Mallorca

Menú

Restaurantes de Mallorca

Es probable que, en tu viaje a las Baleares, mientras descubres los principales qué ver de Mallorca, y a medida que pasan las horas, se te levante el apetito sobremanera y pienses en sentarte cómodamente en un restaurante, mirar la carta y escoger alguno de sus mejores platos.

La gastronomía mallorquina se basa en productos frescos que vienen de la huerta y la granja, así como en pescados muy frescos. La dieta de los mallorquines es puramente mediterránea, aunque con toques muy particulares que la convierten en algo único.

Mercado de Mallorca

Por otro lado, las llanuras de Mallorca regalan a sus habitantes huertos muy fértiles que proveen hortalizas, verduras y cereales para toda la región.

A continuación, te enumeramos los platos típicos de Mallorca que tienes que probar sí o sí en tu visita a la isla:

Tumbet

El tumbet es uno de los platos más famosos que ya hacían los agricultores mallorquines antaño. Se trata de una receta que es ideal para vegetarianos, puesto que está elaborado básicamente con verduras (berenjenas, patatas, tomates, ajos, pimientos), aunque también se sirve mucho como acompañamiento para carnes o pescados.

En el restaurante Ca na Joana (Camí dels Reis, 2, 07015 Palma), encontrarás un tumbet excelente a muy buen precio, así como otras especialidades deliciosas, como los caracoles a la mallorquina.

Frito Mallorquín

El frito mallorquín es una de las mayores exquisiteces de la cocina de Mallorca. Es una de las recetas más antiguas, elaborada a base de carne magra, ya sea de cordero o cerdo, hígados, patatas, cebollas guisantes, pimientos rojos, ajos, hinojo, aceite y sal.

El Celler Sa Prensa (Plaça del Bisbe Berenguer de Palou, 8, 07003 Palma), es un restaurante local ideal para probar el frito entre otros platos, y acompañarlos con un buen vino de la tierra.

Sobrasada

La sobrasada es un embutido crudo que se elabora con carne de cerdo, pimienta negra, pimentón y sal. La maduración del embutido es lenta, y el sabor es muy característico, tanto, que se ha convertido en un icono indiscutible de la gastronomía mallorquina, de ahí que también aparezca en otros platos típicos, como el arroz brut, o simplemente, se sirve con una tostadita y un poco de miel.

La mejor sobrasada de Mallorca la probarás yendo a sus mercados, como por ejemplo el de El Olivar, y mira siempre que el cerdo sea negro, y que haya pastado en libertad. La sobrasada es de mayor calidad cuando reúne ambas características.

Coca de trampó

Los hornos de Mallorca son testigos de uno de los mejores platos de España entera: la coca de trampó, que es como una pizza elaborada a base de tomates, pimientos, cebolla, pimentón, aceite de oliva y sal. Es común tomarla como aperitivo y como entrante.

Empanadas mallorquinas

Son muy típicas en Semana Santa, aunque se consumen todo el año. Las podréis encontrar en todos los hornos desde horas tempranas en la mañana. Y la variedad es inmensa: las hay de cordero, de cerdo, de pollo, de verduras, etc.

Empanada mallorquina

Ensaimada

La ensaimada es uno de los dulces que mejor custodia Mallorca desde el año 1996. Se elabora a partir de una masa azucarada de harina, huevo, agua y manteca de cerdo. Cuando se fermenta y hornea, se puede dejar tal cual o rellenar con cabello de ángel, aunque también las hay con nata, chocolate, crema de almendras o crema. También lleva azúcar glas espolvoreado. Sin duda, una perla gastronómica que se ha convertido en un icono del lugar.

 

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.


7

tours en Mallorca desde

Ver todos