Guía de turismo y viaje de Mallorca

Catedral de Palma de Mallorca

Mallorca es la isla de mayores dimensiones de las Baleares, un archipiélago conformado ésta y otras islas: Menorca, Ibiza y Formentera. Antaño se le conocía como la isla de la calma por su ambiente sosegado, y en la actualidad, aunque sigue siendo una isla tranquila, es un destino turístico muy importante a nivel nacional e internacional.

La capital de Mallorca es Palma de Mallorca, una ciudad y municipio que, ubicada en la parte occidental del mar Mediterráneo, destaca por su belleza, su historia, su arquitectura y el sinfín de actividades que puedes hacer en ella.

Uno de los puntos más destacables de Mallorca es su diversidad de paisajes y contrastes. A lo largo de la isla, podrás encontrar desde grandes hoteles de lujo con accesos a calas y playas fantásticas, a pueblecitos recónditos con una tradición y encanto muy particular.  

Mallorca es uno de esos lugares que derrocha energía y belleza gracias a sus montañas, sus playas y municipios. Para el pintor Joan Miró, era la luz del Mediterráneo, y para los amantes del senderismo y el montañismo, es un escenario ideal en el que la verticalidad de los acantilados de la piedra caliza de la Tramuntana, se integra con la sinuosidad de sus calmadas aguas cristalinas.

El viajero que va a Mallorca, acaba irremediablemente dejándose seducir por las raíces culturales de los municipios rurales de la isla, por sus bucólicos paisajes con olivos, algarrobos o almendros que se despliegan hacia la infinidad del horizonte, o por las fiestas de pueblos que ofrecen una genuina visión sobre la vida insular.

El único riesgo que corres si viajas a Mallorca, es el de enamorarte perdidamente de una isla sin igual.

A continuación encontrarás una lista con las secciones más importantes de esta guía que te ayudarán a organizar y planificar tu viaje a Mallorca al detalle: 

Te recomendamos... 

  • No te pierdas las cuevas del Drach. Si te gusta la espeleología, no pueden faltar, en tu lista de cosas que hacer, estas cuevas que presentan un desarrollo horizontal cercano a 1200 metros de longitud y una profundidad de 25 metros. En ellas, se esconde un lago subterráneo lleno de misterio.
     
  • Pasea por Palma de Mallorca. Piérdete por la capital y déjate embaucar su cultura, su vida nocturna y su gastronomía. El centro de la ciudad es un entramado de calles preciosas donde podrás respirar la historia al instante. En el casco antiguo, podrás también ser testigo del esplendor de la Catedral de Palma de Mallorca y su arquitectura gótica.
     
  • Ve a sus mejores calas. Mallorca destaca por sus costas y sus calas de aguas cristalinas, donde podrás tomar el sol, relajarte en su suave arena en entornos completamente naturales, y bordear sus rocas practicando snorkel. Algunas, como Caló del Moro o Cala Llombard, son auténticas maravillas.
     
  • Visita el Castell de Bellver. Se encuentra en la Bahía de Palma y se trata de un castillo de estilo gótico que se encuentra a 112 metros sobre el nivel del mar y que ofrece unas vistas increíbles a la ciudad y a Mallorca en general.
     
  • Visita los pueblos más encantadores de Mallorca. Te recomendamos que vayas a ver el pueblo de Valldemossa, Formentor o Sóller. Recuerda que siempre puedes contratar un tour para dejar el traslado de ida y vuelta resuelto. 
Cala Sa Calobra