Bangkok

Menú

Qué visitar en Bangkok: 10 lugares imprescindibles

Intensa, exótica, apasionante: así es Bangkok. Una ciudad que te atrapa desde que pones un pie en ella y de la que sales siendo otro, si es que alguna vez puedes realmente dejar atrás su encanto.

¿Ya has estado tratando de organizar tu itinerario por Bangkok? Seguramente has empezado entonces a descubrir el caos hipnótico que reina en la ciudad. Nosotros ya nos hemos sumergido en él y, hemos rescatado, de ese sinfín de templos, monumentos y mercados alucinantes, 10 joyas que no puedes perderte en tu paso por la ciudad. ¿Quieres conocerlas? Pues, ¡vamos!

Pero como sabemos que nunca tendrás suficiente de Bangkok, hemos preparado además una lista de 25 cosas para ver y hacer en Bangkok. Dale también una miradita.

1. Gran Palacio y Wat Phra Kaew (Templo del Buda Esmeralda)

Hay una pequeña maravilla en Bangkok que tiene a todo el mundo embelesado: sí, estamos hablando del Buda Esmeralda. Que en realidad no es de esmeralda, sino de jade, pero por la forma en la que es venerado, es como si lo fuera.

Esta pequeña escultura de 66 centímetros de color verde oscuro es la más venerada de Tailandia. Fue tallada en una sola piedra de jade y su importancia es tal que solo el emperador puede acercarse a ella tanto como para tocarla. De hecho, él es el encargado de cambiar sus vestimentas tres veces al año.

El resto de los mortales debemos conformarnos con verla a cierta distancia, pero claramente vale la pena llegar hasta el templo, ubicado dentro del Gran Palacio de Bangkok, para hacerlo.

El templo del Buda Esmeralda es la principal atracción del Gran Palacio, pero no la única. En él puedes conocer también la Gran Estupa Dorada o el Museo de Monedas y Medallas, que exhibe monedas y ornamentos antiquísimos. También hay una réplica de las ruinas de Angkor Wat y, frente a la entrada de Wat Phra Kaew, las famosas estatuas de Thotkhirithon.

Para aprovechar la visita al máximo, te recomendamos visitar el Gran Palacio junto a un guía local familiarizado con su historia, que es sumamente rica y tiene mil detalles de interés. En este tour visitas también otros templos principales de Bangkok en una cómoda minivan climatizada.

¿Sabías qué?

El Gran Palacio fue la residencia de los reyes de Siam (y, posteriormente, Tailandia) desde 1782 hasta 1925. Hoy en día todavía es utilizado para realizar numerosos actos y celebraciones oficiales, aunque ya no es residencia oficial de la monarquía.

Wat Phra Kaew - Bangkok

2. Wat Pho / Buda reclinado

El Wat Pho es uno de los templos más famosos de Bangkok. En su interior se encuentra una inmensa figura de Buda, recostado sobre su lado derecho, con nada menos que 40 metros de largo y 15 de alto.

Para muchos, el Wat Pho es el templo más impresionante de Bangkok. Y es que la sensación de estar en ese salón ocupado casi enteramente por el Buda más grande de Tailandia es realmente algo fuerte. Lo que más impresiona de este Buda, probablemente, es que está metido en una estancia que es apenas más grande que él, con lo que debes caminar a su lado por un angosto pasillo que te obliga a pegarte a él y elevar tu cabeza para verlo.

Además del gran Buda, en el templo hay unos preciosos jardines en los que podrás ver varias maravillas. Entre ellas, cuatro estupas de 42 metros decoradas con mosaicos. El Wat Pho también es un buen lugar para realizar la ceremonia budista de repartir limosna. Consiste en repartir monedas en una serie de cuencos que encontrarás en un lateral del templo.

Wat Pho - Bangkok

3. Khao San Road

¿La primera imagen que viene a tu mente cuando piensas en Tailandia es una calle repleta de mochileros, con música en el aire y cientos de tiendas con todo tipo de productos exóticos? ¡Entonces estás pensando en Khao San Road!

La historia de la calle se remonta a la década de 1970, cuando el hotel Vieng Thai era el punto de recibimiento de los hippies que comenzaban a llegar a Tailandia para descubrir sus encantos. Con el tiempo, los albergues comenzaron a multiplicarse y las propuestas de entretenimiento no tardaron en sumarse al combo.

Hoy Khao San Road es la calle con más ambiente de toda la ciudad. Y la diversión ya no se limita solo a una calle, sino a toda la zona aledaña, que es un hervidero de hoteles, restaurantes y puestos callejeros que ofrecen desde tatuajes hasta comida, pasando por masajes y trajes.

Consejo

Si quieres recorrer Khao San Road en relativa calma, ¡hazlo de día! De noche se congestiona de manera tal que te resultará difícil caminar por la cantidad de puestos, de tráfico y de gente. Ahora, si lo que buscas es salir de fiesta hasta el amanecer, ya sabes adónde dirigirte en Bangkok.  

Khao San Road - Bangkok

4. Chao Phraya

El Chao Phraya es la esencia de Bangkok. Es un río que fluye desde las montañas del norte y llega hasta el golfo de Tailandia, atravesando la ciudad y dándole una impronta única.

En las orillas del Chao Phraya se concentran la mayoría de los principales atractivos de la ciudad, y si haces un viaje en barco, podrás tomar algunas de las mejores fotografías de sus increíbles templos y edificios.

Para recorrer el Chao Phraya tienes varias opciones: el transporte público, los transportes Hop on – Hop off o los cruceros un poco más elegantes, con cena a bordo. Es probable que estés moviéndote por el Chao Phraya durante todo el día, pero asegúrate de hacerlo también al atardecer, cuando los edificios comienzan a encenderse. La imagen de templos como el Wat Arun con sus luces reflejadas en el agua es realmente mágica.

Chao Praya - Bangkok

5. Lumphini Park

En una ciudad con un tráfico y un ritmo tan intensos como Bangkok, se agradece tener un espacio verde donde relajarse. El Lumphini Park es el parque más grande de la ciudad, y el lugar al que debes dirigirte cuando quieras tener un descanso del bullicio y el calor de Bangkok.

Tiene algunos estanques, espacio con juegos para niños, muchos bancos y bonitos setos de flores. Puedes alquilar barcas o bicicletas de agua, hacer tu rutina de running o incluso ejercitarte en un gimnasio al aire libre.

El Parque Lumphini es, además, el lugar perfecto para mezclarse con los locales y asomarse a su mundo. Por la mañana, es común ver a los ancianos (¡y no tan ancianos!) haciendo tai chi y grandes grupos de gente practicando un llamativo estilo de aerobics con música. ¡No te vayas del parque sin haberlos visto!

Lumphini Park - Bangkok

6. Casa de Jim Thompson

En los últimos años, la casa del empresario Jim Thompson ha ido ganando popularidad entre los viajeros hasta convertirse hoy en uno de los imprescindibles de la ciudad.

Tal vez te estés preguntando quién es Jim Thompson y qué interés puedes tener en visitar su casa. Pues bien, la respuesta de seguro te sorprenderá. James H. W. Thompson llegó a Tailandia durante la Segunda Guerra Mundial enviado por el ejército norteamericano y se enamoró perdidamente del país. Tanto, que decidió regresar después de finalizada la guerra y usar sus conocimientos sobre el mercado de la seda para hacer crecer la industria en el país.

Pero además de empresario, Thompson era un ávido coleccionista, y en su casa, construida siguiendo las tradiciones tailandesas se expone hoy una soberbia colección de arte asiático que merece mucho la pena conocer.

Las visitas se hacen en grupos guiados (en idioma inglés o francés).

¿Sabías qué?

El destino final de Jim Thompson fue tan curioso como su vida: desapareció sin dejar rastro cuando se encontraba de vacaciones con amigos en Malasia.

Casa de Jim Thompson - Bangkok

7. Mercado flotante

El mercado flotante de Damnoek Saduak es tal vez una de las imágenes más características de Tailandia. Los coloridos productos, los suaves movimientos de las barcas que cruzan las aguas, el infaltable regateo… Todo colabora a crear una atmósfera única e inolvidable. Una de las mejores cosas para hacer en Damnoek Saduak es comer un menú tailandés típico comprado en alguna de sus barcas o en los puestos de las orillas y disfrutarlo mientras navegas por el canal. Por supuesto, no puedes olvidar tomarte una fotografía allí: tu foto en el mercado flotante prenderá tu Instagram en llamas, no lo dudes.

Si quieres visitar en un mismo día dos de los mejores mercados en los alrededores de Bangkok, no te pierdas esta excursión en la que te llevan también hasta el mercado de Mae Klong, ¡que funciona sobre las vías de un tren! No podrás creer la velocidad con la que los tenderos arman y desarman sus puestos cada vez que pasa el tren.

Mercado flotante - Bangkok

8. Chinatown

En siglo XXI, la frase “todos los caminos llevan a Roma” bien podría rezar “todos los caminos llevan a China”, porque cada ciudad del mundo tiene su barrio chino, y en muchos casos es una de las grandes atracciones del lugar.

Ese es exactamente el caso en Bangkok. El barrio chino de la ciudad es un lugar electrizante, lleno de vida y movimiento tanto de día como de noche. No solo puedes visitar allí los típicos puestos de productos chinos de todo tipo, sino que también puedes descubrir la historia de la comunidad china en el Yaowarat Chinatown Center y conocer el famoso Buda de oro en el templo Wat Traimit.

Pero la experiencia cúlmine del chinatown de Bangkok es sentarse en uno de sus puestos callejeros cuando cae el sol y comer exquisiteces a precio de ganga. Un imperdible: el pan chino con chocolate. Búscalo, pruébalo y después nos cuentas.

Chinatown - Bangkok

9. Wat Arun / Templo del Amanecer

El Wat Arun es una verdadera belleza que vale la pena apreciar desde todos los ángulos: desde la base de su prang, o torre principal, desde el otro lado del río y a medida que subes su empinada escalera para llegar a la cima. Cada perspectiva es aún más impresionante y asombrosa que la anterior.

A medida que te acercas al templo, lo que más llama la atención es descubrir que está recubierto de conchas y porcelana. Estas formaban parte del lastre de barcos que viajaban desde China hacia Bangkok.

El paseo típico al Wat Arun consiste en llegar hasta él en barco al atardecer desde el embarcadero de Tha TIen Pie, subir a su prang y curiosear en las tiendas de souvenirs que hay en sus alrededores. Después toca volver a cruzar el río y sentarse en una de las terrazas de la orilla de enfrente a tomar algo y apreciar la silueta del Wat Arun iluminado. Un espectáculo maravilloso.

Wat Arun - Bangkok

10. Ayutthaya

La escapada a Ayutthaya es un imprescindible más de Bangkok. ¿Ya has escuchado hablar de ella? Ayutthaya es una antigua ciudad siamesa que llegó a tener más de un millón de habitantes pero en 1767 fue atacada y saqueada por los birmanos.

Los restos de esa magnífica urbe, repleta de templos decorados con gran elegancia, son el imán que hoy atrae a miles de viajeros. Además de los templos, puedes conocer una reconstrucción de la ciudad en el Ayutthay Historical Study Centre y visitar el Museo Nacional para apreciar algunos detalles de los restos encontrados en las excavaciones.

Visitar Ayutthaya es dar un paseo por la fascinante historia del reino de Siam. Es súper recomendable hacer el paseo en una excursión con guía que te explique todo sobre la cultura siamesa para comprender a fondo las maravillas que estás viendo.

Ayutthaya - Bangkok

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.


4

tours en Bangkok desde 61,84 €

Ver todos