Bangkok con niños

Bangkok es una ciudad con mucho para ofrecer a las familias más aventureras. Tal vez no encontrarás en ella muchas actividades específicas para niños, pero ellos disfrutarán enormemente sumergirse en una cultura distinta y descubrirla a tu lado. Muchos de los templos de la ciudad tienen impactantes esculturas que sorprenden a adultos y niños por igual. Por otra parte, una ciudad con río, en este caso el Chao Phraya, siempre enamora a los peques con los paseos en barco.

Descubre todo lo que puedes hacer en Bangkok junto a los pequeños viajeros de la familia:

Tuk tuk y barco

El viaje en tuk tuk no solo puede ser muy práctico en algunos momentos, sino que también puede resultar entretenido para toda la familia. A los niños les encantará la posibilidad de conocer un medio de transporte que tal vez no han visto nunca y estarán muy ilusionados con la idea de las tres ruedas. Si han visitado un templo o museo que no los ha entusiasmado tanto, regresar a casa en tuk tuk puede ser la opción perfecta para volver a levantar el ánimo.

Por otra parte, el Chao Phraya os dará la oportunidad de hacer muchos trayectos en barco. ¡Aprovéchalos! Siempre que puedas llegar a algún lugar por agua, los niños estarán felices de dar un paseo en barco por la ciudad. El plan perfecto es visitar el Wat Pho, con su inmenso buda reclinado, y después cruzar el río en 

transbordador para visitar el Wat Arun, otro imperdible para los niños por su colorido.

Noria gigante

El centro comercial Asiatique tiene una magnífica noria de 60 metros de altura que se eleva junto al río. Ofrece fabulosas vistas de la ciudad con sus templos y rascacielos. Los niños estarán encantados con el paseo, que podréis combinar también con un recorrido por los negocios del Asiatique.

La noria, llamada Asiatique Sky, está abierta desde las 05:00 h hasta la medianoche todos los días. Las cabinas están climatizadas y por la noche la noria se enciende con luces que dibujan su perfil de blanco en el skyline de la ciudad.

Una excelente alternativa si quieres salir una noche con los peques. Después podéis comer frente al río en uno de los buenos restaurantes del Asiatique (por precios razonables).

Precio

Adultos: 450 THB
Niños de hasta 1,20 m: 250 THB

Kidzania

En Bangkok encontraréis uno de estos famosos parques temáticos con sede en muchas ciudades del mundo. Kidzania es una mini ciudad interactiva en la que los niños pueden divertirse jugando a tomar roles realistas que los adultos desempeñan en las ciudad reales. Los peques se mueven por la ciudad a su gusto y desempeñan profesiones como médico, dentista o bombero. Como ganan una paga por ello, después gastan su dinero donde decidan.

Toda la experiencia les resulta muy divertida. Los adultos solo acompañan, ya que no pueden participar de las actividades.

Kidzania Bangkok se encuentra en el Siam Paragon, así que podéis sumar al paseo un recorrido por el fabuloso centro comercial.

Precio

Adultos: 640 THB
Niños: 1100 THB
Preescolares: 700 THB
Bebés: gratis

Parque Lumphini

El parque Lumphini es el principal pulmón verde de la ciudad. Un lugar ideal para pasar una mañana de distención en familia. Los niños podrán campar a sus anchas en los enormes espacios verdes, disfrutar las zonas de juegos e incluso dar un paseo en bicicleta (después de las 10:00 h, antes no está permitido por la cantidad de gente que circula por el lugar).

Seguramente no podrás irte del parque sin haber dado un paseo por el lago en alguna de sus embarcaciones. Los niños tampoco querrán perderse la oportunidad de alimentar a los pájaros y observar algún lagarto gigante. Estén atentos a sus apariciones repentinas.

Parque Benjakiti

Si estás buscando una opción menos concurrida que el parque Lumphini, el Benjakiti es ideal. Ubicado en Asok, en el centro de Bangkok, tiene también grandes áreas verdes y un lago, pero muchos menos visitantes. Un buen plan para organizar en el parque es un picnic al aire libre. Encontraréis muchos lugares a la sombra de los árboles donde montarlo.

Un hermoso camino de dos kilómetros rodea el espejo de agua y es una magnífica senda para dar una caminata en familia. Sin duda los peques enloquecerán con los cisnes a pedal y querrán continuar el paseo por el lago mismo.

Si sois una familia activa, podréis optar por alquilar bicicletas o entreteneros en la rampa para skates.

Dreamworld

Toda ciudad capital tiene su parque de atracciones, y Bangkok no es la excepción. Dream World es un parque modesto, pero bien cuidado, donde podréis pasar una mañana o tarde de diversión en familia.

Tiene las atracciones clásicas y algunas sorpresas. Tendréis la oportunidad de disfrutar de coches chocadores, barco pirata, simuladores, montaña rusa acuática y mansión embrujada. El toque especial lo pone Snow Town, con juegos en la nieve. Los preescolares disfrutarán de una plaza acuática y un tren miniatura que recorre el lugar. El cable car también es una opción tranquila y divertida para los peques.

Un parque sin grandes ambiciones pero que cumple con su función de entretener a la familia con opciones seguras y entretenidas para todos.

Precio

Mayores de 90 cm: desde 1.100 THB
Menores de 90 cm: gratis

Mejores templos para visitar con niños

Sin duda los niños fliparán dentro de la mayoría de los templos viendo su impactante arquitectura y conociendo las esculturas religiosas que los pueblan. Sin embargo, hay tres que seguramente les cautivarán de manera especial:

  • Wat Pho. Con su inmenso Buda reclinado que parece no caber en el recinto que lo aloja.

  • Wat Intharawihan. Y su aún más enorme Buda de pie de más de 30 metros de altura.

  • Wat Arun. El colorido de las conchas y mosaicos de su decoración les encantará a los peques.

Moverse en Bangkok con niños

Te resultará práctico moverte por Bangkok usando el sistema público de transporte. Los menores de 90 cm no pagan en el Skytrain mientras que los niños de entre 91 y 120 cm pagan la mitad en el metro. Al igual que para los adultos, no recomendamos moverse por la ciudad en autobús. Los atascos con niños en el tráfico pueden ser catastróficos.