Puente sobre el río Kwai

La Segunda Guerra Mundial dejó profundas marcas en la región de Kanchanaburi, y el puente sobre el río Kwai es una de ellas. La novela de Pierre Boulle, llevada a la pantalla por David Lean, inmortalizó la historia del puente y la hizo conocida a nivel internacional. Hoy incontables viajeros visitan el puente a diario y el paseo se convirtió en un imperdible de los alrededores de Bangkok.

Mito y realidad

El puente sobre el río Kwai, tal como lo muestra la película, en realidad, nunca existió. El film, ganador de siete premios Oscar, recrea de manera libre un pasaje de la historia local. Puntualmente, el capítulo sobre la construcción del tren Tailandia-Birmania, que los japoneses utilizaron para fortalecer su posición en Birmania.

La película se hizo mundialmente famosa y los viajeros comenzaron a ir en busca del puente. Sin embargo, el puente no se encontraba sobre el río Kwai, sino sobre el río Mae Klong. En 1960, el gobierno local decidió renombrar un tramo del río como Kwai, dando nacimiento entonces al tan mentado “puente sobre el río Kwai”.

El puente verdadero

El puente que hoy puede verse es una estructura metálica que los japoneses desmantelaron en Java y volvieron a armar en la región de Kanchanaburi. Este puente convivía en la época de la guerra con otro de madera. Ambos fueron bombardeados en 1945. Solo el de metal fue reconstruido y llegó a nuestros días.

El puente es testimonio del llamado Ferrocarril de la Muerte, construido bajo el mando de los japoneses en 1942. La vía, de 415 metros, fue realizada por prisioneros de guerra en condiciones infrahumanas. Se calcula que la mitad de los trabajadores perdieron la vida debido al esfuerzo, el hambre, las golpizas y enfermedades.

¿Qué hacer en el puente sobre el río Kwai?

  • Recorrer el puente a pie. Puedes caminar por el puente y reflexionar acerca de los hechos que tuvieron lugar en la zona durante la Segunda Guerra. Por él todavía circulan trenes, por lo que es recomendable mantenerse en las plataformas laterales y no sobre las vías.

  • Subir al tren. Puedes dar un recorrido en el colorido tren y disfrutar las vistas de los paisajes rurales de Kanchanaburi.

  • Visitar el cementerio. Muy cerca del puente se encuentra el Kanchanaburi War Cementery, donde descansan los restos de miles de soldados aliados. El lugar es de acceso libre y gratuito.

  • Conocer el museo de guerra JEATH. Un poco más alejado del puente, pero junto al río, se encuentra este museo de guerra que expone fotografías y recrea las viviendas que habitaban los prisioneros de guerra durante la construcción del ferrocarril.

Puente sobre el río Kwai

Cómo llegar: 

Autobús: desde las terminales de autobús Norte y Sur parten autobuses hacia Kanchanaburi cada entre 15 y 30 minutos. El viaje toma entre 2 y 3 horas y tiene un precio de entre 70 y 120 THB.

Tren: tren 257 y 259 desde la estación de Thonburi. El viaje toma entre 3 y 4 horas y el precio es de 100 THB.