Guía de turismo y viaje de Río de Janeiro

Vista panorámica de Río y la Bahía de Guanabara

Atrapada entre el mar, el sol y las montañas, Río de Janeiro es llamada  “La Ciudad Maravillosa” por su belleza. Vital y optimista, ofrece una extensa lista de atractivos, entre ellos sus playas de arena blanca, el Pan de Azúcar, y el famoso Cristo Redentor, declarado una de las siete maravillas del mundo moderno.

Río de Janeiro, a pesar de ser una ciudad relativamente joven, conserva muchos edificios coloniales en algunos de sus barrios más emblemáticos, que a su vez contrastan con sus construcciones más modernas y con un mar tan azul que a menudo se confunde con el cielo carioca.

Las actividades que puedes realizar en Río incluyen aventura, relax, cultura y diversión. Escoge bien la zona donde vayas a alojarte, teniendo en cuenta los diferentes lugares de interés que planeas conocer.

Sus característicos “morros” (peñascos) cubiertos de vegetación salpican de verde el paisaje de la ciudad y ofrecen una opción diferente para quienes disfrutan del senderismo y la escalada, más alejados del bullicio de la ciudad.

Si visitas la ciudad en el mes de febrero tendrás la posibilidad de vivir el Carnaval de Río de Janeiro, una celebración mundialmente conocida, donde las calles se inundan de samba y caipiriña, y la ciudad se convierte en una fiesta de colores y diversión, dos cualidades muy arraigadas en el espíritu brasileño.

Te recomendamos... 

  • El Cristo Redentor, ubicado en el Cerro Corcovado a 710 metros de altura, es un símbolo indiscutible de la ciudad. Desde el año 2007 forma parte de las 7 maravillas del mundo moderno. Puedes visitarlo tanto de día como de noche y obtener vistas únicas de la ciudad de Río.
     
  • Las playas de Ipanema y Copacabana son las más importantes y exclusivas de la ciudad. No puedes irte de Río sin bañarte en sus aguas, o bien dar un paseo por su costa y ver el atardecer tomando una caipirinha.
     
  • Visita el cerro Pan de Azúcar y aprecia las mejores vistas de la Bahía de Guanabara, y las playas de Leme, Ipanema o Copacabana. Llegarás a la cima a bordo del "bondinho", un simpático teleférico que recorre 1.330 metros en 6 minutos.
     
  • Si quieres conocer la parte más histórica de Río, planifica un paseo por el barrio Santa Teresa. Está ubicado en lo alto de un morro (peñasco) y conserva numerosos edificios de la época colonial. Además cuenta con atractivos bares, restaurantes y tiendas de artesanías.
     
  • Las Favelas de Río de Janeiro son un icono de la ciudad. Se trata de asentamientos precarios donde viven las poblaciones marginales, y que han sido centro de operaciones del narcotráfico. Hoy se han comenzado a integrar al tejido social, al punto que algunas empresas organizan visitas guiadas para conocerlas por dentro.
     
  • El Jardín Botánico de Río es un área verde de 157 hectáreas que cuenta con más de 12 mil especies de plantas de todo el mundo. Además cuenta en su interior con un jardín japonés, laboratorios de investigaciones, cascadas, estatuas del siglo XVI y destacados monumentos.
Fútbol en playa de Río al atardecer