Mallorca

Menú

Qué visitar en Mallorca: 10 lugares imprescindibles

¿Sabías que para Joan Miró la isla de Mallorca es la luz pura del Mediterráneo? Muchos otros artistas han buscado refugio e inspiración en esta isla que, para los excursionistas y viajeros ávidos de naturaleza y pueblos de interior, es un paraíso terrenal.

Mallorca es una isla con playas y calas de aguas cristalinas, con pueblos serranos arraigados a su tradición y raíces, y dedicados al cultivo de olivos, algarrobos o almendros. Mallorca es también el sinónimo de la vida en la costa, del sabor del mediterráneo y de atardeceres maravillosos desde la Sierra de la Tramontana y sus acantilados.

No te pierdas todo lo que puedes hacer y ver en Mallorca después de conocer sus imprescindibles. Recuerda que para conseguir verlos todos, lo ideal será que alquiles un coche en la isla para moverte por ella.

1. Palma de Mallorca

La joya de la corona en la isla de Mallorca, para muchos, es su capital. Es aquí donde se encuentran la gran mayoría de atractivos turísticos en su casco antiguo, con sus callejuelas estrechas y un trazado medieval.

La Catedral de Mallorca, el Castillo de Bellver o el Palacio de la Almudaina, son algunos de sus monumentos históricos más interesantes, al igual que la zona del puerto o los barrios del Borne o Es Jornet. No te pierdas la oportunidad de pasear por estas áreas de la ciudad y acabar por el antiguo barrio judío admirando las fachadas de edificios como el Ayuntamiento, que son una maravilla. Visítalas comiéndote alguna ensaimada de alguna panadería local, lo disfrutarás.

¿Sabías qué?

La catedral de Mallorca tiene el rosetón más grande del mundo con 13 metros de diámetro, de ahí que se le conozca como el ojo del gótico. Además, está compuesto por más de 1.236 cristales. 

Palma de Mallorca tiene también una ajetreada vida nocturna que te recomendamos que vivas visitando sus restaurantes, terrazas, discotecas y bares más emblemáticos y animados.

Vistas a la Catedral - Palma de Mallorca

2. Cuevas del Drach

Las Cuevas del Drach son uno de esos lugares que no puedes perderte si algún día aterrizas en Mallorca. Te explicamos por qué: estas cuevas son verdaderos tesoros escondidos con estalactitas y estalagmitas que se han ido creando a lo largo de millones de años, conformando una estampa surrealista por sus intrincadas formas que tanta admiración causan a los amantes de la espeleología.

Ve a las cuevas y pasea por su interior, observa sus lagos subterráneos de agua dulce y salada, y maravíllate dentro de un entorno tan mágico como increíble. La forma más práctica y fácil de hacerlo, con el fin de ahorrarte las colas y asegurarte la entrada, es con un tour guiado en español.

Cuevas del Drach - Mallorca

3. La Tramontana

La Tramontana es la sierra principal de las Baleares y el escenario donde se encuentran algunos de los pueblecitos más bonitos de la isla de Mallorca. Recorre toda la parte norte de la isla, aunque es difícil conocerla entera, por lo que te recomendamos que escojas los municipios de Valldemosa y Soller, dos de los más particulares y encantadores.

El Puerto de Soller, con sus casitas y barcas salpicando los muelles, es de cuadro, así como el tranvía que llega al puerto desde el pueblo de Sóller. Por otro lado, el pueblo de Valldemosa, ubicado a 436 metros de altura sobre el nivel del mar, y su particular arquitectura, constituye una de las estampas más bonitas de la isla si eres un amante empedernido de la naturaleza.

Si buscas otras opciones, Andratx es otro precioso pueblecito enclavado entre el mar y la montaña que no te dejará indiferente. Encuentra en este post los mejores destinos para visitar en la Sierra de la Tramontana.

Sierra de la Tramontana - Mallorca

4. Playa de Es Trenc

Si tuviéramos que escoger una playa de Mallorca, nos quedaríamos con la Playa Es Trenc. Su agua es cristalina y calmada, su arena es fina y cómoda, y se encuentra en un entorno natural con pinos y salinas, es decir, ¡esta playa lo tiene todo! Además, dispone de servicios básicos como parking, zona de aseos y hasta un chiringuito para, por qué no, tomarte un buen cóctel mientras te relajas viendo ese azul claro abriéndose camino hacia el infinito.

No pierdas la oportunidad de ir a esta playa, especialmente si viajas a Mallorca con niños. Ten en cuenta que en verano las temperaturas son altas y deberás tomar precauciones: crema solar, gorros y gafas de sol. Echa un vistazo a este post de nuestra guía donde te hablamos de todo lo que tienes que tener en cuenta para disfrutar de un día de playa en Mallorca.

Playa de Es Trenc - Mallorca

5. Sóller

Llegó el momento de hablar de Sóller. Aunque lo hemos mencionado en el punto de la Sierra de la Tramontana, es necesario dedicarle un apartado exclusivo a este maravilloso pueblo. ¿Por qué? Pues por una serie de razones evidentes: su casco histórico, con la Iglesia de San Bartolomé alzándose imponente con su fachada barroca y su campanario neogótico, sus calles con casas modernistas y su maravilloso tranvía que te lleva en un viaje de fantasía hasta el Puerto de Sóller. Sobran los motivos, ¿no crees?

Si quieres visitar Sóller y su puerto cómodamente, con traslado incluido y un guía hispanohablante que te explique la historia del lugar, del tranvía, del puerto y mucho más, contrata un tour que además te llevará al pueblo de Valldemosa, otra de las maravillas que han nacido sobre el paraíso de la Sierra de la Tramontana.

Puerto de Sóller - Mallorca

6. Fornalutx

Este pueblo limita con Sóller y, para empezar fuerte, diremos que está considerado como uno de los pueblos más bonitos de España. Está formado por casitas de piedra con tejados rojizos, grandes fincas y campos con árboles frutales que le dotan de esa imagen tan especial que todo el mundo imagina cuando le dicen: pueblecito con encanto.

Y es que Fornalutx siempre ha ido modernizándose al frenético ritmo al que gira la Tierra, pero sin perder un ápice de su encanto original, y eso es digno de admiración. Todavía lo mantiene todo intacto: sus adoquines, sus fachadas antiguas llenas de frondosas flores y, lo más importante, su personalidad.

Pasea por el pueblo, visita la Plaza de España, ve a la playa y haz una visita al huerto de la Ecovinyassa. No te vayas de ahí son tomarte un zumo de naranja recién exprimido, es probable que ese zumo te traslade a la felicidad del aquí y ahora, te recuerde lo poco que echas de menos la oficina y por qué merece tanto la pena irse de vacaciones.

Fornalutx - Mallorca

7. Caló des Moro

Si buscas una playa original y apacible, ve a Caló des Moro. Parece una piscina natural porque se esconde entre dos paredes naturales ideales para hacer snorkel. A lo largo de ellas, encontrarás cuevas de todos los tamaños, con fondos cristalinos debido a su arena blanca y fina.

Al tratarse de un auténtico paraíso natural y ser muy pequeña, en verano suele haber poco espacio para acomodarse en ella, por lo que te recomendamos que vayas con suficiente tiempo para escoger un buen lugar cerca de la arena o una roca.

Consejo

Ten en cuenta que no hay servicios de ningún tipo alrededor, por lo que te sugerimos que lleves tus snacks, agua, y demás, en tu mochila. No lleves contigo objetos de valor para poder nadar tranquilamente por este fabuloso enclave natural sin tener que llevarlos al agua o dejarlos en la toalla solos.

Caló des Moro - Mallorca

8. Deià

Este pueblo está ubicado en la costa oeste de la isla, abrazado por la Sierra de la Tramontana. De ahí que sus vistas tanto a la playa como a la montaña sean una maravilla.

Deià, más allá de ser otro de los pueblos más bonitos de España, es un punto de partida a senderos y bosques que ofrecen unas vistas inigualables al mediterráneo. Si disfrutas del trekking, te sugerimos que tengas en cuenta un paseo por sus alrededores.

Cuando llegues al pueblo de nuevo, pasea por el interior y déjate seducir por el aroma de sus plantas, sus puentecitos y casitas encaladas, y, por último, sus playas, ubicadas a unos 20 minutos caminando. ¿Qué más se podría pedir?

Deià - Mallorca

9. Cala Pi

La Cala Pi es otra alternativa para vivir una experiencia increíble en Mallorca. Dale sentido al verano y disfruta de la calma y la tranquilidad de un día soleado en este paraíso natural con agua cristalina y arena blanca, practicando snorkel todo el día. Esta playa no tiene servicios, por lo que, tal y como comentábamos en el apartado de Caló des Moro, te sugerimos que te lleves todo lo que necesitas en tu mochila.

No muy lejos, a tan solo 5 km, se encuentra un asentamiento de la Edad de Bronce llamado Capocorb Vell que te sugerimos que vayas a ver para entender el pasado más remoto de la isla. No es una playa accesible, por lo que no se la recomendamos a personas con movilidad reducida.

Cala Pi - Mallorca

10. Pollença

Pollença es un rincón de Mallorca que es muy conocido por ser el lugar donde descansó Winston Churchill y en el que se inspiró Agatha Christie para escribir alguna de sus novelas. Pero más allá de esto, esta localidad es un crisol de experiencias maravillosas que tienen que ver con su gastronomía típica de Mallorca, sus calas paradisíacas o la belleza de un pueblo con plazas y capillas encantadoras. 

Te recomendamos que vayas a alguna de sus playas, que te acerques a las Cuevas de l’Alzineret, que son un conjunto de habitáculos pretalayóticos construidos alrededor del 1.600 a. C., y a su pintoresco pueblo rodeado de casitas de pescadores, restaurantes, bares y un excelente paseo marítimo.

Pollença - Mallorca

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.


7

tours en Mallorca desde

Ver todos