Menorca

Menú

Ibiza

6

tours en Menorca desde

Ver todos

Se la conoce como una de las islas con mayor vida nocturna de las Baleares pero Ibiza es mucho más que fiesta.

Desde Menorca puedes llegar a Ibiza pero debes planear el viaje con antelación, los transportes entre las islas no son su fuerte, por eso es mejor que te informes primero.

Si quieres tener una panorámica de Ibiza antes de lanzarte a viajar y para que entiendas la singularidad de la isla, te contamos su historia y los lugares principales que no deberías perderte.

Breve historia de Ibiza

A diferencia de Menorca, en Ibiza no encontramos restos de época talayótica. Sí sabemos en cambio, que fue habitada durante el 2000 a. C. y se han hallado dibujos rupestres en la cueva de Ses Fontanelles, también conocida como Sa Cova des Vi (cueva del vino).

Se han hallado vestigios de las culturas fenicia y púnica, debido al comercio marítimo. Parece que la isla era un lugar estratégico en las rutas comerciales.

Tanto Ibiza como Formentera recibieron por parte de los griegos el nombre de Islas Pitiusas (debido a los pinos que había en ellas), aunque se cree que aquellos nunca llegaron a establecerse como población en ninguna de ellas.

La isla fue poblada por los cartagineses que fundaron la ciudad el año 654 a.C. y la denominaron Ibosim. Ellos fomentaron el uso comercial del puerto y la explotación de las salinas.

Tras las guerras púnicas Roma vencería a Cártago y con su llegada a Ibiza, los romanos hicieron crecer la producción de lana, higos, vino y sal, propios de la isla.

Después de los romanos se cree que Ibiza fue conquistada por los vándalos y los bizantinos. A su paso durante el siglo VI y VIII, el Imperio Bizantino dejaría el sistema de regadío y de rotación de las cosechas.

El año 902, los árabes conquistaron la isla y se asentaron en Dalt Vila, el casco antiguo de la capital. En el siglo XIII la isla queda en manos de la Corona de Aragón y es incorporada después al Reino de Mallorca.

Los siglos XVI y XVII de la isla son conocidos como la época de su decadencia, sobre todo debido a los ataques de piratas y a las consecuencias políticas y sociales que tuvo en la isla la Guerra de la Sucesión Española.

El aumento de la población, pero la falta de recursos económicos, sumió a la isla en un estado de empobrecimiento y casi parálisis a lo largo del siglo XIX. Por eso muchos isleños emigraron a países latinoamericanos como Cuba.

Durante los años 60 y 70 fue destino clave de la cultura hippie. Y, a partir de esos años, la explotación turística fue creciendo considerablemente hasta nuestros días.  

Qué ver en Ibiza

  • Ibiza ciudad: alegre y muy dinámica, una de las visitas excepcionales de la capital es Dalt Vila, el casco antiguo, lleno de callejuelas adoquinadas y amurallado. Allí encontraremos edificios emblemáticos como la Catedral de la Virgen de las Nieves, el Ayuntamiento y unas vistas impresionantes. Si queremos conocer la vida nocturna, lo mejor es ir al puerto deportivo.
  • Calas y playas: Ibiza no es solo fiesta y así lo demuestras sus preciosas calas y playas de aguas cristalinas. Las hermanas Cala Salada y Cala Saladeta de arena tostada y no urbanizadas son de las preferidas. Como playa extensa y con servicios de todo tipo, la Cala de San Vicente. Y cerca de Sant Antoni, sin duda, Cala Conta o Comte
     
  • Sant Antoni de Portmany: es una amplia bahía situaba en la zona oeste de la isla y por ello uno de los destinos más aclamados por los viajeros que visitan la isla. Desde allí se pueden disfrutar los mejores atardeceres de Ibiza y pasear por su largo paseo marítimo. Si también queremos conocer la vida nocturna es un buen sitio, sobre todo los meses de verano que se llena de jóvenes en busca de fiesta.
     
  • Cueva Can Marçà: una cueva de miles de años que se encuentra en el Port de Sant Miquel y donde podremos disfrutar de las vistas desde el acantilado y de las hermosas estalactitas, estalagmitas y columnas creadas en su interior.
Ibiza

Cómo llegar: 

Avión: desde el aeropuerto de Mahón hasta el aeropuerto de Ibiza opera Iberia, pero no opera cada día con vuelos directos. Otra opción es hacer escala en Mallorca.

Ferry: no existe la opción de llegar en ferry directo sin pasar por Palma de Mallorca. Podrás hacerlo con la compañía Trasmediterránea–acciona.

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.