerra Mundial las industrias básicas de Lieja, basadas en el acero y el carbón, decayeron. En las últimas décadas la economía de la ciudad ha mostrado signos de recuperación.

Pero lo que hace de Lieja un lugar a visitar es su arquitectura, que descubrirás caminando por las calles de la ciudad. 

Qué ver en Lieja

Plaza Saint Lambert

Es el corazón de la ciudad. Frente a la plaza se alzaba la Catedral de San Lamberto, una impresionante catedral gótica que fue destruida durante la Revolución Francesa. Todo lo que queda de ella son unas columnas. También sobre la plaza está el Palacio de los Príncipes-Obispos. Fue construido originalmente en el siglo X pero adquirió su aspecto actual en el siglo XV. Se conservan la fachada barroca y uno de sus patios, enmarcado por una impresionante columnata. Actualmente funciona allí el Palacio de Justicia. Debajo de la plaza está el Archeoforum, un museo en el que se explican las excavaciones que se están haciendo en la zona.

Catedral de San Pablo

Fue consagrada catedral tras la destrucción de San Lamberto. Su construcción comenzó en el siglo XIII sobre una iglesia románica del siglo X. Durante los siglos siguientes se amplió la construcción, que terminó en el siglo XVI. El reloj y el carrillón son los que estaban originalmente en San Lamberto.

Grand Curtius

Es un museo polifacético que funciona en una mansión renacentista del siglo XVII.

Iglesia San Jacobo

Una verdadera joya medieval de estilo gótico flamenco. Conserva 29 reclinatorios en madera tallada del siglo XIV. Presta atención a la decoración de las bóvedas, el coro de estilo gótico flamenco, las esculturas y los vitrales.

Estación Lieja Guillemins

Fue diseñada por Santiago Calatrava e inaugurada en el 2009. Vale la pena visitar el interior de esta construcción de acero y vidrio y admirar el domo de 200 metros de largo y 35 de alto.

Le Carré

Es la zona más animada, de día y de noche, donde encontrarás innumerables bares, restaurantes, cines y salas de espectáculos.

    Para visitar Lieja 

    La forma más rápida de llegar a Lieja desde Bruselas es en tren Intercity, ya que no hay autobús directo y tendrías que hacer varias combinaciones. 

    Tren Intercity: hay dos servicios. Uno sale de Bruxelles Nord varias veces al día en dirección Eupen y llega a Liege Guillemins. El viaje tarda 50 minutos. El otro sale de Bruxelles Nord en dirección Liege-Palais y llega a Liege Guillemins. Tarda dos horas. El viaje cuesta 22,80€ para 1ª clase y 14,80€ en 2ª clase (24,44 usd / 15,87 usd). 

    palacio principes liege