25 cosas que ver y hacer en Bangkok

Bangkok es la meca de todo viajero amante de lo exótico. La ciudad fue retratada en tantas películas como novelas como un laberinto tan caótico como apasionante, y se alza en el imaginario de los viajeros como el trofeo preciado de quienes quieren presumir de haber viajado.

Pero visitar Bangkok no es solo conocer bonitos templos. Para vivir la ciudad a pleno debes tachar de tu lista una serie de planes netamente thai: el típico masaje y la ineludible visita a Khao San Road, entre otros.

Aquí te presentamos un perfecto resumen de esos placeres que solo Bangkok tiene para ofrecer y que, al igual que los imprescindibles, no se pueden quedar afuera de tu viaje. ¡Vamos por ellos!

1. Tomar una clase de cocina thai. Maliwan Thai Cooking Class es un excelente lugar. Está muy cerca de Khao San Road e incluso te llevan al mercado para comprar los ingredientes antes de lanzarte a la aventura. Una verdadera fiesta si estás con niños en Bangkok. En 9 Sipsamhang Road.

Clase de cocina thai

2. Aprender qué es una estupa (o chedi). Tal vez no hayas escuchado jamás la palabra, pero en Bangkok no te cansarás de verlas en todos los tamaños, formas y colores. Una estupa es un santuario budista en forma de cúpula. Ahora que ya lo sabes, no dejes de…

3. Ver la estupa dorada del Gran Palacio (Prha Sri Ratana Chedi). Aunque el Templo del Buda Esmeralda es la joya de la corona del lugar, hay muchas otras cosas para descubrir en él. Tantas, que lo mejor es hacer la visita junto a un guía que te las enseñe todas.

4. Tomar un masaje en la Escuela de Masaje Tradicional del Wat Pho. Es una de las escuelas más prestigiosas de masaje tailandés. Un buen truco: entra a pedir hora para el masaje primero y después ves el templo hasta que llegue tu turno. Así aprovecharás el tiempo de la espera, que puede ser larga.

5. Descubrir una joya de la gastronomía thai a pasos de Khao San Road. El Ethos vegetarian and vegan restaurante es un rincón maravilloso donde comer platos deliciosos, a buen precio con un gran ambiente (¡y wifi!). El único desafío es encontrarlo, pero con la ayuda de Google Maps, nada es imposible. En 85/2 Thanon Tanao.

6. Cruzar el Chao Phraya como los locales. Los barcos cuestan solo 10 o 20 baht y te llevan a los mismos lugares que los cruceros de lujo, pero con el encanto de lo auténtico. Súbete al barco al atardecer para disfrutar de una puesta de sol maravillosa.

Barco cruzando el Chao Phraya

7. Ver los lagartos en el Parque Lumphini. Así como lees: hay grandes lagartos (¡casi del tamaño de cocodrilos!) paseándose por el Lumphini Park. Si te quedas un rato sentado en un banco no tardarás en divisar alguno. ¡Espéralo cámara en mano!

8. Perderte en el mercado más grande de Tailandia: el Chatuchak. Funciona solo de viernes a domingo, y tiene más de 8 mil puestos. ¿Qué puedes comprar en él? Que no puedes conseguir sería una pregunta más acertada. Hay simplemente de todo, desde comida preparada hasta plantas, pasando por antigüedades y libros.

9. Alucinar con los tesoros de la casa de Jim Thompson. Y no nos referimos solo a las piezas de su impresionante colección, porque los edificios son una maravilla en sí mismos. Fueron diseñados por el propio Thompson usando materiales recuperados de casas tradicionales de todo el territorio tailandés.

10. Hacer las mejores fotos de tu viaje en el mercado flotante de Damnoen Saduak. ¿A que es una de las cosas que más te ilusiona de tu viaje a Bangkok? No te culpamos, la energía de ese lugar es un verdadero imán para los viajeros occidentales. Visítalo en un tour para simplificar la visita al máximo y solo dedicarte a disfrutarla. ¡Te lo mereces!

Damnoen Saduak - Bangkok

11. Llegar hasta el fondo del caos en Chinatown. Esta parte de la ciudad encarna mejor que ninguna otra esa imagen de alegre caos que tenemos en mente cuando imaginamos Bangkok. Para hacer la experiencia completa, siéntate en Nai-Ek Roll Noodles: abrió sus puertas en 1960 y era visitado principalmente por inmigrantes chinos. Hoy es súper popular pero mantienen los buenos precios y la excelente comida.

12. Conocer el centro del universo en Wat Arun. El enorme prang principal del templo representa el Monte Meru, el centro del universo en el budismo. Te animamos a subir sus empinados escalones y disfrutar de las vistas a tu alrededor a más de 70 metros de altura. Es una verdadera maravilla observar el Chao Prhaya, el Grand Palace y Wat Pho desde allí.

13. Subir los 318 escalones del Monte Dorado para llegar hasta Wat Saket. Si estás en Bangkok en noviembre, no te pierdas la celebración de Loy Krathong, para la cual el monte se viste de colores. Simplemente espectacular.

14. Revivir la magnificencia del reino de Siam en Ayutthaya. La escapada es infaltable: para conocer los templos e imaginar cómo era el reino de Siam en su apogeo. Haz la visita junto a un guía que te lo explique todo.

Templos de Ayutthaya - Bangkok

15. Descubrir a la prima hermana de Khao San Road: Khao Rambuttri. También tiene puestos de comida y ropa, pero su ambiente es mucho más tranquilo y apacible. La preferirás con mucho a Khao San Road si no te sientes cómodo en las multitudes. Otro plan especial para los que buscan conocer el costado tranquilo de Bankok es…

16. Probar la mejor comida callejera en Soi 38 Sukhumvit. Allí encuentras un mercado nocturno con puestos de comida para todos los gustos. En un lugar techado y con baño. ¿Qué más se puede pedir?

17. Adentrarte en el barrio de Ari. Es uno de los nuevos barrios de moda en la ciudad, y tiene un ritmo muy sosegado, con bares y restaurantes en calles amplias delineadas por hileras de árboles. También hay espléndidas boutiques.

18. Tomar un trago con Bangkok a tus pies en el rooftop bar más famoso de Bangkok: Vertigo. Jamás un nombre estuvo tan bien puesto. Las vistas que tienes desde allí arriba son de las que te hacen correr un escalofrío por la espalda. Ver (y pagar) para creer. Los precios no son baratos, pero la experiencia lo vale.

19. Encontrar el mejor alojamiento en Bangkok. Si crees que todo el alojamiento en Bangkok en barato, piensa de nuevo, porque la ciudad también está preparada para el turismo de alto voltaje con increíbles hoteles 5 estrellas. Escoge tu opción ideal y reserva con tiempo para no perderla.

20. Descubrir la cara más auténtica de Bangkok con un paseo en barca por sus khlongs (canales). Intérnate en los más pequeños para descubrir una cara desconocida de la ciudad.

Paseo en barco por los canales

21. Comprar de todo en el MBK, el centro comercial más grande de Bangkok. Si amas dedicarle un tiempo a las compras en cada uno de tus viajes, no puedes dejar de visitar este lugar. Con productos originales y falsificaciones también.

22. Descubrir toda Tailandia en un día en la Ciudad Antigua. Es un parque en las afueras de Bangkok con 96 hectáreas en las que se recrean los principales edificios y estilos de vida de todas las zonas del país. Ideal para los que no tienen pensado seguir recorriendo Tailandia más allá de Bangkok.

23. Pasear por el mercado nocturno de Patpong. Es un clásico de Bangkok, no solo por el mercado en sí, sino por los ping pong shows que se ofrecen en la zona. Más allá de las consideraciones éticas y morales al respecto, es recomendable ir con cuidado porque la mayoría son estafas de alto calibre.

24. Hacerle frente al calor con una bebida refrescante. Singha y Chang son las cervezas más famosas. Foco es una popular marca de jugos enlatados, mientras que el té helado es la opción casera más popular. Está preparado generalmente con leche de coco o entera.

25. Vivir una noche de diversión en el Asiatique Night Market. Es un mercado, sí, pero muy al estilo occidental. Tienes restaurantes, elegantes pubs y hasta una bonita noria iluminada.

Asiatique Night Market - Bangkok