Ayutthaya

La ciudad de Ayutthaya se encuentra a 70 kilómetros de Bangkok aproximadamente. En ella se conservan las maravillosas ruinas de la antigua ciudad, declaradas Patrimonio de la Humanidad. Puedes llegar hasta el lugar en autobús, tren o con un tour. Ya que lo más común es visitar la ciudad y volver en el día, la opción del tour es la más cómoda. Podrás despreocuparte de horarios y posibles complicaciones y dedicarte a disfrutar por completo.

Los templos de Ayutthaya

La principal atracción de la ciudad son sus incontables templos. Hay muchos para visitar. Entre ellos, destacan:

  • Wat Phra Sri Sanphet. Formaba parte del recinto del Gran Palacio y fue el templo más grande de la capital. En sus estupas (monumentos religiosos con forma de torre) se guardaron las cenizas de tres reyes.

  • Wat Lokaya Sutha. Lo que más impresiona de los restos de este templo es la inmensa figura de Buda Reclinado de 42 metros de largo y 8 metros de alto. ¡Impactante!

  • Wat Mahathat. En él se puede observar una de las imágenes más sorprendentes de la ciudad: una cabeza de Buda abrazada por las raíces de un árbol. Cómo llegó hasta ahí la figura es un misterio, pero la imagen es verdaderamente conmovedora.

  • Wat Yai Chai Mongkhon. Uno de los templos más importantes, y uno de los más antiguos. Fue fundado en 1357 y llama la atención por su inmensa estupa. Anímate a subir por ella y disfruta las vistas desde lo alto, son imperdibles.

  • Wat Chaiwatthanarem. Es uno de los más alejados pero también de los más llamativos, ya que su arquitectura sintetiza los preceptos del budismo. Vale la pena acercarse para conocer el simbolismo de cada parte de la construcción.

Breve historia de Ayutthaya

La ciudad fue fundada en 1350 por el rey U-Thong. Durante siglos fue un importante centro financiero y puerto. Su importancia y riqueza eran tales que llegó a albergar a más de un millón de habitantes.

Sin embargo, todo este esplendor se vio destruido cuando en 1767 la ciudad fue invadida por los birmanos. Durante la invasión Ayutthaya fue saqueada por competo y miles de sus habitantes fueron raptados. La magnífica ciudad quedó entonces reducida a las ruinas que pueden visitarse hoy. Aunque la furia de los birmanos acabó con muchos templos y destruyó los monumentos y estatuas de muchos otros, aún es posible imaginar la majestuosidad de las construcciones originales en sus ruinas.

Qué ver en Ayutthaya

  • Ayutthay Historical Study Centre. Un excelente lugar para conocer cómo era la vida en la época de esplendor de la ciudad y cuál es la importancia histórica de Ayutthaya. Tiene interesantes modelos y una sala audiovisual en la que se presenta la evolución del reino de Siam. Si te interesa la historia, no puedes perdértelo.

  • Museo Nacional Chao Sam Praya. Es un buen museo que expone objetos encontrados durante las excavaciones en los templos. Es el complemento perfecto a la visita del sitio arqueológico, ya que en él podrás observar con detenimiento algunos detalles. Las esculturas que allí se muestran permiten hacerse una idea de cómo se veían los templos en su mejor momento.

  • Templos y más templos. Como ya lo imaginarás, la parte más disfrutable del paseo es la visita al sitio arqueológico. Allí podrás pasear por los templos, descubrir las particularidades de cada uno de ellos y sorprenderte con los tamaños colosales de algunas de sus construcciones. Los templos no están cerca unos de otros, así que lo mejor es alquilar una bicicleta o conseguir un tuk tuk que te lleve a visitar tus favoritos.

Ruinas de Ayutthaya, Tailandia

Cómo llegar: 

Autobús: desde la estación de autobuses de Mo Chit.

Tren: desde la estación de Hua Lampong.