Wat Benchamabophit

La visita a Wat Benchamabophit es una de las más deliciosas para hacer en Bangkok. El templo es conocido también como el Templo de Mármol, ya que fue construido íntegramente en mármol de Carrara. Se encuentra rodeado de bellos jardines y es bastante poco concurrido.

Templo de Mármol

La historia de Wat Benchamabophit comienza en 1899, cuando el rey Rama V ordenó la construcción de un templo en las cercanías de su palacio. El diseño del lugar estuvo a cargo del hermanastro del rey, y el material elegido para la obra fue mármol de Carrara, que se trajo especialmente de Italia. La construcción duró 13 años, y el edificio fue terminado en 1912.

La arquitectura del edificio llama la atención por la clara influencia occidental en el diseño. Elementos orientales y europeos se combinan de manera armónica dando como resultado una construcción de singular belleza, única en la ciudad.

Detalles llamativos

Alrededor del patio, construido también en mármol, hay 52 esculturas de Buda provenientes de distintas partes del mundo. Es interesante observarlas para encontrar las similitudes y diferencias de los estilos.

El templo guarda también una serie de campanas que podrás hacer sonar para atraer a la buena suerte.

¿Qué esperar de la visita?

El templo está un poco alejado del centro de Bangkok pero vale la pena el pequeño esfuerzo de llegar hasta él. Es una excelente opción para conocer un edificio que escapa al estilo clásico de construcción tailandés.

Al igual que Wat Mahathat Yuwarat, está rodeado de bonitos jardines que hacen el paseo muy agradable.

Wat Benchamabophit tiene su fama pero no recibe oleadas de visitantes cada día, por lo que la visita es tranquila.

    Wat Benchamabophit - Bangkok

    Horario: 

    Todos los días de 08:00 a 17:00 h.

    Precio: 

    20 THB

    Dirección: 

    69 ถนน นครปฐม ติด คลอง Khwaeng Dusit, Khet Dusit, Krung Thep Maha Nakhon 10300.

    Teléfono: +66 2 282 2667

    Cómo llegar: 

    Barco: tomar un Chaophraya River Express, hasta el muelle Tewet y luego coger un tuk-tuk hasta Wat Benjamabopit.