Mallorca

Menú

Itinerario y ruta de 2 y 3 días por Tenerife

Si estás pensando en disfrutar de unas merecidas vacaciones por Mallorca, pero no tienes mucho tiempo, ten en cuenta que siempre puedes ver la isla en 2 o 3 días y llevarte una panorámica más que digna sobre ella.

Aunque lo ideal es visitar Mallorca con tiempo suficiente para conocer sus joyas, es un destino que encaja perfectamente con la idea de viaje exprés o de fin de semana.

Día 1 – Palma de Mallorca

El primer día de viaje en Mallorca podrías dedicarlo a conocer los atractivos turísticos más interesantes de la capital.

Palma de Mallorca es un lugar muy apreciado por los turistas debido a múltiples factores: su clima, su buena gastronomía, sus playas, su arquitectura, etc., todo, en Palma, está pensado para que te dejes llevar por la magia de un entorno inigualable.

Lo primero que puedes hacer es ir a desayunar a Ca’n Joan de S’Aigo de en la calle Sanç 10. Aquí probarás las mejores ensaimadas mallorquinas en un establecimiento que fue fundado en el año 1700 y que es un clásico de la ciudad.

No muy lejos, a tan solo 8 minutos a pie, se encuentra la Catedral, también conocida como ‘La Seu’. No dudes en visitarla y maravillarte con su estilo gótico. Cerca, se encuentra en Palacio Real de la Almudaina.

La visita por Palma de Mallorca podría continuar yendo a conocer los antiguos Baños Árabes de la ciudad y entender así la presencia musulmana en la isla, así como la razón de ser de este lugar tan simbólico e importante para esta cultura.

Después de un buen almuerzo en algún restaurante local, puedes dar un paseo por el puerto y maravillarte con el azul del infinito y los yates y barcos atracados en el muelle.

Desde aquí, puedes tomar el autobús 102, 104, 107 o 111 para visitar el Castillo de Bellver, déjate seducir por las fantásticas vistas en panorámica que ofrece al horizonte. Aunque la distancia desde el puerto no es muy grande, y podrías llegar en 20 minutos caminando si lo deseas.

Catedral de Mallorca

Día 2 – Playas y calas de Mallorca

El segundo día puedes dedicarlo a conocer algunas de las mejores playas de Mallorca y dejarte embelesar por su belleza y comodidades. En el término municipal de Santanyí se encuentran algunas de las playas y calas de Mallorca más interesantes, como por ejemplo Es Caló des Moro, uno de los enclaves turísticos más impresionantes de la isla.

No olvides que la gran mayoría de calas de Mallorca son vírgenes o casi vírgenes, por lo que es conveniente llevar todo lo necesario para pasar el día: agua, comida, toallas, protección solar, sombrillas, y gafas de bucear para practicar snorkel y disfrutar de un fondo marino increíble.

No te pierdas, por esta zona, las famosas cuevas del Drach, son una maravilla por la compleijidad de sus estalactitas y estalagmitas. 

Coves del Drach - Mallorca

Día 3 – Sóller, Pollença y Alcudia.

El tercer día puedes dedicarlo a visitar algunos de los municipios y localidades más particulares de Mallorca.

La primera parada puedes hacerla en Sóller, donde podrás subirte al mítico tren de madera que data del año 1912 para ir al puerto y disfrutar por el camino de unas maravillosas vistas a la Sierra de la Tramontana. No olvides pasear por el centro y conocer sus iglesias y atractivos turísticos más importantes.

La segunda parada puedes hacerla en Pollença, un municipio donde podrás ser partícipe de playas increíbles y de monumentos históricos como la capilla del Calvario o la Plaza Mayor. A tan solo 12 km de Pollença se encuentra Alcudia, otro municipio muy pequeño donde podrás conocer la antigua ciudad romana de Pollentia, un puerto maravilloso y playas inigualables.

Sóller - Mallorca

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.


7

tours en Mallorca desde

Ver todos